Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Forfeit en el Mundial, federaciones paralelas… ¿qué ocurre con el softbol venezolano?

portadavolei)

Este viernes, la selección masculina de softbol dio forfeit en su primer choque del Mundial de la disciplina, disputado en Canadá. ¿La razón? Retrasos en el visado y falta de boletos para trasladarse a la sede de la contienda. De quién es la responsabilidad, no es claro. El ente local que rige a este deporte tiene dos federaciones paralelas; una apoyada por Mindeporte, y otra con el respaldo de asociaciones “ilegítimas” según el IND

“Es objetivo y estratégico para nosotros, sostener la preparación y el apoyo a la selección masculina de softbol pensando en los Juegos Panamericanos de 2019“, afirmaba Pedro Infante, ministro del deporte, durante el abanderamiento de la selección de cara al Mundial de Softbol, que se disputará en Whitehorse, Canadá, hasta el 16 de julio. Aparentemente, la intención no alcanzó. Venezuela perdió por forfeit su primer encuentro ante Japón, este viernes, tras no contar con un equipo completo para enfrentar a la novena nipona.

El combinado nativo, que debió viajar el miércoles según la planificación del máximo ente rector, sólo logró trasladar, a tiempo para el encuentro, a ocho jugadores, el jueves. El resto, otros siete, se quedó varado en Aruba. ¿Por qué el equipo viajó fraccionado y por rutas distintas? ¿Por qué no había boletos para ir a un mundial al que estaban inscritos desde hace aproximadamente un mes? Por problemas logísticos, alegan los integrantes del seleccionado.

“Lo que pasó es que no consiguieron los pasaportes con tiempo, por la cuestión de la visa, que se tardó. También se atravesó un día de fiesta en Canadá, que terminó de empeorar todo. Los pasaportes llegaron tarde y se perdió la reserva de pasajes que se tenía. Han tenido que irse por partes”, aseguró al programa radial Los Olímpicos Ramón Jones, pitcher del conjunto, quien no pudo asistir al compromiso por lesión. “Es grave porque empezaron perdiendo de una vez”.

La visa a la que se refiere el serpentinero es la canadiense. El país norteamericano exige un trámite especial para el ingreso al país. Pero este requisito no es nuevo para la directiva del ente venezolano. Las oficinas consulares de Canadá se retiraron de tierras criollas desde hace cuatro años, por lo que los requisitos deben enviarse a su servicio diplomático a través de México. Una vez verificados los requerimientos, se procede a devolver, por encomiendas privadas, los pasaportes con las visas selladas.

“Las visas canadienses apenas se las dieron el martes. La nueva directiva prometió villas y castillos, aviones con pepitas de oro, y mira donde está parada la selección, tercera del mundo, cuando el resto de las selecciones ya están allá”, declaró a El Estímulo un familiar de un integrante del equipo, tras confirmarse el forfeit de la selección nacional. La fuente, que prefirió no revelar su nombre, afirma, además, que las condiciones bajo las que viajó el equipo fueron degradantes.

banderavoleibol)

“Para Yukón hay vuelo cada dos días. El primer grupo pudo viajar por vuelo chárter, porque alguien prestó un avión. Iban como sardina en lata, hasta sentados arriba de las maletas, y casi pierden el vuelo de Panamá a Toronto, porque estaba sobrevendido”, relata. “Lo que vivieron es delicado. Van a jugar por el honor, por el respeto que le tienen al país y el deporte. Pero van con desánimo. En Toronto les tocó dormir en el suelo. Es más, la única comida buena que tienen es el desayuno del jueves. Argentina salió el lunes y llegó el miércoles, con sus vuelos organizaditos y sin problemas. Imagina cómo fue el viaje de Venezuela, que tenía que salir el miércoles y viajó el jueves, con esta desorganización”.

La asistencia de Venezuela al compromiso fue coordinada por María Soto, quien es reconocida por Mindeporte como presidenta de la Federación Venezolana de Softbol. Alfonso Bueno, quien fue electo también como presidente del ente, apenas tres semanas antes que Soto, fue severamente cuestionado tras retirar al combinado del Mundial, poco más de un mes antes de su inicio.
En su momento, el dirigente argumentaba que, ante la situación de dirigencias paralelas e incierto apoyo económico para la selección, consideraba apropiado el retiro de Venezuela de la justa, pues, de inscribirse y no asistir podrían afrontar una suspensión de dos años de cualquier evento internacional, que habría sido faltal para los intereses del equipo, sobre todo del femenino, que ya tiene cabida en el ciclo olímpico para Tokio 2020.

Inversión Vs. realidad

Las precariedades vividas por el combinado parecen ser parte de una cadena de cuestionables decisiones, en torno a esta disciplina. El deficiente fogueo del equipo vaticinaba un escenario difícil para para el seleccionado. “Tuvimos el apoyo del Ministerio para las prácticas, aquí en Venezuela, pero el entrenamiento no fue muy bueno con respecto a otros países, que tuvieron preparación internacional”, afirmaba Jones, tras el abanderamiento. “Nosotros no jugamos con equipos de nivel. Eso va a ser un problema para Venezuela”.

El conjunto tenía previsto llegar a Canadá el 1° de julio, donde tendrían encuentros amistosos contra los locales, Australia y República Dominicana. Esto tampoco se cumplió.

“No hemos tenido más competencia internacional desde el Panamericano del 2015, desde ahí prácticamente hemos tenido un año sabático donde no hicimos nada”, apuntaba el lanzador, en una entrevista para el diario zuliano Versión Final, semanas antes del Mundial.

En contraste, la Agencia Venezolana de Noticias publicaba en su portal, el 4 de julio, una nota de prensa donde se asegura que Mindeporte invirtió 84 millones de bolívares en la preparación del combinado nativo, desarrollado en Vargas, Carabobo y Distrito Capital. YVKE Mundial agrega en su portal web que el Ejecutivo autorizó también 110 mil dólares para el traslado de los jugadores. Atribuyen ambas afirmaciones al actual ministro, Pedro Infante.

El equipo de El Estímulo intentó comunicarse vía telefónica con el rector del despacho, para verificar ambas versiones. No se obtuvo respuesta.

Una federación, dos presidentes

Bueno fue electo presidente de la Federación Venezolana de Softbol el 13 de mayo, de este año, en Carabobo. Soto fue electa presidenta del mismo ente, el 9 de junio, en las instalaciones del Instituto Nacional de Deportes. La plancha de la ex capitana de la selección nacional es reconocida por Mindeporte; la de Bueno tiene el respaldo de 16 asociaciones que, en su mayoría, son tildadas de ilegales por el despacho que preside Pedro Infante.

“No puede haber injerencia política en el deporte. Nosotros somos un ente de carácter privado. Pedro Infante se quitó la careta y Alejandro Terán es su operador político. Ellos quieren manchar el softbol, y no lo vamos a permitir”, declaró a El Estímulo Alfonso Bueno, quien fungía como presidente del ente desde marzo de 2015, tras el fallecimiento de su dirigente Jesús Suniaga, en diciembre de 2014.

“Armaron un parapeto y pusieron a votar a puros atletas retirados. Esta situación la vamos a denunciar ante las autoridades internacionales. No permitiremos que el Instituto Nacional de Deportes se inmiscuya en el softbol venezolano. Su función es la de revisar los eventos electorales después de su realización, no antes. Pero ellos quieren manejar los recursos y ser hasta novios de la madrina. Más ahora que la disciplina entró en el programa para Tokio 2020″.

Bueno denuncia que el despacho intentó negociar con él previamente, sin frutos. “Ellos (IND) querían que les diera la mitad de la federación, como si fuese una torta. Pero no lo hicimos. Tenemos un compromiso con el sano desarrollo del deporte, sin injerencia política”. Asegura que la federación internacional tendrá la última palabra. “Aquí es fundamental la posición del Comité Olímpico Venezolano, que reconoce a las federaciones una vez que son avaladas por la federación internacional. No vamos a tirar la toalla, porque estamos del lado correcto”.

Durante el proceso electoral de Fevesoftbol, el IND desconoció la plancha de Alfonso Bueno, por considerar que su postulación no se ajustaba a las providencias emitidas por el ente, donde se exhortaba a los entes nacionales a reestructurar sus reglamentos electorales. No obstante, el dirigente cuenta con el respaldo de 16 asociaciones: Aragua, Anzoátegui, Barinas, Guárico, Mérida, Portuguesa, Zulia, Lara, Carabobo, Trujillo, Yaracuy, Bolívar, Distrito Capital, Sucre, Mongas y Falcón, quienes se pronunciaron a su favor el pasado 16 de junio.

“Tal reconocimiento, se basa en que el proceso electoral cumplió con todos los requisitos establecidos en la Ley Orgánica de Deporte, la Actividad Física y Educación Física, su Reglamento Parcial Número 1 y los Estatutos que rigen nuestra Federación; y así mismo la Asamblea General Eleccionaria contó con la activa participación y representación de las Asociaciones, comisiones de atletas, comisiones de entrenadores y comisiones de árbitros del país, tal como lo establece la legislación deportiva venezolana y los Estatutos de la Federación Venezolana de Softbol”, rezaba el comunicado.

Sin embargo, es en este mismo marco legal que María Soto argumenta la defensa de su elección. “Las asociaciones son las que tienen el poder de reconocer el proceso eleccionario, pero sólo 7 de estas 16 asociaciones son reconocidas por el Instituto Nacional de Deportes. Sus estatutos nunca fueron ajustados. Bueno argumenta su elección en el reglamento de la federación, como una especie de poder supra. No es así. Este reglamento no puede estar sobre la Ley Orgánica del Deporte y su Reglamento Parcial Número 1. Los estatutos de los que él habla violan la ley”, afirma la ex capitana de la selección nacional.

“Previo a las elecciones, ambos procesos fueron llevados al IND. A él se le informó que no podía postularse porque su junta reorganizadora no tenía validez. No ha existido injerencia, pero nosotros (su plancha) nos ajustamos a la ley y él no”.

Soto asegura que, pese a ser reconocida por Mindeporte, aún espera la providencia donde se oficialice su elección. “Yo todavía no soy presidente. Ambos procesos están en consultoría jurídica. Ellos dirán cual procedimiento es el correcto. La federación internacional está a la espera de la decisión del directorio”.

Refuta la defensa de Bueno. “Él no puede apoyarse en la autonomía de la federación, porque no se autogestiona. En esto ha faltado un poco de mano dura”, opina. Afirma que se habría medido contra el dirigente. “Queríamos un proceso democrático y protagónico. Somos gente de deporte, y deberíamos competir sanamente”.

No obstante, trascendió que pese a la intervención de directivos de otras federaciones, el ministro Infante —cuyo despacho aún presidía Mervin Maldonado para la fecha de los comicios— insistió en legitimizar únicamente el proceso liderado por la ex jugadora.

Escurriendo el bulto

¿Sobre quién recae la responsabilidad del forfeit de Venezuela en Whitehorse? ¿Sobre las federaciones paralelas, o sobre un ministerio que tiene monopolizado los recursos, supervisión de procesos eleccionarios e inversión? Lo cierto es que la ausencia del seleccionado en su primer encuentro, se suma a la del combinado criollo de voleibol en la Liga Mundial, y a la de la esgrima en el Campeonato Panamericano. Las tres en menos de un mes.

Esta vez, los afectados fueron los integrantes de un deporte que desde 2010 sólo ha conseguido resultados positivos para el país: subcampeones en los Juegos Panamericanos de 2015, campeones en los Centroamericanos y del Caribe en 2010 y 2014, y plata y bronce en los Mundiales de 2013 y 2015, respectivamente.

Pese a su palmarés, este sábado debieron asumir una tabla de clasificación donde se ubicaban últimos, con siete carreras en contra sin haber jugado (por el forfeit contra Japón). El equipo se completó con el traslado de tres de los cuatro lanzadores de la selección, de forma expedita, quienes en menos de una hora entraron al terreno para vencer por 35-0 a Turquía.

Pero el calvario no termina. Los cuatro jugadores restantes viajan desde Aruba a Vancouver, con cuatro conexiones, para luego volar hasta Whitehorse.