Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Foro Penal denuncia que hay 93 presos políticos en Carabobo

Foro Penal
24/04/2019
|
FOTO: TIBISAY ROMERO

El coordinador del Foro Penal en Carabobo, Luis Armando Betancourt, informó que hasta la fecha se mantiene la cifra de 93 presos políticos en la entidad federal, según el registro que hace esta organización no gubernamental.

Betancourt señaló que hay 790 presos políticos a nivel nacional, de los cuales 100 son militares y 690 civiles. En cuanto a género, la ONG indica que existen 74 mujeres y 716 hombres tras las rejas por los mismos motivos políticos.

El abogado recalcó que desde el Foro Penal, no solamente asumen la defensa de aquellos que son presos por razones políticas, “privados de su libertad arbitrariamente, a las cuales les vulneran sus derechos humanos por manifestar pacíficamente”, sino también se ocupan de las víctimas que dejan las agresiones.

Caso de Moisés Cordero

Betancourt informó que solicitarán al Ministerio Público que se investiguen las circunstancias en las que perdió el ojo derecho el estudiante Moisés Cordero, de 19 años de edad, y cursante de Derecho de la Universidad de Carabobo, el pasado 23 de febrero durante una protesta que ocurrió frente al Fuerte Paramacay en Naguanagua, estado Carabobo.

Dijo que el joven sufrió la pérdida al ser agredido por presuntos funcionarios del Estado, en medio de una protesta que se dio a propósito de la solicitud del ingreso de la ayuda humanitaria al país y la petición a militares y policías para que se acogieran a la Ley de Amnistía, propuesta por la Asamblea Nacional.

“En ningún momento vamos a descansar hasta que se haga justicia y vamos a solicitar ante el Ministerio Público todas las diligencias necesarias y pertinentes para poder ubicar y lograr que este caso no sea un caso más de impunidad, así como lo hemos logrado también en el caso de Geraldine Moreno ( joven estudiante que murió luego de ser herida en su rostro durante las protestas de 2014 en Naguanagua)”

 

Moisés Cordero asistió junto a su madre, Tibisay de Cordero, a la rueda de prensa. Utiliza anteojos, pero un parche cubre su ojo derecho, luego de la evisceración a la que fue sometido. Narró los hechos del día en que fue agredido y que culminó con represión por parte de los cuerpos de seguridad, lo que calificó como un ataque de forma inesperada, brutal, donde hubo gases lacrimógenos y perdigones.

La primera evaluación oftalmológica dio como resultado una noticia que le cambió la vida a Moisés. La médico le informó, ese 23 de febrero, que había perdido su ojo derecho, sin posibilidades de recuperación, “debido a un impacto directo a la cara y no hay forma de recuperación y el ojo estalló (…) Cargaba mis lentes y mis lentes fueron los que evitaron que el perdigón entrara con fuerza”, contó Cordero.

“Mi vida ha dado un giro muy grande, uno nunca se espera esto. Es literalmente volver a aprender, aprender a cómo moverme, a cómo desenvolverme”, expresó el estudiante.

El pasado 23 de febrero se desarrolló una concentración de opositores en la Redoma de Guaparo en Valencia, mientras hubo una marcha en Puerto Cabello, donde se esperaba la llegada de un buque con ayuda humanitaria.

Al concluir la manifestación en Guaparo, un grupo decidió avanzar con el propósito de entregar una carta a los uniformados para que se unieran al gobierno de Juan Guaidó y aceptaran la amnistía propuesta desde la Asamblea Nacional, pero fueron dispersados con lacrimógenas y perdigones, aseguran testigos del hecho.