Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

FOTOS | Caracas intenta volver a la normalidad en medio de graves tropiezos

image-2019-03-14 (13)
14/03/2019
|
FOTOGRAFÍA: CORTESÍA

Una semana después de entrar en colapso el pasado jueves 7 de marzo, cuando se presentó el apagón que afecto a todo el país, Caracas intenta volver a la normalidad, aunque con graves tropiezos que siguen afectando el diario vivir de los ciudadanos.

Tomando en cuenta la orden del gobierno de Nicolás Maduro, para restablecer las jornadas laborales, pero manteniendo suspendidas las clases por 24 horas más, las calles de la capital se llenaron nuevamente de personas que se disponían a llegar a sus lugares de trabajo, citas médicas y mercados o intentaban realizar diligencias en distintos organismos públicos.

Desde tempranas horas de la mañana el metro de Caracas presentó una grave falla y fue suspendido el tramo que comunica Chacaito hasta Los Dos Caminos, lo que llevó a las autoridades a habilitar nuevamente las unidades de metrobús para poder trasladar a los usuarios del subterráneo. Dicha situación generó caos y malestar entre la población.

Las distintas paradas habilitadas de las unidades terrestres estaban custodiadas por funcionarios de la Guardia y Policía Nacional para evitar alteraciones del orden público.

image-2019-03-14 (12)

“Estamos muy mal. Nicolás Maduro nos dice que podemos volver a nuestros puestos de trabajo, pero no hay manera de movilizarte, yo vengo de la estación del metro de Propatria y voy hasta Palo Verde, me bajaron en Chacaito y ahora me tengo que calar una tremenda cola para montarme en el metrobús. No hay suficientes camionetas y los carros libres te quieren cobrar la mitad de un salario mínimo, de verdad que vamos en retroceso”, señaló la señora Maryorie Rangel.

Las distintas entidades bancarias también presentaban considerables colas. Los usuarios esperaban poder sacar el límite máximo que le pudieran entregar, pues aseguraban que durante los días del apagón pasaron mucho trabajo para comprar comida al no funcionar los puntos de ventas.

image-2019-03-14 (11)

“Durante la emergencia eléctrica, abrieron por mi sector algunos locales y varios camiones vendieron frutas, legumbres y otros alimentos pero con pago en efectivo; yo no pude comprar nada y ahora vengo al banco a realizar esta cola para tener previsiones, por si acaso una nueva emergencia”, indicó Felipe Díaz, vecino de La Candaría.

En el centro de Caracas las panaderías, supermercados y otras ventas de alimentos también estuvieron congestionadas de personas interesadas en comprar alimentos y velas.

En los centros de recarga de botellones, así como en las tomas que provienen del Ávila, las colas disminuyeron considerablemente, ya que el servicio de agua potable fue restituido en gran parte de la ciudad; sin embargo, comunidades de San José de Cotiza, la parte alta de La Vega y El Valle, así como Propatria y Catia, los ciudadanos reportaban que aún tenían problemas con el suministro del líquido.

En las calles cercanas al Palacio de Miraflores se observó congestionamiento vehicular, pues el paso por el Puente Llaguno se mantiene cerrado, con una tarima en donde a ratos se escucha música y en otros momentos se oyen intervenciones de personas afectas al gobierno de Nicolás Maduro rechazando la intervención de Estados Unidos en Venezuela.