Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

FOTOS | El Panabus: una esperanza para personas en situación de calle

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-11
19/07/2019
|
FOTOS: DANIEL HERNÁNDEZ

Dos unidades móviles recorren las calles de Caracas para ofrecer servicios de aseo personal, peluquería, barbería y atención médica a los más necesitados. La meta es reinsertarlos a la sociedad.

Dos autobuses del Panabus inician a las 9 de la mañana su recorrido desde su sede del municipio Chacao.  El destino, en esta ocasión, son los alrededores del Colegio de Ingenieros, en el municipio Libertador, en donde se han visto varias personas en situación de calle.

Las unidades han sido modificadas para poder ofrecer los servicios a personas en situación de calle.

Panabus fue creado hace más de dos años con la intención de ayudar a personas necesitadas. La iniciativa surgió desde la Fundación “Santa en las Calles” a través del cual se ofrecía apoyo durante la época decembrina a los ciudadanos necesitados con la entrega de ropa, calzado, alimentos, pero observaron que este apoyo era necesario extenderlo durante todo el año.

“Es así como nace Panabus, que es un programa social de ayuda a las personas en situación de calle, en donde les damos los servicios de aseo personal, barbería, peluquería, alimentación y asistencia médica. El objetivo principal es ayudar a la reinserción social de una forma productiva, para lo cual se cuenta con el apoyo solidario de varios aliados, empresas que han conocido la experiencia y sus resultados positivos”, dijo Gabriela Zambrano, directora de Comunicaciones del Programa Social Panabus.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-21

Es este apoyo el que permitió que haya otro autobús con el cual se realizan rutas en los cinco municipios que conforman el área metropolitana de Caracas -Libertador, Chacao, Baruta, Sucre y El Hatillo- de lunes a viernes.

Las unidades atienden a cinco personas diariamente, lo que suma 10 casos diarios, 50 casos semanales y 200 casos mensuales.

Ayuda que salva

Dentro de la unidad se encuentra la doctora Andrea Acosta, una médico cirujano de 25 años de edad, egresada de la Universidad Central de Venezuela. Ella es la encargada de ofrecer la atención primaria y realizar la evaluación de las personas que acceden montarse en el Panabus.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-2

“Conocí del programa a través de una amiga, cuando yo laboraba en un centro de salud en Baruta. Me dijeron que había una oportunidad de entrar y me postulé. Desde mi llegada siento que es una experiencia única, que de verdad se puede ayudar a la gente y se siente una gran satisfacción cuando ves a las personas ya reinsertadas nuevamente con sus familias”, dijo.

Acosta afirmó que en su práctica diaria lo que más ve en las personas de situación de calle son las heridas de la piel, escabiosis y problemas odontológicos.

“50% de los pacientes que atendemos se encuentran entre 0 y 29 años de edad, la gran mayoría son hombres. Los atendemos, y de ser necesario, los remitimos a algunos centros de atención con los cuales tenemos alianzas para que se realicen exámenes, o acudan a citas con especialistas, aquí no solo le damos atención médica, también le ofrecemos, cariño, respeto y apoyo para salir adelante”, dijo la médico.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-13

Scarlett Mendoza, gerente de Desarrollo Social del Panabus, tiene 13 meses atendiendo a las personas en situación de calle. “La principal razón para que las personas lleguen a tener una situación de calle son los conflictos familiares y nuestro primer objetivo es lograr la reinserción tanto en la familia, así como en la sociedad. Cada uno de nuestros participantes es una historia distinta y se debe buscar un plan de abordaje acorde a las necesidades de la persona que busca nuestro apoyo”.

Mendoza manifestó que el énfasis es conocer los problemas de la persona en situación de calle, así como de su grupo familiar. “Los parientes requieren también de orientación para poder ofrecer una nueva oportunidad a su allegado. Al principio existe mucha desconfianza pues se teme que se vuelvan a presentar conductas indeseadas, pero al paciente demostrar su ganas  y acciones para cambiar, se logra realizar esa nueva conexión, abriéndose la oportunidad para la reconciliación y también la reinserción”.

Mendoza también dijo que en el último año ha habido un repunte en la cantidad de personas de tercera edad que han atendido. “Muchos de ellos han sido abandonados por sus familiares, que se han marchado del país. Les prometen ayuda y regresar pronto, pero los dejan solos, algunos en casas y habitaciones en alquiler y al no tener como seguir pagando la renta mensual, se van a las calles”.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-15

Tienes una oportunidad

La primera parada en el recorrido del Panabus fue debajo de uno de los puentes de la avenida Libertador. En el lugar, sobre unos cartones, dormían dos hombres y una mujer.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-3

El mediador de calle, Rubén Suárez, los abordó y les preguntó sus nombres, sus números de cédula de identidad, dónde estaban viviendo, sus familias y cuáles eran las razones por las que estaban viviendo en la calle. Todos señalaron tener problemas de consumo de drogas y bebidas alcohólicas.

“Con el número de cédula de identidad chequeamos en nuestra base de datos si ya ha sido atendido en el Panabus. De ser la primera vez que se contacta, volvemos al lugar a seguir hablando y convencerlos de que se monten en la unidad, pero si ya han tenido la atención y siguen en la misma situación preferimos buscar a otra persona que de verdad quiera aprovechar nuestra ayuda”, indicó.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-10

En el caso de estas tres personas ya habían sido entrevistadas, se habían montado en el Panabus, pero no demostraron fuerza de voluntad para salir de las calles por lo que la unidad siguió su recorrido.

Al montarse en el vehículo se le ofrece a la persona poder darse un baño, para lo cual se le entregan todos los productos de higiene personal jabón, champú, pasta y cepillo de dientes, además de ropa limpia y calzado.

Terminado el aseo personal, se le ofrecen -al frente de un gran espejo- los servicios de peluquería y barbería.

“Cuando la persona comienza a observar el cambio físico que tiene, con el aseo personal y el corte de pelo, es un gran impacto. Parecen que observan a una persona que desde hace mucho tiempo no veían y su actitud ante la trabajadora social y el personal médico es mucho más amigable y ofrecen más colaboración”, señala Rubén.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-16

Mientras Rubén explica el procedimiento de Panabus este se desplazó a la zona de La Candelaria y dentro de un contenedor de basura encontró a dos hombres y una joven buscando alimentos entre los desperdicios.

La muchacha dijo llamarse Lilibeth Hernández. “Tengo 27 años de edad y un bebé de 2 meses de nacido que se lo dejé a mi tía. Yo estoy en la calle rebuscándome con el papá de mi hijo. Pasé todo mi embarazo en la calle y nunca me controlé con ningún médico. Estando embarazada consumía droga, me alimentaba muy mal.  Tengo una herida en mi pie derecho, me cayó agua caliente, pero no voy al hospital. Allí nunca hay nada para atender a los pacientes”.

Joel Amaya, de 39 años de edad, y Keyber Álvarez, de 26, eran los dos hombres que acompañan a Lilibeth, quienes aseguraron tener más de 8 años en situación de calle, motivado a problemas familiares. Según explicaron, un día salieron de sus casas y nunca más volvieron.

Los tres aceptaron montarse en el Panabus. Fueron atendidos, se les realizó el chequeo médico. A Lilibeth le realizaron la cura en su pie, le abrieron a cada uno su historia, recibieron orientación para seguir en el programa social y al final compartieron un almuerzo, enviado por uno de los restaurantes con los cuales la fundación tiene un convenio.

EE-PANABUS-11.07.19-DANIELH-20

“Después de cada jornada, el equipo de trabajo nos reunimos para analizar cada uno de los casos, dónde se ubican y la manera como se llevará a cabo el seguimiento. En las calles hemos encontrado personas de las distintas edades, familias enteras y muchos abuelos, que por distintas razones se han desprendido de sus hogares, pero la meta es que vuelvan a unirse y sean productivos”, señaló Zambrano.

Indicó que 75% de las personas atendidas son hombres en edades productivas y que ya tienen casos exitosos de reinserción familiar.

Ayudar a los que ayudan

Panabus se ha vuelto una iniciativa sustentable y una de las opciones para ayudar a personas en situación de calle; sin embargo, la colaboración siempre es bien recibida en esta propuesta sobre ruedas. Las personas que deseen ayudar pueden realizar donaciones de artículos de aseo personal, ropa y zapatos, así como medicamentos.

Si deseas conocer más sobre este programa social pueden ingresar al sitio web panabus.org y al twitter @Panabus_oficial, y en Instagram o llamar a los teléfonos (0412) 3146075 / (0212) 2636870.