Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

FOTOS | Salir de Venezuela hace un año

Emigrante Erratico aniversario_14
07/04/2018
|
FOTOGRAFÍA DE PORTADA: DAGNE COBO | GALERÍA: MIGUEL GONZÁLEZ Y DAGNE COBO

Un viaje migratorio que salió de Caracas a Santiago, pasando por Buenos Aires y Mendoza, y que fue el inicio de Emigrante Errático.

H

a pasado mucho entre la tarde del 7 de abril de 2017 pisando el maltratado Cruz Diez de Maiquetía y hoy, pero no es eso lo que les quiero contar, más bien, quiero mostrarles cómo fue nuestro viaje, el primero.

Desde hace un año somos Emigrante Errático, una pareja de migrantes viajeros voluntarios: una mujer morena, enrulada y tatuada de 29 años, -yo- y mi novio alto, rubio y tatuado de 30 años -Miguel-, ambos fotoperiodistas, que salimos de Venezuela para viajar por Sudamérica, y el mundo, trabajando como voluntarios, mientras nos arraigamos a otro lugar que, por ahora, es Chile, y contamos todo ese proceso a través de nuestro proyecto personal.

Cuando decidimos migrar de esta manera, asumimos registrar cada paso desde la fotografía, nuestro lenguaje más cotidiano, y aplicar todos los conocimientos que usaríamos si estuviéramos cumpliendo con alguna asignación. 

Nada fácil cuando se trata de tus momentos más íntimos, pero lo hicimos regios, nos  llevamos la cámara a cada reunión y despedida, nos turnamos para fotografiarnos mientras hacíamos maletas, en pasos fronterizos y en la que fue nuestra primera casa.

Seguimos en este ejercicio de mirarnos a través del visor, pero lo que verán a continuación es lo que vivimos en los primeros tramos de nuestra travesía: salir de nuestro país en un vuelo a Buenos Aires y, un par de buses después, llegar a Santiago.

Todos los días nos reiteramos que iniciar este viaje fue un gran decisión. Somos felices, irreductiblemente, pero no los voy a engañar, esa reiteración viene después de darnos cuenta que cada vez estamos más lejos de volver a ese lugar al que todo viajero quiere regresar, nuestro hogar.

Emigrante Erratico aniversario_1

Al fondo, Miguel se despide de una de sus primas, mientras su primo menor sonríe a la cámara. Caracas, 31 de marzo de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_2

Miguel abraza a una de sus tías en la reunión de despedida de su familia paterna, con el Ávila viéndonos, como siempre. Caracas, 1 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_3

Un día antes de irnos, fuimos a la playa a darle gracias al Caribe por tanto sosiego. Vargas, 6 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_4

Una de mis primas me abraza luego de una reunión familiar. Vargas, 2 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_5

Títulos, certificados, notas, referencias, constancias, también entraron en la maleta para llevarnos la profesión bajo el brazo como una carta de presentación. Vargas, 6 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_6

Abrazo a Sofía y Victoria, mis perras, mientras al fondo mi mamá y la mamá de Miguel se abrazan también. Vargas, 7 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_7

Tres maletas y un par de morrales fue nuestro equipaje. Nos fue fácil porque teníamos meses viviendo entre cajas, maletas y bolsos, haciendo tres mudanzas al mismo tiempo. Vargas, 7 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_8

Llegamos muchas horas antes al aeropuerto previendo cualquier inconveniente y hasta una eventual cancelación del vuelo, como nos habían advertido porque viajamos con Conviasa, pero tuvimos tiempo de sobra. Vargas, 7 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_9

Desafiando cualquier pronóstico, nuestro vuelo salió en punto rumbo a Buenos Aires. Un par de meses después, Conviasa canceló esta ruta. Vargas, 7 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_10

Llegamos a una Buenos Aires que nos acogió con lluvia por tres días. Buenos Aires, 8 de abril de 2017

Emigrante Erratico aniversario_11

Viajamos a Mendoza por 17 horas en el autobús con el servicio más económico que incluyó una cena y desayuno calientes, café, té, agua y snack. Buenos Aires, 11 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_12

De Mendoza a Santiago tomamos otro autobús y viajamos en un día despejado que nos dejó ver por primera vez este lado de la Cordillera de los Andes. Mendoza, 11 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_13

Para pasar por Migración y entrar a Chile, esperamos 6 horas. Habían 12 autobuses cargados de pasajeros en el Paso de los Libertadores, porque nuestro viaje coincidió con un feriado argentino. 11 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_14

Esta fue la primera bandera chilena que vimos en el camino, justo en el paso fronterizo. 11 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_15

Debíamos llegar al atardecer a Santiago, pero por la espera nos agarraron la noche y la lluvia en la vía.

Emigrante Erratico aniversario_16

“¡Bienvenida! Espera que veas la cordillera nevada, y que trabajes mucho por tus sueños” fue el mensaje que escribió la amiga que me recibió en su casa. Santiago, 18 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_17

La bip, esa tarjeta al lado de mi pasaporte venezolano, es indispensable para moverse entre el metro y los buses en la ciudad de Santiago. Santiago, 18 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_18

La Casona Huérfanos, nuestra primera casa en la que vivimos como voluntarios ayudando en la reestructuración, orden y limpieza. Santiago, 15 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_19

A pesar de sentirnos en casa, nunca deshicimos las maletas, sabíamos que el viaje continuaba. Santiago, 21 de abril de 2017.

Emigrante Erratico aniversario_20

El único espejo que había en la casa nos sirvió para este autoretrato que cierra este relato, pero no el viaje. Santiago, 30 de abril de 2017.

 

*Puedes seguir nuestro viaje como Emigrante Errático en Instagram  y Facebook