Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Gobierno acosa a médicos por denunciar crisis hospitalaria en Nueva Esparta

Germán Rojas Loyola
30/01/2018
|
TEXTO: JOHANNA BOZO | FOTO: SEBASTIÁN GUIDO

El secretario de Información y Difusión de la Junta Directiva Central de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, Germán Rojas Loyola, reveló este martes que la serie de denuncias que han realizado los médicos y trabajadores de la salud en los últimos días por la crisis hospitalaria que enfrenta el estado Nueva Esparta desató diferentes situaciones de acoso laboral que se han ido incrementando progresivamente en número de casos e intensidad.

El doctor indicó desde el Concejo Municipal de Mariño que ante la falta de los medicamentos, insumos y reactivos necesarios para accionar, aunada a la situación laboral y salarial que los afecta, el personal médico de los distintos recintos de salud de la región decidió constituirse en asambleas para denunciar y reclamar acciones que les permitan resolver estas situaciones, lo que ha generado malestar en las autoridades, quienes están tratando de ocultar la realidad por diferentes vías.

“Ellos han tratado de manifestar lo que ocurre y ahora viven una terrible situación de acoso. Hay intentos de intervención municipal, sus coordinadores y jefes que siguen tratando de tapar esos huecos para que no se sepa la realidad, hay amenazas de despido, diferentes tipos de acoso. También mensajes subliminales, mensajes directos a ciertas personas, alcaldes que se han estado acercando a los centros ofreciendo cosas y en algunos casos han logrado amedrentar”, dijo.

 

Este lunes 29 de enero estaba pautada una asamblea con los trabajadores y médicos del hospital de Juan Griego, municipio Marcano, quienes denunciarían la escasez y los problemas que los afectan, sin embargo, la reunión no se dio por estos motivos. Este lunes, la alcaldesa Karina Aguilera recorrió el hospital Tipo I Dr. Agustín Rafael Hernández afirmando que “ante la guerra económica que ha afectado la calidad de la atención por la falta de medicamentos, se mantendrá ayudando a las personas que lo necesiten”.

En días pasados, cuando iba a realizarse la asamblea en el hospital de El Espinal, municipio Díaz, se presentó hasta un convoy de la Guardia Nacional para tratar de impedir estas acciones. A los médicos los han llamado “guarimberos” por querer resaltar lo que está ocurriendo. Se conoció que la alcaldesa Marisel Velásquez también visitó las instalaciones para tratar de “calmar” a la gente.

“En todos estos hospitales hay una situación muy precaria de la salud, déficit de medicamentos e insumos y se suma situación laboral del personal, cuyos sueldos no alcanzan ni para el transporte en el caso de las enfermeras. Temor no tenemos porque estamos actuando con la verdad. Miedo a que nos despidan del Hospital tampoco porque los salarios no cubren ni un cartón de huevos. Trabajamos por vocación, porque amamos el hospital, la salud y estamos ejerciendo nuestra profesión, nos interesa el cuidado de los pacientes. Seguiremos levantando nuestra vez y exponiendo esta realidad hasta que las autoridades se avoquen a resolver los problemas del estado”, afirmó Rojas Loyola.

 

Recientemente la sociedad de médicos especialistas anunció el cierre técnico del Hospital Luis Ortega, lo que se sumó a las medidas anunciadas por el Hospital Manuel Antonio Narváez de La Asunción, el David Espinoza Rojas de Salamanca y el Agustín Hernández de Juan Griego, entre otros.

Tras todas las denuncias que se han mantenido en las primeras páginas de los medios nacionales y de la región, el día sábado Francisco González, alcalde de Mariño, recorrió también los recintos hospitalarios de su municipio. Lo hizo en compañía del viceministro de Hospitales, Exavier Campos, quien negó que exista “cierre técnico” en el Hospital Dr. Luis Ortega de Porlamar, el principal del estado, y dijo que “todos los centros de salud de Nueva Esparta se encuentran funcionando con total normalidad”, según una nota de prensa de la Alcaldía.

“Aquí no hay cierre técnico, nosotros seguiremos trabajando para atender a nuestra gente. Continuaremos remodelando infraestructuras, ofreciendo equipos médicos, máquinas de anestesias, entre otros”, afirmó.

 

Situación del estado

El doctor Rojas Loyola presentó al Concejo de Mariño un balance sobre la crisis de salud que está atacando a los neoespartanos. En su ponencia hizo mención a la vulneración de los derechos a la salud y los 258 niños menores de un año que fallecieron en el año 2017. Informó que Nueva Esparta ocupa el noveno lugar de mortalidad infantil del país.

“El año pasado murieron 22 niños por cada 1.000 que nacieron vivos. Cada 36 horas falleció un neonato por diferentes patologías infecciosas, la falta de vacunas de neumococo y rotavirus para prevenir enfermedades y por la desnutrición”, expresó.

Denunció y deploró la exigencia de la presentación del carnet de la patria para acceder a los servicios de salud y la negación de la existencia de las enfermedades que se están presentando en el estado por parte de las autoridades. En 2017 se presentaron tres casos de difteria y los tres pacientes fallecieron. Se registraron al menos 500 enfermos con paludismo y en enero de este año van más de 200.

“No hay tratamiento. Hace pocos días murió una mujer por malaria cerebral. Hay aumento de los casos de leishmaniasis. El año pasado 12 casos, todos niños. Este mes van tres, de los cuales dos fallecieron. No hay cómo tratarlos, ni reactivos para detectar las enfermedades. La escasez de medicinas pediátricas es alarmante, alcanza 90% y en algunos medicamentos 100%. Los precios están dolarizados, hay productos sin registro nacional. Tenemos 33 niños con VIH y no hay medicamentos”, apuntó.

Refirió que los médicos especialistas y cirujanos se están yendo del país y que de cada 10 nacimientos, dos corresponden a jóvenes menores de 19 años. Criticó que se esté dando un bono para madres embarazadas, que llegará a 1.500 mujeres en el estado, cuando eso no cubre ni 15% del total existente. Además, estas medidas se relacionan con el aumento de los casos embarazadas adolescentes. “Lo que pedimos y debe haber es medidas de prevención, concientización. Una sinceración de lo que está ocurriendo y el correcto tratamiento para atender la crisis”, concluyó.