Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Hospital Central de Maracay solo atenderá emergencias hasta nuevo aviso

maracayhospitalaa
29/10/2018
|
FOTO: @CHURUGUARA

Los médicos y jefes de servicio de internos y residentes del Hospital Central de Maracay, en el estado Aragua, decidieron el 29 de octubre por unanimidad paralizar de forma indefinida las actividades regulares en ese centro de salud, exceptuando las emergencias, como medida de protesta.

El personal del hospital realizó una asamblea luego de que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) arrestara e imputara a tres médicos por la muerte de una embarazada de gemelos, según refiere la periodista Gregoria Díaz.

Los familiares de la mujer embarazada acusaron a las tres residentes de homicidio y tráfico de niños, ya que, al parecer, en la cesaría solo nació uno de los niños.

La diputada Adriana Pichardo denunció que a las tres doctoras detenidas se les imputarán seis “falsos delitos”.

Por su parte Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, rechazó la detención de los médicos y aseveró que más de 26 mil galenos han abandonado el país en los últimos años debido a la “agresión permanente que se vive en los hospitales por la falta de insumos, medicamentos y salarios”.

El pasado 27 de octubre, tres residentes de obstetricia del Hospital Central de Maracay fueron detenidas por funcionarios del Cicpc, luego de que fueran a declarar de forma voluntaria por el fallecimiento de una paciente en días pasados mientras daba a luz.

Pablo Aure, secretario de la Universidad de Carabobo rechazó la medida privativa de libertad contra las estudiantes de postgrado e hizo un llamado a la comunidad del campus para rechazar la medida.

La crisis de salud en el país se está evidenciando desde hace varios meses y el 29 de octubre, en la unidad de diálisis de la clínica Riverside en Bello Campo hay una huelga. Las enfermeras de la institución decidieron no asistir más al trabajo para protestar por tener dos meses sin cobrar salario. El resultado de su decisión fue la falta de diálisis de más de 66 pacientes que, sin el tratamiento, pueden morir más rápido de lo que piensan