Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

“Imaginando a Cervantes”: tributo a un retrato prologado

5c6dd7f3-b2e5-46c2-b8fb-a504a60a6984
23/06/2016
|
COMPOSICIÓN FOTOGRÁFICA: SHAKIRA DI MARZO

¿Podría vivir Cervantes en la Caracas actual? ¿Crearía a un superhéroe de armadura y corcel para enfrentar a la violencia cotidiana? Desde este 23 de junio, puede encontrar respuestas a esas interrogantes en la exposición “Imaginando a Cervantes”. Artistas de España, Perú, Bolivia y Venezuela, en 20 obras, retratan al creador de Don Quijote de La Mancha.

Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no hace veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos..”. Prólogo de “Novelas ejemplares”, Miguel de Cervantes, 1613.

Excomulgado de la iglesia, admirado por Shakespeare, creador de idiomas, escritor exiliado y testimonio de guerra, la dramaturgia de Miguel de Cervantes no necesita adjetivos, y su estampa más fiel la revelan sus propias palabras. El genio sin rostro fue reflejado por el pintor Juan de Jáuregui en el siglo XVI, una obra basada en la descripción de sí mismo que trazó Cervantes. Ninguna representación auténtica le fue hecha en vida, pero retratos post mortem abundan en el eco de sus historias.

Tal vez es la imprecisión en donde Narda Zapata, Jorge Pizzani, Francisco Pereira o Carlos Zerpa se encontraron para mostrar una fisionomía vocada al libre albedrío. Algunos se tropezaron con una Venezuela inherente, otros hicieron honor a las palabras, unos últimos se fotografiaron con el propio Cervantes y así la imaginación cedió paso al arte.

Mariela Provenzali, curadora de la exposición, encontró en este aniversario el momento correcto para personificar el proyecto. Utilizar el arte para celebrar al “más grande escritor hispano” fue la razón para que  convocara a algunos de los artistas más figurativos en la disciplina, tanto venezolanos como extranjeros, sin tomar en cuenta sus primaveras, porque como explica: “Cervantes es un personaje universal que no tiene edad”.

“La idea de imaginarse a Cervantes estimuló de una manera impresionante a los artistas, enloquecieron. La literatura da para mucha imaginación, y la de Cervantes te motiva a pensar en un alter ego, en ese “otro” plasmado en todas las significaciones psicológicas de su obra”, sostiene Provenzali. Hubo quienes hicieron más de una obra, como el artista plástico Abilio Padrón, y otros que pintaron desde la distancia.  “El maestro Hurtado me hizo un collage desde Margarita, le pregunté si tenía por casualidad en esos collages de los años 60, uno que representara  a Cervantes, me dijo que no pero días después me llama y me dice que me hizo un ‘Cervantes’”, relata.

La exposición se pasea por esculturas, fotografías, corrientes y técnicas milenarias. Entre los artistas extranjeros se puede ver el trabajo de los españoles Jordi Bernadó, catalán que plantea la distancia entre el Cervantes escritor y la fantasía que lo ataba a una silla, y el fotógrafo Cristofol Pons.

Cervantes y Venezuela

Para el artista venezolano Abilio Padrón, quien cuenta con cuatro piezas en la Galería, el reto del proyecto vino precisamente de la imprecisión que rodea al retrato de Cervantes. “Según cuentan sus biógrafos, él era una persona de rostro aguileño, nariz encorvada, ojos muy vivaces y una boca con muy pocos dientes,  pero retratos de verdad no había. A través de esa descripción parece que había un retrato con cierta característica de fidelidad,  porque era el resultado del retrato hablado”, explica el pintor.

El artista no se quiso limitar a hacer una imagen como las que ya existían. “Pasé a jugar con el dibujo y las texturas. Siempre es un rostro con ojos y una boca, pero juego con la trama. Tomé parte de lo que se conoce de su vida y me puse a trabajar; durante semanas estuve dibujando y pintando sin parar”, concluye Padrón.

Por el contrario, el Cervantes de Francisco Pizzani es producto del país, su representación conmuta más con la agonía del artista que vive en una nación en crisis, que con la obra del escritor.  “Vivo en un asedio dentro de la delincuencia, uno es un emisor de la realidad y esta no se puede distanciar de lo cotidiano. Yo estoy bajo el shock de un robo múltiple que me hicieron en la casa, es el segundo que me hacen; la tensión con la cual se trabaja hace que te expreses bajo los términos inducidos por el país. La tragedia del ser humano siempre está presente y la crisis siempre se exterioriza”.

En otro ejercicio de imaginación, para Pizzani Don Quijote no tendría mucho éxito en la Venezuela actual. “La delincuencia no lo dejaría trasportarse con esa paciencia característica, y en el recorrido de buenas a primeras le quitarían el caballo y se lo comerían”, reflexiona entre risas.

Otro venezolano presente en la exposición es Francisco Pereira, escultor y arquitecto que se dio a la tarea de hacer un Cervantes que no fuera tal, una alegoría del genio sin rostro. Su obra se llamó “Letras”, por aquello de que las palabras son la mejor arma.

“Ella es una obra muy poética, tiene mucho simbolismo y esconde ciertas claves, lo que quería era que el espectador se motivara a buscar y recrearse por toda la pieza”. Una pluma de Guacamaya que representa la escritura y el castellano en América Latina, teclas que buscan ser palabras, una lanza cuya punta es una pluma, un cañón de ideas y la literatura como arma son algunas de las ideas que plasmó en su ejercicio de imaginación.

Miguel de Cervantes CAF6 Catalogo 1


Direcciones

La Galería CAF –banco de desarrollo de América Latina, PB de la Torre CAF en Altamira- junto con el apoyo institucional de la Embajada de España y la colaboración de la embajada de Perú presenta “Imaginando a Cervantes” desde este 23 de junio. La entrada es libre.

Los 16 artistas que participan en la exposición son: los artistas españoles Cristofol Pons y Jordi Bernadó; el peruano Jaime Romero, la boliviana Narda Zapata y los venezolanos Ángel Hurtado, Abilio Padrón, Edgar Rodrgíguez Iarralde, Vasco Szinetar, Jorge Pizzani, Carlos Zerpa, Fernando Wamprechts, Francisco Bugallo, Francisco Pereira, Jonidel Mendoza, José Vivenes y Marlon Herrera.