Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Incendios en el amazonas se expanden por Brasil, Paraguay, Bolivia y Perú

amazonas2
21/08/2019

Un gran número de incendios se han producido en el Amazonas. Mientras políticos y ecologistas se responsabilizan por la situación, el pulmón del planeta arde por la acción del hombre

La deforestación según científicos la principal responsable del cambio medioambiental y del avance del fuego en el Amazonas. Los incendios han devastado grandes porciones del territorio brasileño, pero también ha afectado otras naciones como Paraguay, Bolivia y Perú.

El alarmante aumento de los incendios en el Amazonas se debe en gran parte al avance de la deforestación del hombre y no a la temporada seca como señala el gobierno brasileño, afirmó Paulo Moutinho investigador del IPAM un organismo de investigación amazónico.

Mientras el Ejecutivo del presidente Jair Bolsonaro señala que el avance está ligado a la severa sequía, el instituto brasileño también acota que la deforestación, producto de la acción del hombre ha aumentado el aumento sustancial en una región donde predomina la humedad y la sequía, por lo general no es severa.

De hecho Moutinho explica que estos incendios probablemente fueron originados por el ser humano que utilizó el fuego para limpiar un área deforestada, abrir caminos o para preparar la tierra de cultivo.

“La falta de prevención hace que esos incendios se propaguen a áreas que no se quería quemar y que están más secas. Muchas veces, si no se extinguen con la lluvia, terminan encontrando barreras de vegetación más densa y húmeda y se apagan”, afirmó.

Sin embargo esta quema podría tener un efecto devastador en la selva, puesto que los árboles grandes pueden morir hasta dos años después del incendio. ” Los árboles muertos pierden las hojas y eso hace que haya más sol entrando en la selva, lo que provoca que esa vegetación se vuelva más inflamable. Si no hay nuevos incendios, se tarda varias décadas en recuperar la misma densidad. En algunas regiones, las zonas quemadas son invadidas por otras especies de zonas más áridas”.

El experto también indicó que con cada incendio hay pérdida de diversidad biológica. Agregó que también se evita una de las importantes funciones de la selva, abastecer a la atmósfera de nubes para producir lluvia.

El efecto contaminante del humo deja graves consecuencias para la salud, dijo Moutinho, entre ellos los problemas respiratorios.

El área de la cuenca amazónica deforestada es un 20% del Amazonas. Todavía queda 80% de selva en pie. Todavía estamos a tiempo de evitar un colapso funcional de la selva, pero la solución tiene que ser rápida. Hay que tener en cuenta además que la degradación de la selva no se da solo por la deforestación.

También por el efecto del cambio climático, por fenómenos, cada vez más frecuentes, como “El Niño”, que trae mucha sequía al Amazonas