Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Jan Hurtado en Boca: la élite está cada vez más cerca

jan-hurtado
22/07/2019
|
FOTOGRAFÍA: CORTESÍA

Lamento mucho que cada episodio relacionado a un pase de equipo a otro de Jan Hurtado traiga consigo una serie de juego de intrigas, imprecisiones y dudas que terminen por hacer problemático cada movimiento que el futbolista realiza. Con tanta juventud y una carrera descollante por seguir, en nada le beneficia el manejo que su padre le da

Hecha esa excepción como comienzo, el anuncio de Boca Juniors por fin se ha hecho oficial y el atacante de El Cantón ya es de la disciplina xeneize. Si bien en otros momentos los fichajes de jugadores venezolanos han marcado un momento impactante por la calidad y solera del club que compra o adquiere los derechos deportivos, éste es, sin duda, el más importante en la historia del fútbol venezolano.

¿Por qué? Porque Boca Juniors, un club de impacto mundial, con afición regada en los cinco continentes y cuyo mundo genera cualquier noticia capaz de trascender fronteras, ha hecho un esfuerzo real para adquirir al ex Deportivo Táchira. Y es que en Argentina, desde que el negro marcó aquel gol contra el mismísimo Boca por la Copa de ese país con Gimnasia y Esgrima, han quedado enamorados de sus goles y de su fútbol. Además, la personalidad del “Churta” ha enamorado al balompié albiceleste y suspiran por sus goles.

César “Maestrico” González aterrizó en otro súper transatlántico del mundo del fútbol como River Plate, pero justo en su etapa más amarga: en la B Nacional, o Segunda División de Argentina. En algún momento, Fernando De Ornelas llegó a jugar en el Celtic de Glasgow, un grande de otrora venido a menos ya en los tiempos que el religioso y maratoniano futbolista pasó por sus filas. O la llegada de Tomás Rincón a la Juventus, donde tuvo muy poca participación y de antemano se sabía que le sería muy complicado encontrarse un lugar en la Vecchia Signora.

Hoy día, Venezuela tiene tres futbolistas en equipos top del mundo, lo que demuestra cada vez más el progreso que el jugador venezolano sigue teniendo, formado en un campeonato que sigue adoleciendo de estructuras idóneas para que hoy día el país sea una real potencia: Yeferson Soteldo quien lleva nada menos que el 10 de Pelé en Santos, un histórico del fútbol sudamericano que ha perdido protagonismo en los últimos años, Yordan Osorio en el Porto, a la espera que el defensor central muestre el mismo nivel que en la selección durante la pretemporada y pueda hacer equipo para quedarse en el Dragón y Jan Hurtado en Boca Juniors. Compare, establezca esas tan odiadas y antipáticas comparaciones y se dará cuenta que lo que ha alcanzado el atacante no tiene parangón en la historia de nuestro fútbol.

Hurtado tendrá que batirse en duelo con delanteros de alto calibre continental para ganarse la titularidad en el equipo azul y oro. Zárate, Ábila y si Benedetto no se va, serán nada menos que sus rivales por un puesto, pero la insistencia de Gustavo Alfaro de contar con el venezolano invita a pensar que en un semestre donde hay Libertadores, Copa Argentina y torneo doméstico, seguramente tendrá las oportunidades que no me queda duda aprovechará para hacerse de la confianza del técnico. La calidad está demostrada, ahora que sepa manejar bien su cabeza dentro y fuera del campo para que con 19 años ya entienda que no está jugando en la canchita del barrio, que esto es Boca y que cada paso que dé hasta dentro de su casa será noticia.

Una nota positiva que acuña el diario deportivo argentino Olé es que Boca además, se hará cargo de los 125.000 dólares que el Deportivo Táchira reclama por supuestas “argucias y ardides antiéticas” utilizadas por el entorno del jugador para desvincularse del club venezolano antes de que finalice su contrato, lo que cerraría ya con una dramática novela que parece acompañar al futbolista desde que decidió salir del equipo atigrado.

Hurtado llegó a Boca Juniors. El primer venezolano en vestir los colores del equipo más popular de América. Ha llegado la hora de creernos que sí hay material para llegar a la élite.