Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Jorge Arreaza reconoce reuniones con senadores norteamericanos

Jorge Arreaza
17/06/2018
|
FOTO: AP

El canciller venezolano señala la necesidad de “tender puentes” con Estados Unidos pero “sin hacerle el juego”. Considera además que la reunión Trump- Jong-un es un “signo de la debilidad” del país del norte.

Para el canciller Jorge Arreaza, a pesar de las dificultades, el país ha podido lidiar con las sanciones económicas que califica de “arbitrarias” aplicadas por Estados Unidos y la Unión Europea, gracias al establecimiento de relaciones “cordiales” con países como China, Rusia, India, Turquía, entre otras.

Durante una entrevista en el programa José Vicente hoy, Arreaza se refirió a la política exterior venezolana que, según él, hoy tiene “más alianzas que nunca”, refiriéndose al Movimiento de Países No Alineados.

El canciller venezolano reconoció que se han mantenido reuniones con senadores norteamericanos republicanos y demócratas. “Hay que lanzar puentes. Tenemos que buscar coordinar para avanzar en algunas áreas pero nunca haciéndole el juego a Estados Unidos”, país que para Arreaza, está dando “señales de debilidad”.

Una de estas “señales” sería el encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un. Arreaza considera que la reunión evidenció que Estados Unidos “no tiene la capacidad y el poder de acabar con Corea del Norte. Es una señal positiva para el mundo”. El alto funcionario aprovechó para cuestionar al presidente norteamericano a quien le criticó su “incontinencia verbal anti diplomática y que es para el estudio”, según él.

Asimismo, agrega que “el imperialismo no sobrevivirá en las décadas por venir” y agregó que, “buena parte de la agresión a Venezuela, esta asociada a la pretensión de reelección de Trump”.

Arreaza tampoco perdió la oportunidad de recordar la reciente reunión de Cancilleres en la Organización de Estados Americanos (OEA). Al respecto, relató que hubo una cena “pública”, organizada por el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, a la que invitó a 22 delegaciones para, según él,  “dar órdenes para votar a favor de la suspensión de Venezuela”.

De acuerdo a él, esto que califica de presión falló. Arreaza, quien destaca la votación nominal en el seno del organismo regional, considera que los países que se abstuvieron, lo hicieron como una “forma válida” de negarse a la propuesta aunque reconoce “con tristeza” que algunos “se dejaron doblegar”, a su juicio.