Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

José Hernández a la Sub 20: Una que gana el mérito

José-Hernández
23/08/2019
|
FOTOGRAFÍA: CORTESÍA

Cuando Rafael Dudamel fue notificado de que no podía seguir asumiendo el doble cargo de seleccionador absoluto y sub 20, el baile de nombres comenzó a rondar en torno a quién se haría del banquillo de la Vinotinto juvenil. Desde Modesto González, Marcos Mathías, Leo González. Muchos nombres se barajaron para asumir el puesto y el que menos sonaba era el que la lógica brindaba: José Hernández, técnico de la sub 17 nacional

Me costaba entender que José Hernández no fuera la opción más sonora, más allá que la lógica indica que, naturalmente, quien dirige la sub 17 conoce como nadie los procesos que vienen luego. Sin embargo, las dudas deben quedar a un lado cuando el hijo de Nerio Hernández ha sido nombrado por la FVF seleccionador sub 20.

Tras dos procesos dirigiendo la sub 17, José Hernández ya había advertido que no continuaría al cargo en uno más. Cuatro años al frente de dos equipos con diferente suerte: una clasificación al hexagonal en 2017, quedándose a las puertas de la clasificación del mundial y otro que no trascendió hasta la instancia de seis equipos. Más allá de lo registrado en el currículo, la experiencia de un técnico con un prestigio bien ganado como formador y el buen juego de los equipos que dirigió, le hacían más que merecedor de asumir el cargo que el desarrollo evolutivo del cargo le correspondía, eso que llaman algunos “continuidad”.

José Hernández surgió del fútbol de colegio. Es el mentor de una pléyade de técnicos que han triunfado en Primera División, como Francesco Stifano, Jhonny Ferreira y Kike García, pero además es un hombre de fútbol. Hijo del histórico técnico canario Nerio Hernández, en su ADN corre sangre de fútbol, pero además suficiente capacidad pedagógica para moldear comportamientos y asentar conocimientos en una etapa que innegablemente sigue siendo formativa.

El respeto de los jugadores jóvenes por José parte de los valores que promueve como humano. Su didáctica obedece a la necesaria atención futbolística del joven, pero sin desprenderla de lo humano y la prevalencia del cultivar el carácter. En una reciente entrevista para la web Balonazos.com, destacó que jugar en la sub 20 de Venezuela se ha convertido en una tarjeta de presentación para el futbolista venezolano, tras los logros recientes alcanzados en la categoría que abarcan hasta un subcampeonato del mundo.

Conocer los futbolistas, darles las herramientas para su progreso personal y colectivo y dispararlos como jugadores profesionales y ya no de proyección, será el reto de José que bien lo ha sabido hacer en equipos como Caracas FC, Atlético Venezuela y el fútbol colegial. Para él, será fundamental que el apoyo en la preparación con el que han contado los recientes procesos sub 20, no cese: “Es fundamental que las preparaciones estén dirigidas, como ha sucedido en los últimos años, a darle una gran cantidad de participación internacional para que al momento de la competencia tenga una buena acumulación de partidos, que les permitan mejorar sus registros competitivos. El competir, el cómo se compite y el rendimiento son las características fundamentales de esta categoría”, dijo al periodista Luis Vílchez en la entrevista. Está claro que el roce internacional es fundamental para mantener resultados positivos.

Pocos saben que José Hernández es instructor titular del Colegio de Entrenadores de Venezuela, un título que queda colgado en la pared si no se asimila todo lo que ha aportado al fútbol venezolano, especialmente al formativo.

La designación de su cargo por la FVF genera alguna expectativa relacionada a su relación y vínculo con Rafael Dudamel. En dos cargos diferentes ahora, los intereses deben ser comunes y la planificación no debe ser separa una de la otra, entendiendo que ese vínculo no ha fallado mientras Dudamel estuvo al mando de ambas selecciones. Que el nuevo seleccionador sub 20 no haya sido la primera recomendación del técnico de la absoluta puede generar cualquier inquietud sobre la relación, más no me queda duda que el trabajo de ambos y la preponderancia del objetivo común superaran cualquier diferencia que pueda estimarse, exista.

José Hernández está donde debe estar. Es un hombre capacitado para el cargo, quizá el que más en el país para estar donde definitivamente está. Los resultados siempre serán los que mandan y en adelante, ya su buena relación con el futbolista y su carácter formador de nada valdrán si no hace que el equipo gane y logre sus metas. El fútbol es así de antipático y José recibe muchas simpatías a pesar de ir contra corriente.