Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Juan Guaidó, ¿se asumió como presidente del país?

EE-CABILDO-ABIERTO-11.01.19-DANIELH-14
11/01/2019
|
FOTO: DANIEL HERNÁNDEZ

Un Cabildo abierto realizado el viernes 11 de enero y convocado por la Asamblea Nacional desató todo un caos. ¿El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, asumió la presidencia de la República? Sí y no.

¿Cómo se come eso?

 

Guaidó señala que estaba dispuesto a asumir la presidencia y lo dijo así: “Apegándonos a la Constitución, apegándonos a los elementos 333, 350 y 233 asumir la encargaduría de la presidencia porque lo dice la Constitución ahora , ahora, ¿es suficiente apegarnos en dictadura? Debe ser la gente, la Fuerza Armada y la comunidad internacional que nos lleve a asumir la responsabilidad que no vamos a escurrir”.

Es decir, tanto él como la directiva del Parlamento, están dispuestos a asumir lo que dicta el artículo 233 pero necesita a la gente y claro está, a los militares.

Están conscientes de que “todo aquel que piense distinto al gobierno está en riesgo” pero reiteran que los ingredientes esenciales son esos: apoyo popular y militar.

Guaidó llamó a todos los factores a unirse y “reiniciar” las movilizaciones. Por eso, convocan para el 23 de enero a salir en todo el territorio nacional. Ahora bien, la oposición desde la calle y en la Asamblea esperan activar los artículos 333 y 350 de la Constitución y una vez que ese paso esté dado, darle paso al 233 para que se convoque a elecciones.

Insiste también en que la ruta “no es una fórmula mágica”. “Falta un elemento, ¿cuál es?”, a lo que la gente que participaba en el Cabildo le respondió: “¡que asumas!”. Él respondió: “la familia militar”. Para lo cual confirmo la aprobación de una amnistía para ellos. 

¿Por qué no se juramentó? Porque lo ocurrido este viernes fue un cabildo abierto. Un acto no vinculante y que además, ni siquiera se votó de forma simbólica.

Guiadó aseguró una y otra vez que la Asamblea va a asumir su responsabilidad.

Artículo 333.- Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

Artículo 233.-  Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato. Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

Si la falta absoluta del Presidente o la Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva. En los casos anteriores, el nuevo Presidente o Presidenta completará el período constitucional correspondiente. Si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar dicho período.

Las personas comenzaron a concentrarse desde temprano en la sede las Naciones Unidas para gritar consignas como “Guaidó presidente” y “El pueblo unido, jamás será vencido”.

La primera en tomar la palabra fue la dirigente estudiantil Rafaela Requesens, hermana del diputado Juan Repquesens quien cumple casi 160 días preso. Desde ahí le envió un enérgico mensaje a la Asamblea y a Guaidó: “asuman su responsabilidad”. Y también a la Fuerza Armada para que “cumplan su deber para que no los vean con desprecio”.

En cuanto a la Asamblea, les pidió asumir las facultades del Legislativo lo que generó aplausos.

“Depende de todos los diputados y depende de la dirigencia nacional que está y que no está en el país y que se tiene que unir”, exclamó.

“A ti Guaidó, hoy no solo representas a Juan Guaidó. Hoy representas a una madre, a la hermana de un diputado que debería estar aquí y que está preso, a la gente que espera que den un paso. Si piensan que no estamos dispuestos, mira la gente que está aquí, la que protesta por servicios”, dice.

 

Por su parte, Nicmer Evans aseguró que si el gobierno está dispuesto a disolver la Asamblea “todos nos transformaremos en la Asamblea”. Para él, Guaidó “no puede solo” por eso invoca el “espíritu del 23 de enero pero del siglo XXI”.

Evans llama además a la huelga nacional.

Un llamado que no ha tenido consenso aún.

El diputado Miguel Pizarro pidió no “confundir deseo con realidad. No vamos a dejar que los atajos nos lleven a la división”.

La Unidad sigue siendo una materia pendiente, por eso pidió “Sentar las bases de una transición” y tender puentes a quienes están en el gobierno. “Es hora de romper con la obediencia y con las lealtades (…) Esta es la hora de tomar decisiones y de tomar posturas”, en un claro mensaje a los funcionarios gubernamentales y que no fue bien recibido en el público.

“En este mismo lugar (PNUD) iniciaron muchas movilizaciones, lloramos a nuestros muertos. Hoy, esta Asamblea trabajará para la transición”, sentenció Pizarro.

Es importante destacar el hecho de que es la primera convocatoria opositora que congrega a cientos de personas que rechazan el gobierno de Nicolás Maduro.