Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

“La dieta de Maduro te pone duro”, dice entre risas el Presidente

AP

Al bautizar una revista sobre las bolsas de comida CLAP que raciona su Gobierno en tiempos de hambre y escasez, el Presidente Nicolás Maduro lanzó con una sonrisa en los labios la frase: “la dieta de Maduro te pone duro, sin necesidad de Viagra”.

En un acto celebrado el domingo en el Teatro Simón Bolívar de Caracas, el jefe de Estado se refirió a uno de sus asistentes, Gustavo Villapol, editor del semanario Cuatro F, por qué estaba tan delgado. y se sorprendió por su flacura. A señas, Villapol, le explicó que estaba trotando pero desde el público alguien le dijo que se debía a “la dieta de Maduro”. Ahí, el Presidente soltó el dicho ante las cámaras de VTV. Esto seguramente retumbará en los oídos (y en la tripas) de muchos.

La “dieta Maduro”, como se conoce popularmente el aguante del venezolano común a la crisis, es sentida por millones en los últimos dos años. El acelerado ritmo de la inflación en los alimentos -producto de los controles en la economía y un gasto fiscal descontrolado- ha llevado a sectores de clase baja y media a colocar su talla y peso en una especie de tobogán, ante lo costoso que resulta acceder a proteínas y carbohidratos… si es que lo hay en los abastos y mercados.

Quizás no lo ha visto, pero el jefe de Estado debe saber que hay niños y adultos muertos en varias partes del país por los rigores de la dieta que lleva su apellido. En la Alta Guajira venezolana la “dieta de Maduro” fue sentida en carne propia por los dos de los hermanitos González que murieron por no haber probado bocado en días.

La “dieta de Maduro” también mató a Royer Augusto Machado, el bebé de 18 meses en el sector de las Trinitarias de Maracaibo luego de tres días sin comer. La “dieta de Maduro” además desmayó como pines de bowling a los estudiantes en las aulas de Fe y Alegría en Ruiz Pineda. No tener nada para comer es sentido por millones. Un estudio elaborado por More Consulting para la Asamblea Nacional opositora asegura que más de 53% de los venezolanos se ha acostado una vez sin probar alimentos gracias a la “dieta de Maduro”.

Según datos de la firma Venebarómetro, el 17% de los consultados solo come una vez al día, un dramático avance con respecto a febrero, cuando eran el 4,8% y en abril, cuando ya había subido a 13,4%. El porcentaje de quienes comen solo dos veces al día se ha duplicado hasta 44% en junio contra 24,3% en febrero y saltó dramáticamente respecto al 30,3% de abril.

Son cifras y realidades que varios funcionarios del gobierno se afincan en desconocer (y ocultar). Es tiempo para que el Presidente haga honor a su apellido y madure sus palabras, muchas de las cuales no dan risa.

Amenazas y diálogo con Zapatero

En el acto, Maduro siguió con su retórica de lanzar amenazas a sus opositores y dar anuncios sin detalles. Sobre el encuentro que tuvo la tarde de este sábado con el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, que actúa como mediador para impulsar un encuentro entre el oficialismo y la oposición, dijo que fue una reunión “muy fructífera en el esfuerzo por el diálogo”.

Maduro no adelantó, sin embargo, qué fue lo que conversó en ese encuentro con el político español.

Reiteró que ha pedido la ayuda de la Unasur y de los expresidentes para “vencer la cultura del odio” que, asegura, ha sembrado la oposición venezolana con el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, a la cabeza.

Ramos Allup “se mete con una mujer aquí, con una mujer allá (…) en ese lenguaje que él tiene. No puede ser que de manera impune esta gente, todos los días, arremete contra una mujer digna, profesional de la República, como la presidente del Poder Electoral (Tibisay Lucena) y todas las rectoras del CNE. Arremete contra esta digna mujer, profesional de la República, que ha dedicado su vida al derecho, como es la presidenta del TSJ, la magistrada doctora Gladys Gutiérrez. Y contra la Fiscal Luisa Ortega Díaz”, comentó Maduro.

El Primer Mandatario señaló que la demanda internacional contra Ramos Allup sigue en curso por presuntas ofensas a las mujeres que encabezan los Poderes Públicos. También se refirió a las declaraciones del diputado Julio Borges que, en su opinión, son amenazas contra la presidenta del CNE.

“Nosotros tenemos que actuar jurídicamente y que ellos (Ramos Allup y Borges) paguen lo que tienen que pagar en los tribunales de la República por sus ataques de intolerancia, de odio. Por sus amenazas”, sostuvo.

Aclaró que en este diálogo se busca la paz y no se trata de una “negociación” de su mandato como supuestamente han sugerido algunas personas.

“A veces sale gente por ahí que se les desvaría la cabeza y que (dice que) Maduro está negociando, hay que ser bien malvado para decir eso. ¿Ustedes creen que yo soy capaz de negociar y traicionar al pueblo? Hay que ser bien perverso y malvado”, dijo el presidente que reiteró que siempre será “leal” a la revolución bolivariana.

En ese sentido, anunció que en los próximos días llegará al país el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, a fin de continuar las acciones de diálogo con la oposición.

Durante el bautizo de la revista sobre las bolsas de comida CLAP, aprobó además 80.000 millones de bolívares para cubrir el aumento de salario y cestaticket de gobernaciones y alcaldías. 

“Y si hacen falta nuevos recursos para el remate del año, vamos a calcular porque yo quiero que los excedentes del pago de impuestos se invierta en lo que necesite el pueblo. Eso sí, gobernador de la yuca (Henrique Capriles Radonski) hay que cuidar el dinero porque le debe hasta a los bomberos”, dijo.