Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La falta de aceite en los rieles se suma a los peligros en el Metro

Metro de Caracas
07/12/2017
|
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO | EL ESTÍMULO

El Metro de Caracas añade un problema más a su lista: la falta de aceite que deben tener los rieles en la Línea 1 preocupa a los trabajadores del sistema  y a la ONG Familia Metro.

Al rosario de problemas que enfrenta el sistema subterráneo, reflejado en fallas eléctricas, hacinamiento en los vagones,  ausencia de extintores, luminarias, inseguridad, robo de cables, entre muchas otras; se suma una que podría incidir en el descarrilamiento de uno de los 29 trenes operativos que cruzan a diario la línea Palo Verde-Propatria: la falta de mantenimiento de sus vías férreas.

Los chirridos que se escuchan en algunos tramos de la línea avisan una tragedia, aseguraron a El Estímulo una trabajadora de la empresa  y un miembro de la Familia Metro. Ambos coincidieron que la falta de lubricantes en los rieles afecta directamente en el sistema de frenado de los vagones y pone en peligro la fricción diaria de los trenes con las vías.

El debilitamiento al que están expuestos los rieles puede sacar a los trenes del carril, aseguraron las fuentes.

“No le están echando aceite a los rieles. Aquí va a ocurrir una desgracia más temprano que tarde”, afirmó uno de los trabajadores del sistema en condición de anonimato ante el temor de ser botado por la empresa estatal, tal como ha ocurrido como muchos de sus compañeros.

Hablar a la prensa es considerado por la directiva del Metro de Caracas como “traición a la patria”, denunció.

Alberto Vivas, ex operador del metro y miembro de Familia Metro, denunció que no se hace mantenimiento en los dispositivos que inyectan lubricantes cada 150 metros en la vía férrea.

“Cuando se oye un ruido fuerte en el frenado, es porque el dispositivo no está funcionando o no tiene grasa cada vez que pasa el tren”, alertó Vivas. El engrasado de los mismos previene el desgaste tanto de las ruedas como de los rieles.  “En teoría, el sistema de rieles tiene 15 años de garantía al igual que el de las ruedas”, agregó.

Los operadores de los trenes han manifestado en repetidas ocasiones sus preocupaciones por la situación actual que atraviesa el Metro, pues, advirtieron el peligro de operar los trenes sin el correcto mantenimiento.

Hacinamiento en la Línea  1

 

Ambas fuentes confirmaron que el peligro en los rieles se acelerará con el constante deterioro que sufre a diario el sistema férreo. La sobredemanda del sistema 1,  que se explica por el irrisorio precio del boleto amarillo (es 175 veces más barato que el pasaje en un autobús), es un factor que incide en la calidad del  servicio.

Alrededor de 2.200.000 personas se desplazan a diario en la línea 1 del Metro de Caracas. Según Vivas, la capacidad de personas por tren en esta línea es de 1.553 personas (trenes nuevos, los de color gris), y en los trenes de última generación, aumenta la capacidad de albergue con 335 personas. Es decir, 1.888 usuarios (aproximadamente) utilizan el sistema.

Para medir la afluencia de usuarios, el Centro de Control de Operaciones (CCO), contabiliza las personas que pasan por los torniquetes en cada estación. Indiferentemente si se utiliza el boleto.

En teoría, deberían estar funcionando 42 trenes en “hora pico” y 39 trenes en “hora valle” (horas con menos afluencia de usuarios). Sin embargo, Hoy día funcionan 29 trenes, y en algunos casos, 33. La cantidad de trenes necesarios no es suficiente para la cantidad de usuarios que se movilizan.

“El metro es una empresa estratégica para el Estado, no puede dejar de funcionar porque la ciudad colapsa”, agregó Vivas.

Si no le hacen el mantenimiento preventivo y rutinario, el sistema va a colapsar, reiteró.

 

error: Alerta: Contenido protegido

escorts london