Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Las alarmas también se encienden en Colombia por las Zonas de Defensa Marítima

Golfo-de-Vzla

La publicación (y posterior reimpresión) del decreto 1.787 que ordena la creación de las Zodimain (Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular) también encendió las alarmas en Colombia, que observa con preocupación el alcance de esos mecanismos en aguas del Golfo de Venezuela, una zona disputada por ambos países.

El diario el Espectador de Bogotá publicó este miércoles un análisis en el que asegura que la cancillería de Colombia estudia con lupa la creación de la Zodimain Occidental que alcanzan las aguas del Golfo de Venezuela, un área cuya delimitación legal está siendo negociada desde hace décadas por las dos naciones.

“El decreto traza la posición extrema de Venezuela, es decir, la máxima aspiración que ese país ha mostrado durante la disputa con Colombia. Dicha posición, por supuesto, no ha sido aceptada por Colombia”, señalan los internacionalistas por el diario.

Consultado por El Estímulo, el internacionalista Sadio Garavini advirtió días atrás que Colombia podría tomar la nueva delimitación marítima decretada por Venezuela con las Zodimain para revivir su reclamo en las aguas del Golfo.  Una zona de defensa marítima integral comprende “una agrupación territorial de fuerzas y medios en un espacio geográfico (…) donde se conducirán operaciones para la defensa”.

El gobierno de Nicolás Maduro publicó el pasado 27 de mayo el decreto 1.787, en respuesta a Guyana por la exploración y explotación petrolera en bloques en aguas de El Esequibo, donde participan varias trasnacionales petroleras como la Exxon Mobil.

El Espectador asegura que la nueva delimitación impuesta por Venezuela en su frontera marítima con Colombia es inédita y “no tiene validez” al cubrir un área que se encuentra en negociación.

“La línea de prolongación de la frontera fue rechazada por Colombia desde 1969. Por eso, establecer la línea de manera unilateral, mediante decreto como lo hizo Maduro, no tiene validez y debería acordarse a través de un tratado”, asegura el diario.

Venezuela y Colombia dirimen su litigio sobre las aguas del Golfo con la Comisión Negociadora (Coneg), un organismo que mantiene en los últimos años ha interrumpido esas negociaciones por desavenencias políticas entre los Gobiernos de Caracas y Bogotá.