Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Llega a Yemen primer avión de MSF con 15 toneladas de ayuda

PROTESTA EN CONTRA DE LOS BOMBARDEOS PERPETRADOS POR LA COALICIÓN ÁRABE EN EL YEMEN
13/04/2015
|
FOTO: EFE YAHYA ARHAB

 El primer avión de carga de Médicos Sin Fronteras (MSF) llegó hoy a la capital yemení, Saná, con 15 toneladas de suministros médicos de urgencia, informó en un comunicado la organización humanitaria.MSF alertó de que aún hay muchas necesidades de índole médico y sanitario en el Yemen que deben ser cubiertas y por ello demandó mayores facilidades de acceso al país.

“Necesitábamos esos suministros médicos y su llegada ahora nos permitirá responder mejor a las necesidades en diferentes partes del país”, afirmó en la nota la coordinadora general de MSF en el Yemen, Marie-Elisabeth Ingres.
La responsable de la organización apuntó que “las rutas de suministro han de permanecer abiertas para permitir que llegue más ayuda, y debe facilitarse el acceso al país por mar y aire para transportar más suministros médicos y más equipos hasta aquí”.

MSF está trabajando para que las autoridades yemeníes abran una ruta adicional por vía marítima desde Yibuti hasta la ciudad meridional de Adén, según el comunicado.

El pasado día 8, la organización internacional envió desde Yibuti un barco con 1,7 toneladas de suministros médicos y un equipo quirúrgico de cinco personas.

MSF ha atendido en sus instalaciones en el país a más de 800 heridos desde el pasado 19 de marzo, una semana antes del inicio de los bombardeos de la coalición árabe contra las posiciones de los rebeldes hutíes.

La afluencia de ayuda humanitaria para atender a los miles de heridos y personas necesitadas no comenzó hasta mediados de la semana pasada, después de largas negociaciones con las distintas partes implicadas y de superar importantes dificultades logísticas.

El pasado 26 de marzo, Riad y sus aliados regionales declararon la guerra al movimiento chií de los hutíes para intentar frenar su avance hacia la ciudad meridional de Adén, donde el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, había establecido su sede provisional tras huir de Saná, que cayó en manos rebeldes en septiembre.