Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

“Los papeles de Panamá” descubren cómo chavistas intentaron ocultar su riqueza

Hugo Chávez 5 de marzo de 2016 5M 3er aniversario de la muerte

Los nombres de exfuncionarios venezolanos figuran entre miles de registros de personas que abrieron compañías “offshore” en paraísos fiscales con la firma panameña Mossack Fonseca, cuyos datos fueron dados a conocer este domingo en un trabajo conjunto de más 300 periodistas de investigación de 109 medios en distintas partes del mundo.

El ex jefe de Escoltas de Hugo Chávez, Adrián Velásquez, el ex jefe del Programa Bolívar 2000, el general Víctor Cruz Weffer y autoridades de Petróleos de Venezuela, como Jesús Villanueva, comparten tarima con funcionarios y ciudadanos de otros países - entre ellos el actual presidente de Argentina Mauricio Macri- en una trama develada que aunque no necesariamente implica hechos de corrupción en todos los casos, revela complicadas operaciones que facilitan el lavado de dinero, desviación de recursos y en otros casos presuntas irregularidades.

Empresarios –algunos vinculados al gobierno revolucionario de Venezuela, aunque luego aparecieran bajo la figura del asilo en otras naciones– también usaron a Mossack Fonseca para construir tramos submarinos de sus operaciones financieras. Sus nombres saldrán a relucir a partir de hoy.

También hay casos de comerciantes que abrieron fachadas corporativas en paraísos fiscales como Hong Kong, Panamá, Islas Vírgenes o Belize para sacar provecho de las oportunidades que abrió la avidez importadora del gobierno venezolano.

Conocido como #PanamaPapers o Los papeles de Panamá, los reportajes publicados el domingo 3 de abril se convirtieron en tendencia mundial.

El origen de estos trabajos es una filtración hecha al periódico alemán Süddeutsche Zeitung de Múnich que ante la avalancha de documentos recurrió al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), el cual articuló la cobertura global, con especificaciones en cada país donde figuran involucrados.

Más de 11,5 millones de documentos fueron filtrados en formato electrónico de un bufete panameño, Mossack Fonseca (MF), que desde el istmo y a través de sus 38 sucursales en todo el mundo lidera la industria de incorporación de empresas en paraísos fiscales como, además del mismo Panamá, las Islas Vírgenes Británicas, las islas Seychelles en el Océano Índico o los estados norteamericanos de Nevada y Delaware, entre otros, revela la página www.panamapapersvenezuela.com.

En esa dirección fueron publicados los trabajos, en el cual participaron 11 periodistas de medios digitales venezolanos coordinados por el portal de investigación Armando.Info. Este domingo fueron expuestos tres casos en los portales, RunRun.es, Armando.Info y El Pitazo. Durante la semana serán publicados nuevos reportajes a través de Efecto Cocuyo. La página oficial que contiene todos los reportajes fue atacada este domingo.

Los casos

La palabra “Venezuela” aparece en un poco más de 241.000 documentos contenidos en la base de datos filtrada y que constituye la mayor revelación de información sobre paraísos fiscales que haya ocurrido hasta el momento.

El exedecan del presidente Chávez, el capitán (r) Adrián Velásquez, de 36 años, mantiene la empresa Bleckner Associated Limited en Las Seychelles. La compañía se dedica a administrar los activos rentables de Velásquez con una perspectiva de gestión de riqueza.

Este exoficial convirtió a República Dominicana en su morada y su vida ha tenido un notable ascenso, escribe el periodista Alfredo Meza.

Una investigación de la propia firma Mossack Fonseca recomendaba indagar más sobre el perfil como eventual cliente de Velásquez, debido a que podría estar vinculado al negocio ilegal de comida. De igual manera, se informa que el exmilitar tiene una cuenta en Suiza y cinco compañías de un capital de 10 mil dólares cada una en Panamá.

Ver Adrián Velásquez, el edecán de Chávez que puso su dinero a buen resguardo

Por su parte, la periodista Lisseth Boon, de RunRun.es escribe sobre el general Cruz Weffer y cómo el exjefe del Plan Bolívar 2000 implicado en presuntas irregularidades administrativas durante su gestión abrió una sociedad en Seychelles en 2007 cuando fue imputado por enriquecimiento ilícito y ocultamiento de datos.

“El 7 de mayo de 2007, tres semanas después de haber sido imputado por el Ministerio Público por delitos contemplados en la Ley contra la Corrupción de Venezuela, Cruz Weffer desvió su trayectoria empresarial a otro continente. En Seychelles, un archipiélago de arenas blancas y aguas color esmeralda del océano Índico, fue registrada a su nombre la empresa Univers Investment Ltd, con un capital de 50 mil dólares”, reporta Boon.

A diferencia del caso del edecán, Weffer sí respondió los requerimientos de la periodista. Vía correo electrónico (30-03-2016) negó haber registrado Univers Investment. Agregó que “años atrás” adquirió una empresa registrada en Panamá por un monto de $50 mil para abrir una cuenta en un banco filial del Crediss Suiss (sic) en Ginebra, para solicitar un crédito a la financiadora italiana Credito and Svillupo con el fin de desarrollar proyectos de vivienda en Venezuela. Aclaró que tanto la empresa como la cuenta están actualmente cerradas”.

Ver Cruz Weffer, el general chavista que desembarcó en un paraíso fiscal

Un tercer caso fue revelado este domingo 3 de abril. Se trata de Jesús Villanueva, que hasta 2010 fue el auditor general de Pdvsa. El reportaje escrito por el periodista César Batiz relata la vinculación de este alto cargo con una empresa de maletín.

“Un año antes de jubilarse quiso obtener un poder para manejar una empresa inscrita en Panamá, a través de una operación que involucró a Suiza y Luxemburgo, todo bajo un entramado diseñado por Mossack Fonseca” .

Luego de distintos esfuerzos y dada la precaución de MF, finalmente Villanueva se relaciona con la empresa Blue Sea Enterprises e involucra a su hija en el manejo.

Su hija, Anny Josefina dice no recordar el nombre de la compañía, pero asegura que no se encontrará ningún documento que compruebe que ella maneja una cuenta bancaria de Blue Sea Enterprises.

“Si ustedes no tienen un documento que diga que hay una cuenta a mi nombre de esa empresa no pueden decir que yo soy testaferro”, expresó al ser entrevistada telefónicamente, para luego agregar: “Si yo tengo esa empresa a nombre de mi papá cuál sería el problema”, respondió ante los requerimientos del periodista.

Ver: El auditor de Pdvsa que quería ocultar su riqueza

¿Qué más se viene?

En la plataforma panamapapersvenezuela.com se explica que la pesquisa empezó en junio de 2015 e involucró a 11 periodistas de diversos medios electrónicos. Si bien una gran parte de los cientos de miles de documentos relativos a Venezuela no incluyen información relevante, la mera revisión, análisis y procesamiento de los datos significó meses de trabajo.

“Queda claro que constituir una empresa offshore no representa un delito en sí mismo y hasta resulta algo natural para determinadas transacciones comerciales”, aclaran.

Y agregan:

La mayor parte de los servicios que la industria offshore provee son legales si los utilizan quienes obedecen a la ley. Pero los documentos demuestran que bancos, firmas legales y otros actores offshore a menudo no siguieron los requerimientos de ley para asegurarse de que sus clientes no están envueltos en actividades criminales, evasión de impuestos o corrupción política. En algunas instancias, según muestran los archivos, intermediarios offshore se protegieron a sí mismos y a sus clientes ocultando transacciones sospechosas o alterando registros oficiales.

Durante esta semana seguirán publicando reportajes elaborados por los periodistas Ahiana Figueroa, Alfredo Meza, César Batiz, Ewald Sharfenberg, Fabiola Zerpa, Joseph Poliszuk, Katherine Pennacchio, Laura Weffer, Lisseth Boon, Roberto Deniz y Ronna Rísquez.

d74ddb38b60258a2ad67eaf624972667

error: Alerta: Contenido protegido

escorts london