Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Maduro pensó en la Constituyente desde el 9 de diciembre de 2015

Maduro con JVR
20/08/2017
|
FOTO: PRENSA PRESIDENCIAL

En una entrevista de corte político que buscaba destacar el aprendizaje que tuvo del presidente Hugo Chávez, el jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro, reveló en el programa José Vicente Hoy, transmitido por Televen, que la Asamblea Nacional Constituyente era una necesidad muy bien pensaba durante bastante tiempo.

De acuerdo con las declaraciones ofrecidas al periodista José Vicente Rangel, la propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente no salió como respuesta a las protestas de calles de comienzos de abril que pusieron una vez más en evidencia ante la comunidad internacional, la violación a los derechos humanos de la población.

“La ANC era una necesidad muy bien pensada durante bastante tiempo. La pienso desde el 9 de diciembre de 2015, a los tres días de la derrota electoral”, dijo para referirse al resultado adverso en los comicios parlamentarios en los que la oposición consiguió la mayoría.

“Me tocó asumir la derrota electoral circunstancial y el 9 recibí aquí (Palacio de Miraflores) a gente indignada por el revés y desde entonces pensé en la Asamblea Constituyente, pero esperaba el momento adecuado”, afirmó.

Dijo que ante los intentos de la oposición de sacarlo del poder después que consiguieron la mayoría en la Asamblea Nacional, sentó a sus dirigentes en una mesa de diálogo, con el Vaticano, para buscar salidas a la crisis y no quisieron.

“El anuncio lo iba hacer el 19 de abril por la fecha histórica (día de la Independencia), porque ya estaba convencido de que la oposición buscaba una guerra civil, pero el 1º de mayo se dieron las condiciones” para hacer la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.
Señaló que luego de reunirse con el canciller Jorge Arreaza y la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez y varios de sus integrantes, acordó la celebración de una cumbre mundial en apoyo a la paz y a la Constituyente en Venezuela y así tratar de revertir los efectos de una agresiva campaña mediática hacia el exterior.

Ante una pregunta de Rangel, Maduro dijo que la estabilidad institucional está garantizada, entendida bajo los preceptos de la revolución. “Hay que ver lo que es tener al imperio más poderoso del mundo apuntándolo a uno”.

Indicó que desde Miami se financió el ataque a la 41 Brigada Blindada del cuartel Paramacay en el estado Carabobo el 6 de agosto. “Todos han confesado. Tenemos pruebas que nos han llevado a determinar que factores conspiran desde Estados Unidos”.

Aseguró que se trata de tres grupos de conjurados que el gobierno tiene vigilados. El primero, el que participó en el golpe de Estado de abril de 2002 y que está activado desde Costa Rica, Colombia, Estados Unidos, Portugal y España; el segundo, que intervino en el llamado “golpe azul”, presunta intentona en febrero de 2015 y el tercero y que según Maduro fue neutralizado en 2014, a cargo del capitán Juan Carlos Caguaripano que tiene su base de operaciones en Miami y participó en el reciente asalto de armas al cuartel Paramacay.

“Los tenemos vigilados”, dijo a la vez que aseguró sin embargo, que ha sido mucho el dinero que se ha invertido en esas operaciones.

- Corrupción enquistada -

Maduro aseguró que su gobierno lucha contra la corrupción. “La gente sabe de nuestra honestidad, la corrupción es una plaga que ha atacado el país por mucho tiempo y ha estado vinculada a la burocratización”, dijo.

“Nunca conté con el apoyo de la Fiscalía para el combate a la corrupción”, aseguró para hacer alusión a Luisa Ortega Díaz, destituida del cargo el 5 de agosto por la ANC, y quien -según el mandatario nacional- bloqueó las investigaciones de casos de corrupción ordenadas por él como ocurrió con empresas vinculadas a la Faja Petrolífera del Orinoco. “Es una gran batalla que nos tomará mucho tiempo”.

Denunció que Ortega alertó a los responsables de los hechos y los corruptos escaparon del país y “les cobró millones de dólares con los cuales abrieron cuentas en el exterior, en paraísos fiscales del Caribe”.

“Ahora es cuando descubro en toda su magnitud lo que es un red de extorsión”, señaló para asegurar que la Fiscal, junto a su esposo, extorsionaba y protegía a estas personas (responsables de actos de corrupción).
Ortega, que se mantuvo al frente de la Fiscalía por una década, denunció en abril la ruptura del orden constitucional en Venezuela luego que el Tribunal Supremo de Justicia decidiera en contra de la Asamblea Nacional opositora asumiendo sus funciones.

Ortega salió del país este viernes y se encuentra en Colombia, junto a su esposo el diputado chavista Germán Ferrer, a quien la ANC le allanó la inmunidad para procesarlo luego de haber apoyado la actuación de Ortega Díaz y haberse sumado al bancada parlamentaria de oposición.