Maduro promueve hasta la cúpula del poder a los acusados por EEUU

El presidente, Nicolás Maduro designó al general de 51 años Néstor Luis Reverol Torres como ministro de Interior, Justicia y Paz, en sustitución de Gustavo González López, dos días después de que una Corte Federal en Nueva York acusara de narcotráfico al militar. El ascenso va en línea con la actitud desafiante del chavismo frente al sistema de justicia de Estados Unidos. También evidencia cómo estas personas podrían quedar jurídicamente vulnerables, al menos internacionalmente, si el mandato del heredero de Hugo Chávez es revocado este mismo año.  

Maduro promueve hasta la cúpula del poder a los acusados por EEUU

Los antecedentes de González López, quien ahora permanecerá en la jefatura del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), también son oscuros según la justicia norteamericana. El funcionario es uno de los sietes venezolanos sancionados por el presidente Barack Obama mediante un decreto emitido en marzo de 2015.

El ascenso que hiciera Maduro este martes es una demostración más de que ser acusado o perseguido por Estados Unidos, es un pase directo a la cúpula del gobierno venezolano. Ha pasado en numerosas ocasiones, y ante un escenario de diálogo entre la oposición y el Gobierno, estas personas serán parte de las fichas de negociación o de las pérdidas netas del chavismo si sale del poder.

Último caso

La Corte de Nueva York acusa al ex comandante de la Guardia y ex presidente de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), Néstor Reverol, junto a su ex subdirector, Edylberto José Molina Molina -actual agregado militar de la embajada venezolana en Alemania-, de recibir entre 2008 y 2010 pagos de narcotraficantes a cambio de ayudarles para distribuir cocaína en Estados Unidos.

Por su parte, González López es considerado por Estados Unidos como responsable o cómplice “en actos significativos de violencia o conducta que constituyen un abuso serio o violación de los derechos humanos, incluidos aquellos en contra de personas involucradas en protestas antigubernamentales en Venezuela a partir de febrero de 2014.  Como director general del SEBIN, se asoció con la supervisión de los líderes de la oposición del gobierno de Venezuela”.

AVN

Este último, además de formar parte de los siete sancionados por Obama, está en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados. En esa misma “lista negra” para el Tesoro de EEUU están los otros seis mencionados en el decreto Obama tildados como amenaza para el país.

Quienes están en el inventario de la OFAC (actualizado en este artículo hasta el 6 de julio de 2016) es porque el gobierno de Estados Unidos “tiene pruebas suficientes de sus vínculos con armas de destrucción masiva, terrorismo, narcotráfico, tráfico de personas, delincuencia organizada transnacional”, señala el experto en anti lavado de dinero Alejandro Rebolledo.

De peones a alfiles

Entre quienes allí aparecen y fueron luego ascendidos por el gobierno de Maduro está Katherine Nayarith Haringhton Padron. Pasó de Fiscal Nacional 20 del Ministerio Público a Viceministra del Sistema Integrado de Investigación Penal.

Antonio Benavides repite el perfil. El 7 de julio de este año pasó de ser comandante de una región para ocupar el puesto de jefe de todo el componente. Es el nuevo comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en sustitución de Reverol.

Benavides también dirigió la Región Estratégica para la Defensa Integral (Redi) Central -que abarca Distrito Capital y los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Vargas-, se desempeñó como jefe del Comando Regional Nº 5 y del Estado Mayor, del Core 5 desde 2007.

Por su parte, el tachirense Freddy Bernal, ex diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y ex alcalde de Caracas, quien también es juzgado por la OFAC, actualmente ocupa el cargo jefe del Centro de Control y Mando del Estado Mayor Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

AVN

Y Hugo Carvajal detenido en Aruba en 2014, acusado de narcotráfico por la justicia de Estados Unidos, cuando era cónsul de Venezuela en la isla, es hoy diputado a la Asamblea Nacional por el partido de gobierno.

“En cuanto a la denuncia de Estados Unidos, yo no confío en la justicia de ese país. Esos papeles que tú dices, los llevaron a Aruba. Y cuando el gobierno de Holanda pidió las pruebas para mi extradición, ellos no pudieron demostrar nada”, expresó Carvajal desde la AN a Transparencia Venezuela.

Otro que está en esa lista es Amilcar Jesús Salazar. En 2015 reemplazó a la Almiranta en Jefe Carmen Meléndez como Ministerio del Despacho de  la Presidencia, cuando el presidente movió fichas para preparar el equipo que sería candidato a las parlamentarias. Antes se desempeñó como comandante de la Guardia de Honor Presidencial. Hoy Meléndez es parte de la fracción parlamentaria del oficialismo.

Un caso distinto es el de los sobrinos de la pareja presidencial. Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas quienes están siendo juzgados por narcotráfico en Nueva York.

ciliafloresportada

Foto: Andrea Hernández

Según un reciente informe presentado a la Corte del Distrito Sur de Nueva York por el fiscal acusador, Preet Bharara, el agente Especial de la Administración para el Control de Drogas  (DEA), Sandalio González, quien formó parte de la detención, le preguntó a Campos Flores si había contactado con algún político, militar o funcionario del gobierno venezolano para pasar la droga por el aeropuerto de Caracas y este respondió que podría haber pasado las sustancias por el aeropuerto muy fácilmente debido a quién era. Se trataba de tráfico de influencias. A pesar de esto, en Venezuela no se ha abierto investigación alguna al respecto, a pesar de que un caso así en un país demócrata podría significar la destitución del Gobierno por su vinculación.