Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Maduro reta al Mercosur durante el cierre del MNOAL: “Tenemos la presidencia”

Maduro

El presidente Nicolás Maduro afirmó el domingo que Venezuela seguirá siendo parte del Mercosur, pese a la “triple alianza” que a su juicio formaron Argentina, Brasil y Paraguay para expulsar a su país del bloque regional.

Maduro lamentó que esos gobiernos -con los que se ha trenzado en una ácida disputa verbal en medio de la aguda crisis en el país- hayan “tomado el camino” del retroceso y pretendan bloquear la presidencia de Caracas.

“Venezuela es Mercosur y va a seguir siendo Mercosur. Tenemos la presidencia”, declaró desafiante el mandatario a la prensa al término de una cumbre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL), en Isla Margarita, en la que recibió de Irán la presidencia rotativa por tres años.

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, fundadores del Mercado Común del Sur (Mercosur), asumieron la presidencia del grupo en lugar de Venezuela, por considerar que este no había cumplido con los compromisos económicos y políticos a los que se adhirió en 2012.

Incluso le dieron un ultimátum para que se pusiera al día antes del 1 de diciembre, so pena de ser excluido del bloque.

Sin mencionar a Uruguay, Maduro acusó a los socios de ser “hijos de los viejos dictadores” que “desaparecieron a miles de jóvenes” en los setenta.

“La triple alianza no podrá desaparecernos”, exclamó Maduro, y anunció que el martes la cancillería venezolana se referirá a lo que llamó “mentiras” de los tres gobiernos.

En agosto, Caracas anunció el inicio de su período semestral al frente del Mercosur, pero su mandato no era reconocido formalmente por los fundadores.

Venezuela logró incorporarse en 2012 tras la suspensión temporal de Paraguay, cuyo Congreso se opuso durante años a su nombramiento como socio.

Entonces, con el respaldo de Argentina, Brasil y Uruguay, el gobierno de Hugo Chávez -fallecido en 2013- veía en el bloque una fuente privilegiada de abastecimiento para una economía petrolera que importa la mayor parte de lo que consume.