Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Maduro pide al TSJ declarar “inconstitucional” la Ley de Amnistía

AVN

“La Asamblea Nacional no produce ni un tomate, mientras nosotros estamos en tremenda batalla contra la guerra económica. No nos dejemos sacar de la agenda constructiva”, afirmó este jueves desde Miraflores. 

El presidente de la República, Nicolás Maduro, solicitará a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) evaluar la constitucionalidad de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aprobada por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional (AN).

“Dado que la considero una ley de autoperdón, he decidido hoy mismo enviar al secretario jurídico del Palacio de Miraflores, Elvis Amoroso, con este documento pidiendo a la Sala Constitucional que declare inconstitucional la Ley de Amnistía”, dijo desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Precisó que al terminar el acto Amoroso llevará el documento para que el TSJ cumpla, en pleno ejercicio de sus funciones, y tome una decisión: “Mientras esto suceda, conciencia en la calle”, dijo.

Maduro recibió a los oficialistas que se movilizaron este jueves desde la Plaza Morelos para hacer entrega de un documento en rechazo a este instrumento, aprobado por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional (AN).

“Es una ley para legalizar la violencia y el golpismo (…) Tenemos que garantizar que esta ley sea detenida, como quien detiene una amenaza mayor contra su familia (…) La Ley de Amnistía no va”, agregó.

Maduro aseguró que con esta Ley Venezuela podría entrar en un ciclo de “guerra civil”, y agregó que en el país no va a reinar la división ni el odio.

“La Asamblea Nacional no produce ni un tomate, mientras nosotros estamos en tremenda batalla contra la guerra económica. No nos dejemos sacar de la agenda constructiva”, sostuvo.

Día de “rebelión”
Una vez más, el mandatario nacional calificó de “amnesia criminal” la ley a la que consideró un “autoperdón de los asesinos, cobardes y criminales”.

Maduro llamó nuevamente a la rectificación y a la rebelión contra las leyes criminales: “Hoy ha sido un día de rebelión de la conciencia. El pueblo debe rebelarse ante las leyes inconstitucionales”.

Exhortó al pueblo a no callar y a no convertirse en “esclavo” de los “nuevos amos” que legislan en el Parlamento nacional. “¿Quién hizo esta ley? ¿A quién le consultaron esta ley en el país?”.

Afirmó que el 90% de los diputados de la Unidad “nunca” se leyó la ley aprobada: “¿Cómo es que se llama eso? Chanchullo, negocio. Desde el punta de vista constitucional es inmoral”.

“Insurrección popular”

Precisó que, en uso de sus atribuciones como Jefe de Estado, hará lo que tenga que hacer en favor a la reparación de las víctimas, la justicia y el perdón, luego de las protestas de febrero de 2014.

“Aprueban leyes de acuerdo a los grupos económicos y bufetes que ellos representan. Es una ley aberrante. En abril lo que va a haber es más revolución y más pueblo consciente”.

Al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, le dijo “basura corrupta” y lo instó a respetar a Venezuela, el pueblo de Simón Bolívar.

A la oposición venezolana le extendió un mensaje claro: “O respetan las reglas del juego o la revolución se iría a una insurrección popular. Que nadie se equivoque conmigo. Queremos la paz, pero somos guerreros. ¿Ustedes se imaginan a un patiquín aquí gobernando?”.

Llamó a los opositores a renunciar a lo que consideró como estrategias violentas: “Hasta ahora no han querido y están envalentonados. Pretenden hacer leyes para quitarme los recursos del Estado”.