Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Manchester United no detiene la hemorragia y cae por liga ante el West Ham

Jose Mourinho
29/09/2018
|
FOTOGRAFÍA: EFE

Un golazo de Felipe Anderson de espuela, refrendado por dos tantos de Andriy Yarmolenko y Marko Arnautovic, dio la victoria al West Ham United sobre el Manchester United (3-1) y confirmó que el equipo de José Mourinho va cuesta abajo y sin frenos.

La derrota en la Copa de la Liga contra el Derby County, equipo de Segunda división, lejos de espolear y despertar a los ‘Diablos Rojos’, los aletargó en otro espectáculo de las habituales esta temporada y que les definen como un equipo simple y sin soluciones.

Desde el principio, quedaron a merced de un West Ham que les dominó, les maniató y les ganó terreno gracias a la superioridad de la pareja Yarmolenko y Marko Arnautovic frente a la debilidad de los centrales rojos.

Ni Victor Lindelof, señalado por Mourinho, al cambiarle en el minuto 56, ni Chris Smalling pudieron con el poderío del dúo ucraniano y austríaco.

Tampoco Luke Shaw estuvo muy acertado y fue por su banda por donde llegó la primera puñalada ‘Hammer’. En el minuto 5, Pablo Zabaleta ganó línea de fondo y puso un centro raseado que Anderson, con la espuela, mandó a la red.

En el complemento, un córner botado desde el flanco izquierdo en el minuto llegó a Yarmolenko, quien amagó en varias ocasiones, pisando el cuero, hasta que sacó un latigazo que rebotó en Lindelof y se coló mansamente en la meta de David De Gea.

El United se tambaleaba sobre la lona y solo revivió, momentáneamente, cuando Marcus Rashford remató de tacón en el primer palo un córner y recortó distancias.

Tres minutos después, Arnautovic cortó de raíz cualquier intento de remontada y aprovechó un sensacional pase en profundidad de Noble para batir a De Gea y poner el 3-1 en el marcador.

El público comenzó a cantar ‘olés’ en la grada y Mourinho, de pie en el área técnica, apenas sacaba las manos de los bolsillos para dar alguna instrucción aislada mientras su proyecto se derrumba en su propia cara y sin, prácticamente, margen de reacción.

El United, con esta derrota, se sitúa séptimo, con diez puntos, a ocho del Liverpool, que cuenta con un partido menos. Los de Pellegrini, ascienden hasta la décimo segunda posición con siete punto.