Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Maracay, “cuna de la revolución”, paralizada el 4F por entierro de un malandro

Churuguara

La ciudad de Maracay está parcialmente paralizada desde la mañana de este jueves por amenazas de bandas de delincuentes que juraron venganza por la muerte a manos de la policía de un joven de la zona, presunto soldado de uno de los jefes mafiosos que controlan el crimen organizado en el estado Aragua, según fuentes periodísticas y policiales. El entierro se llevó a cabo bajo la vigilancia policial a mediodía, en el cementerio Metropolitano de la ciudad. 

La quinta mayor ciudad de Venezuela, definida como “cuna de la revolución” por la mitología oficial chavista, ha vivido días de zozobra por la acción de bandas rivales que se disputan el control del penal Tocorón, desde donde se manejan los delitos de secuestro, extorsión, tráfico de drogas, de armas y municiones, robos de vehículos que afectan a toda la población, según fuentes policiales.

Desde la mañana del jueves el transporte no funciona con normalidad, los comercios están en su mayoría cerrados y no hay actividad en centros educativos, incluyendo universidades, el Pedagógico y colegios públicos y privados, explicó vía telefónica a El Estímulo la periodista Gregoria Díaz, corresponsal en Aragua del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) y reportera de sucesos.

CaX5cD5W0AAT8dj

En variaS zonas de la ciudad comenzaron a circular panfletos con textos amenazantes en los cuales se alega la inocencia de Emilio José Rojas Madriz “quien no padecía ningún registro policial” (sic). Dicen que el joven se preocupaba por el bienestar de las comunidades del municipio Girardot, -norte de la ciudad y que fue ejecutado en un supuesto enfrentamiento, por funcionarios del CICPC, la policía de investigaciones criminales.

Los panfletos ordenan a comercios, panaderías, agencias de loterías, transportistas, hoteles, restaurantes atenerse a las consecuencias “si hacen ejercer su función de a diario” para el día de hoy 4 de febrero. Además el grupo no identificado amenaza buscar apoyo en toda Aragua, en Carabobo, Guárico, “estados de nuestras relaciones”.

Los textos además incluyen una amenaza implícita contra el gobernador del estado Tarek El Aissami y su secretario de seguridad, Juan Sulbarán.

La avenida José Casanova Godoy, que atraviesa la ciudad de norte a sur, y conduce al cementerio metropolitano estaba tomada por fuerzas policiales, a la espera del paso del entierro. Grupos de motorizados y autobuses atestados de personas se desplazaban exhibiendo en sus ventanas pintas con el nombre del joven muerto.

Los delincuentes querían pasear el féretro por toda la ciudad y hasta llevarlo a la plaza de toros La Maestranza de Maracay, donde le querían hacer un homenaje, dijeron vecinos. Pero optaron por seguir directo al cementerio, a donde llegaron pasado el mediodía.

Los cuerpos policiales “prácticamente los escoltaron hasta el cementerio”, dijo una fuente periodística sobre el despliegue de patrullas y efectivos en la ruta del cortejo fúnebre.

Testigos presentes en la vía denunciaron vía telefónica a El Estímulo que al menos dos robos se cometieron por parte de los sujetos que nutrían la caravana del entierro.

“Hay choros (delincuentes) por todos lados”, dijo una oficinista que se manifestó indignada.

No estaba claro si las unidades policiales custodiaban el entierro o si se disponían a emprender una redada para capturar a posibles sospechosos. Por razones de seguridad, los periodistas de la fuente de sucesos prefirieron mantenerse alejados de la caravana y del lugar de las exequias.

Medios locales prefirieron dar una cobertura mínima a los hechos. “Hay mucho miedo y mucha censura y autocensura”, dijo una fuente a El Estímulo.

“La ciudad amaneció prácticamente sin transporte y sin clases. Hay además mucha angustia terrible entre los padres por la seguridad de sus hijos”, dijo Díaz cerca del mediodía, cuando el entierro recorría la ciudad rumbo al cementerio Metropolitano. Sus fotos acompañan este texto.

Según versiones extraoficiales, recogidas de fuentes policiales, el hombre muerto es “lucero” es decir uno de los lugartenientes de un jefe mafioso llamado conocido con el remoquete de “Chino de la Pedrera”, y  que es el segundo al mando del penal de Tocorón, “de donde entra y sale con normalidad”.

Hasta el mediodía no había ningún pronunciamiento de ninguna autoridad oficial del estado.

CaYNfi-XEAAwRqS

 

CaYLd54WYAMdM4f

MaracayIMG_9245