Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

María Alesia Machado es puro talento 4×4

EE-MariaAlesiaMachado-5
09/03/2018
|
FOTOS: GABRIEL GOMEZ | @GGOMEZPHOTOGRAPHY / MAQUILLAJE: JUDITH PADRON / @JUDITH.PADRON

María Alesia Machado podría ser definida con muchas palabras, por ejemplo, por su versatilidad y talento, por su simpatía y espontáneidad, pero el calificativo de mujer valiente y empoderada, es la descripción que le viene justo a la medida. Esta actriz, creativa y guerrera 4×4,  nunca olvida los tacones. Esta dualidad, que siempre batalla en su interior la hace ser quien es.  Este año estrenó programa de radio y acaba de concretar su participación en la nueva serie que grabará RCTV Internacional María Alesia pasó su niñez en las tarimas del colegio. Recuerda no sentir vergüenza por nada. Ella brillaba en los espectáculos escolares, pero las notas era un poco más opacas. Sin embargo, sus padres no se preocuparon, solo querían una niña feliz. “Creo que como me criaron así siempre los límites me costaron mucho, entrar en rutina, saber lo que se puede hacer y lo que no. Y es que en mi casa fueron muy relajados, lo que ahí estaba por encima de todo era la libertad y vivir el momento. Eran prioridad otras cosas antes que las notas, la rutina, la estructura y los límites”. Con más histrionismo que notones, Machado se graduó de bachiller en el colegio Mérici, institución a la  que ama y que le dejó cosas muy importantes. “No cambiaría mi colegio por nada en el planeta porque las mejores amigas del mundo las encontré ahí, también reforcé mi espíritu de servicio”. Después del colegio vino la universidad y un viaje a Nueva York que cambiaría el curso de su vida. En la gran manzana estudió actuación  en el HB Studio.

El sueño de ser actriz

Desde pequeña, el mundo de las cámaras, el show y los actores la apasionaba y la atraía. “Siempre fui demasiado novelera, veía RCTV y Venevisión. De hecho, en mi casa no había cable y los canales locales tenían protagonismo. Mis amigas hablaban de ‘Friends’, de ‘Dawson’s Creek’ y yo no tenía ni idea de lo que decían”. Con el paso de los años, la mente de María Alesia estaba enfocada en encontrar una respuesta a la siguiente interrogante: ¿cómo llegar a un casting? Sin embargo, para ella este era un sueño demasiado platónico, muy lejano. “Primero, socialmente era algo complicado porque el mundo de la actuación no era bien visto para mi familia y mi entorno , yo soñaba con eso, pero nunca pensé que se iba a hacer realidad. Era algo con lo que soñaba y en lo que creía, que me encantaba, pero nunca lo veía como algo que en realidad podía pasar. Además en mi familia no hay artistas, no hay actores y no había nadie que me impulsara hacia ese medio”.

El comienzo de todo

El matrimonio de unos conocidos le daría vuelta a su cotidianidad. Fue en este encuentro social en donde intercambió unas palabras con un amigo. Su conversación cambiaría su vida para siempre. “Andrés Sosa me dijo que había comenzado un curso de actuación con Ralph Kinnard, yo le dije que también quería ir. Tuve suerte, en ese momento mi papá me dijo que fuera, tenía a alguien de mi lado. Yo hice ballet, natación, flamenco, kicking ball y nunca nada me había gustado tanto como esto”. María Alesia había encontrado a su media naranja, la actuación. “Fue algo que me dio norte, que me encausó, que me dio estructura, y cuando empecé a notar que empecé a tener una rutina y una disciplina, valoré mucho más la actuación”, exclamó.   María Alesia no dejó de formarse, pero no se atrevía a dar el paso de lanzarse a un escenario. “Comencé a tomar clases con Matilda Corral, Diana Volpe y Haydee Faverola , poco a poco me fui deslastrando de muchas cosas. Me di cuenta que me gustaba tanto lo que hacía que no me importaba dejar a un lado eventos con mi familia o amigos los fines de semana. También me dejó de importar lo que la gente pensaba”. EE-MariaAlesiaMachado-1

Dos puntos de vista, una encrucijada

Su colegio, con una marcada educación católica, la determinó profundamente y le creo una dualidad: “en el colegio uno sigue como un esquema y te encausas en una línea de conducta y en un estilo de vida que debes seguir. Esto incluye casarte, tener hijos, tener un trabajo convencional, ocuparte de tu casa y de tu esposo. No quiero decir que eso está mal, pero es un pensamiento muy tradicional y mi situación se salía de los estándares. Entonces claro, yo quería lo mejor de los dos mundos: quería el arte, quería ser actriz, quería ser liberal, pero por otra parte, quería ser una señora de mi casa, con un hogar bien arreglado, llegar temprano, hacer la comida. Yo me encontraba, y hasta hoy en día me encuentro, un poco en una dualidad, y sufro. A veces me cuestiono sobre los motivos que me hicieron elegir esta carrera. Me digo que mejor hubiera estudiado para ser enfermera, maestra, orfebre, pues tendría una vida mucho más normal, no me perdería los matrimonios de mis amigas, no me saliera de los estándares en los que yo crecí. Esto es duro, pero no la dejaría por nada en el mundo”.

1984, una fecha y una obra

María Alesia fue una de las protagonistas de la obra 1984, una novela política y distópica, escrita por George Orwell entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. “Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Estoy muy agradecida. Yo soy fiel creyente de que todo llega en el momento justo y preciso, y justamente  siempre he estado muy activa con el tema de las protestas, de las marchas, siempre me ha interesado vincularme con el país, con recuperar la libertad, las causas sociales, no soy para nada apática con estos temas. Creo que esta obra tiene mucho que decir sobre esta temática y llegó justo en el momento en el que mi hermano se fue al cielo”. “Esta obra fue un regalo de él para mi. Fue su manera de decirme: ‘yo me voy a ir, pero te voy a dejar esta obra para que te pares y sigas, esto es lo que te va a dar a ti la fuerza para continuar y entender que la vida no se acaba’. Mi hermano se fue al cielo un 14 de junio y yo empecé a ensayar un 26 de junio. En esa etapa tan dura, ensayar fue una bendición. Eran las únicas tres horas del día en que mi mente estaba ocupada, avocada a pensar en mi personaje, a pensar en lo que estaba sucediendo en la obra, a mis compañeros. La actuación en esta obra me salvó”, aseveró.   Antonio Delli también llegó a su vida para enseñarle una importante lección. Compartir escenario con él en 1984, llenó a la actriz de aprendizajes: “Él es una persona que todo el mundo quiere, admira, saluda y eso se debe a su humildad, su cariño y entrega. Es tan desinteresado… él colabora con quien lo llame, desde un estudiante de La Católica hasta un súper director. Es todo lo contrario a una persona diva, es fascinante que un señor de su fama y su talento sea tan sencillo. Actuar con Antonio y compartir con él me ha enseñado que nunca te lo puedes creer demasiado. Que llegues a donde llegues siempre tienes que ser humilde”. En la obra 1984, al personaje de María Alesia, le toca desnudarse en una escena, algo muy común en las obras de teatro alrededor del mundo, pero en Venezuela no tanto. “Agradezco mucho al grupo con el que me tocó actuar, porque fue una obra muy densa, muy fuerte y ese equipo tan chévere hizo que fuera todo mucho más suave. Agradezco infinitamente al equipo que tuvimos, en esa obra no hubo nunca una molestia, una incomodidad , desde que llegábamos hasta que nos íbamos, lo único que hacíamos era echar broma”. Sobre el desnudo recuerda: “nunca me dio miedo ni incomodidad, el otro día hablando con mi esposo, Camilo, yo le decía: ‘amor, a mi hasta se me olvida que estoy sin ropa en esas escenas. Ya no sé ni cuando pasa el momento, es algo como tan orgánico, es como lavarte los dientes, pasa y ya’. Es mi primer topless pero lo hice con Elvis Chaveinte, un actor que es tan profesional, que me hace sentir tan segura, tan querida, tan protegida que todo se me olvida. El día del estreno estaba mi familia,debo reconocer que ese día, como era mi primer día ante un público, si volteé y le vi la cara a mi hermanito, el no lo podía creer (risas). Es que en realidad en la obra pasan tantas cosas importantes y se tiene tanto que decir que el topless pasa por debajo de la mesa. Mi mamá dice: ‘es el desnudo artístico más bello que yo he visto’”. EE-MariaAlesiaMachado-2

Adiós Tío Sam, hola emprendimiento

Esta súper mujer se regresó de Nueva York porque no quería acostumbrarse demasiado a aquello del sueño americano. “Quería volver a mi país a actuar, en ese entonces este era el país de lo posible, en donde tenía los medios, los contactos, donde podía moverme para hacer que las cosas pasaran. Llegué inspirada y con ganas de hacer algo. Entonces llamé a Diana Díaz, que es una de mis socias, y le dije: ‘vamos a leer’. A nuestro grupo se unió María Gabriela Díaz, quien casualmente llegó en su carro con Carla, quien también se quedó a leer. Finalizamos la lectura y decidimos montar la obra “Las Mirabal”. Nosotros nos aventuramos relajadamente, como unas amigas que se van a comer unos helados, pero de repente, nos dimos cuenta de que una sociedad es como un matrimonio en el que tienes que negociar y llegar a acuerdos”. La obra de teatro “Las Mirabal” no fue la primera, pero sí ese primer arranque con todos los hierros. Desde entonces, esas amigas: Carla Müller, Maga Díaz, Diana Díaz y María Alesia Machado, que alguna vez quisieron comerse un helado,iniciaron una sociedad,  se han comido al mundo como han podido y tienen cuatro años de éxitos y futuras metas por sumar a su lista. “Somos 4 personalidades completamente diferentes, 4×4 también me ha enseñado a trabajar con el ego y respetar lo que piensa cada una. Imagínate si lidiar con una mujer ya es complicado, como será con cuatro”.   En el futuro cercano 4×4 trabajará para una película que dirigirá Miguel Ferrari y quizás una obra de teatro se asome pronto en el panorama.

La radio para las “todoterreno”

“También ya estamos oficialmente con nuestro programa ‘4×4 en TACONES’ en La Mega, todos los días de 2:00 PM a 4:00 PM. Es un reto muy grande porque somos cuatro en el micrófono, pero a la vez, tenemos a nuestro favor que nos conocemos desde hace tiempo. Así podemos llevar la fiesta en paz. Nosotras ya con señas nos entendemos. Además de esto somos muy diferentes así que cada una va a aportar desde su lugar y eso va a enriquecer muchísimo el contenido del programa”. EE-MariaAlesiaMachado-4

El matrimonio, el apoyo más sólido

Al parecer María Alesia no consiguió a la pareja con la que siempre soñó, pero sí la que resultó ser perfecta. “Tengo que darle gracias todos los días a Dios, al universo, por haberme puesto en el camino a una persona que cree en la igualdad de género absoluta. En nuestra casa las tareas están completamente divididas, no es que yo por ser mujer tengo que planchar, cocinar, estar pendiente de la casa, tender la cama. Para nada, de hecho a él le encanta lavar su ropa porque tiene sus mañas, es maniático con la cocina. Mi esposo me apoya absolutamente en todo lo que tiene que ver con mi trabajo. Más bien a veces le digo echando broma: ‘dime que no, célame un poquito’. La gente me pregunta, ‘¿qué te dice Camilo?’, y yo pienso, oye será que me invento un cuento, será que digo que al hombre no le gusta, porque la gente no se puede creer que Camilo esté tan bien y se lleve tan bien con mi carrera. Él me ha enseñado que primero somos individuos y después pareja. Con mi esposo he aprendido a tener libertad, a ser feliz haciendo lo que me gusta sin que nadie me diga: ‘eso no está bien”. María Alesia concluye ilusionada que “él rompe con todos mis esquemas, él fue profesor de La Universidad Central por cinco años, es arquitecto, no es para nada lo que yo tenía en mi mente, no es el estilo de hombre con el que me hubiera casado, pero es todavía mejor, porque es un tipo demasiado brillante, estoy en constante aprendizaje con él, todos los días el tiene algo nuevo que contarme, algo nuevo que decirme, lo admiro infinito”.

La buena noticia de última hora

Esta actriz llena de vida, alegría, humildad y  una personalidad encantadora,  acaba de concretar la participación en un proyecto que la tiene muy feliz. “Estaré en la nueva producción de RCTV Internacional. Me tiene muy emocionada porque será mi segunda experiencia en televisión con un personaje que tiene nombre y trama y al cual le voy a dar vida durante toda la serie. Para mi, haber quedado en este proyecto significa mucho, porque está escrito por Karin Valecillos a quien admiro y respeto infinito. Sus personajes siempre son mágicos, de cualquier modo uno se identifica con ellos, pienso que será una gran responsabilidad y un gran privilegio darle vida a SOL”. Manifestó que añora todos los días al RCTV de antes pero tiene mucha ilusión en poder trabajar en sus pasillos y con su directiva y talento. “Pensando en voz alta, soñaría que a RCTV le devuelvan la concesión y poderme ver por televisión nacional, así como cuando era chiquita y veía “Kassandra”, “La Pandilla de los 7”, “Carita Pintada” y “Calle Luna Calle Sol’”. Menciona con nostalgia y un poco de esperanza de que algún día vuelva a ser así.

¿Qué le dirías a los jóvenes que están empezando?

“Si tienes la espinita no te detengas por nada, ni por lo que piensen, ni por lo que digan, si tu lo que quieres es actuar y eso es lo que te llena, hazlo, no te detengas por miedo, el miedo paraliza muchas veces, usa el miedo para moverte”.

¿Como te gustaría ser recordada?

“Con la ida al cielo de mi hermano, él me enseñó que lo importante no es ser recordado como la mejor actriz, o como la mejor bailarina…yo quiero en cambio ser recordada por la experiencia que tiene la gente conmigo, por lo que yo le haga sentir a lo demás, por el amor que yo doy  y por como la gente se sienta conmigo”.

EE-MariaAlesiaMachado-3