Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Más del 50% cayó el comercio de divisas en Cúcuta con el cierre de la frontera

Frontera cerrada Rosalinda
14/03/2019
|
FOTOGRAFÍA: ROSALINDA HERNÁNDEZ

El sector económico del departamento colombiano de Norte de Santander, evaluó como negativo el impacto que ha tenido el cierre de la frontera con Venezuela para la economía local. Tan solo en el sector cambiario y de consumo se han reportado grandes pérdidas, lo que hace necesario a hacer un llamado para que se restablezca en corto plazo el tránsito por los puentes internacionales a fin de recuperar la dinámica comercial que venía en aumento

En más de un 50% se han visto disminuidas las transacciones cambiarias en la zona de frontera colombiana, luego del cierre de la frontera el pasado 22 de febrero, precisó Juan Fernando Gonzales, presidente de la Asociación de Casas de Cambio (Asocambios) en Cúcuta.

El sector cambiario, registra una situación “bastante compleja” y las transacciones se han visto reducidas considerablemente en el Norte de Santander, agregó. Desde el cierre total de la frontera en agosto de 2015 y luego de la clausura parcial, hasta la fecha se han cerrado 80 casas de cambio en la frontera con Venezuela, detalló Asocambios.

“Pasamos de estar en un escenario optimista a otro muy pesimista porque ahora la frontera está totalmente cerrada y eso nos dificulta la realización de las operaciones cambiarias”. En cuanto a la caída del valor de la moneda nacional con respecto al peso colombiano, dijo que no existe ninguna medida o fórmula para detener la depreciación del bolívar.

“Se depende del valor que tenga el bolívar en el mercado y por la situación que tiene Venezuela, su moneda sigue bajando y día a día va perdiendo más valor”.

Actualmente la moneda venezolana se cotiza entre 0.080 y 0.085 centavos de peso por cada bolívar.

En los últimos meses –precisó el presidente de Asocambios- los venezolanos que llegaban a comprar a Cúcuta no traían bolívares sino dólares, en pequeñas cantidades (30, 40, 50 y hasta 100) y eso había logrado crear una dinámica diferente en la zona de frontera pero con la frontera ahora cerrada no llegan ni dólares, ni bolívares.

“Lo peor no es solo que no llegan dólares ni bolívares, sino que tampoco hay demanda de los mismos lo que pone la situación bastante critica”, explicó.

Golpe a la dinámica económica

La disminución en el número de compradores venezolanos que a diario atravesaban los puentes internacionales para abastecerse de productos alimenticios, médicos y otros servicios, como de salud en la ciudad colombiana de Cúcuta, se ha visto menguada por el cierre de los pasos legales, lo que genera una caída importante en la economía de la zona.

El presidente de la Cámara de Comercio de Cúcuta, Carlos Luna, hizo un llamado de atención ante la situación que genera pérdidas en las economías de las poblaciones de frontera y recalcó que a pesar de las diferencias diplomáticas y políticas, además de la situación que atraviesa Venezuela, Norte de Santander, espera que el cierre fronterizo sea eventual y pronto se restablezca el paso a través de los puentes.

“La frontera abierta es indispensable tanto para la economía del estado Táchira como para la del Norte de Santander que hoy se ven golpeadas en su dinámica económica tras la medida de cierre”.