Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Merentes revela que roban por sacos el coltán, una fortuna de $100.000 millones

Portadaclimaxcoltan

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelsón Merentes, admitió que en el sur de Venezuela se roban “por sacos” el coltán, un mineral estratégico del cual el país posee reservas en su momento calculadas en $100.000 millones por el extinto presidente Hugo Chávez. No especificó quienes son los responsables de esos delitos de apropiación de minerales estratégicos que pertenecen al Estado.

Las Cristinas (una zona minera en el sur del estado Bolívar) tiene una fuerza en oro; en diamantes tenemos buenas zonas y el coltán, que se lo llevan en sacos”, dijo Merentes durante un acto oficial transmitido por el canal del estado VTV.

El kilo de tantalita, uno de los dos compuestos del Coltan, valía $122 en noviembre pasado, a precios de mercado legal.
El presidente del BCV dijo que en estos casos de extracción de minerales y metales “la ganancia mayor se la lleva el que no aparece, el que pone el capital”.

Según la legislación venezolana, todo el oro minero que se produce en Venezuela tiene que ser vendido al BCV, y las fuerzas militares están encargadas de hacer cumplir las normativas que buscan frenar el contrabando, la destrucción del medio ambiente y los dramas sociales en torno a la minería ilegal.

Pero, como lo recoge un reportaje de la revista Clímax, esta “riqueza” sólo ha traído destrucción y muerte a la amazonia venezolana, mientras el mineral sigue comerciálizándose de manera ilegal e impune, bajo la mirada cómplice de quienes tienen que proteger los intereses del Estado, no de los gobiernos.

“Las personas, sociedades o formas de asociación que desarrollen actividades de exploración y explotación de oro en áreas destinadas a las actividades mineras en el territorio nacional, deberán vender al BCV todo el material aurífero obtenido con ocasión de dicha actividad”, dice respecto al oro una resolución oficial prorrogada en diciembre pasado.

El coltán venezolano, que es extraído en condiciones de explotación contra indígenas y campesinos, inclusive es ofrecido mundialmente vía Internet.

El 16 de marzo de 2010 el medio oficialista “El Correo del Orinoco” publicó que el gobierno de Venezuela delineó un proyecto de desarrollo en un área de 176.300 kilómetros cuadrados para la explotación del coltán, “mineral estratégico recién descubierto en Venezuela”.

Un informe del ministerio de Industrias Básicas y Minería (Minbam), citado por el diario, precisa que el plan abarca los municipio Cedeño del estado Bolívar, y Atures, Autana, Atabapo y Manapiare del estado Amazonas.

Según esos datos, las reservas de Coltán al Sur del Orinoco están estimadas en $100.000 millones, aunque la prospección no había concluido (los precios de la tonelada del mineral estratégico desde entonces han fluctuado mucho).

“Las autoridades venezolanas han adelantado que la extracción de Coltán estará signada por una minería sustentable, con la subsanación del menoscabo ambiental que la actividad ocasione”, prometían las palabras oficiales.

“El plan de explotación adelantado por el ministerio de Industrias Básicas y de Minería considera la creación de una empresa nacional de minerales estratégicos para el aprovechamiento del mineral, que hasta hace poco era transportado vía Colombia hacia Estados Unidos. Para evitar esto, las autoridades establecieron la Operación Oro Azul con más de 15 mil efectivos de la Guardia Nacional, el Ejército y la Armada”, según las fuentes oficiales de entonces.

Esporádicamente algunos medios oficiales reportan decomiso de algunos kilos de coltán en la selva, así como la prisión de indígenas y mineros artesanales.

El coltán está formado por óxidos de columbita y tantalita (de ahí su nombre). El precio varía del tenor y concentración de cada uno de estos metales, de los cuales se deriva el tantalio y el niobio, “utilizados en industrias de aparatos eléctricos, centrales atómicas, misiles, fibra óptica”.

La mayor parte de la producción se destina a la elaboración de condensadores y otras partes de los teléfonos móviles.

La literatura científica nos relata que el tantalio en polvo es usado principalmente en electrónicos, el metal tiene muchos usos en procesos químicos, y equipos médicos. El óxido de tantalio de alto grado es empleado para fabricar lentes de cámaras y en equipos de rayos equis. También es usado en instrumentos de corte.

El 15 de enero de 2010, en su mensaje anual frente a la Asamblea Nacional, Chávez, citado por medios nacionales e internacionales, dijo que según una estimación preliminar, “la gigantesca” reserva que hay en Venezuela de coltán, “tiene precios en el mercado internacional superiores incluso al oro y al diamante”.

“En una evaluación muy preliminar, las reservas en Venezuela pudieran aproximarse a los 100.000 millones de dólares“, explicó Chávez. “Pudiéramos tener una gigantesca reserva. El oro azul, lo llaman“, reiteró.

“Ha causado varias guerras en Africa, porque ha sido declarado estratégico por el departamento de Estado de Estados Unidos”, aseguró Chávez.