Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Ministerio de Salud produjo 3% de los medicamentos que prometió

AVN | Ricardo Herdenez
25/03/2016
|
FOTO: ARCHIVO

Aunque estuvo muy lejos de cumplir con la meta establecida, el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar) gastó el triple de lo que había presupuestado. Al igual que las empresas privadas, los entes públicos se quejan por la falta de dólares

Al momento de señalar a los responsables por la escasez de medicamentos, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro culpa a la “guerra económica”, denuncia un supuesto complot urdido por los laboratorios extranjeros y hasta llama la atención sobre el “uso no racional” de los fármacos por parte de los venezolanos.

Por eso, la Memoria y Cuenta del Ministerio de Salud cae en este momento como pedrada en ojo de boticario. De acuerdo con los datos oficiales, el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar) solo cumplió con el 3% de la meta de producción de medicinas, aunque gastó el triple del presupuesto asignado para este fin.

En su lista de “logros más resaltantes” de 2015, el Sefar coloca de primero: “Producidas 714.740 unidades de medicamentos genéricos”. ¿Cuál es el detalle? Que la misma institución resalta que la meta era fabricar 20.550.000 unidades.

El plan original contemplaba realizar esas 20.550.000 unidades de medicamentos genéricos con un presupuesto de 51.390.640 bolívares. Como ya se indicó, apenas terminaron 3% de lo programado, pero la inversión ascendió hasta Bs. 190.524.466.

El Sefar incluye en su balance los obstáculos que dificultaron su desempeño. Allí destaca la “ausencia de la materia prima para la elaboración de medicamentos de primera necesidad”, así como el “protocolo por parte de entes externos para la aprobación de medicamentos que se encuentran en estado de cuarentena, en las aduanas, en los peajes, etc.”.

-Sin remedio-

A Productos Farmacéuticos para el Vivir Viviendo (Profármaco) le asignaron Bs. 99.655.658 para la “reactivación y puesta en marcha de la planta para la producción y distribución de 8.000.000 de unidades de medicamentos esenciales de alta calidad incluidos en la lista básica, indispensables para satisfacer las necesidades del pueblo venezolano”, según se puede leer en la memoria y cuenta del Ministerio de Salud.

¿Resultado? El avance físico de la obra que debía impulsar Profármaco en 2015 es igual a 0%. Es decir, ni reactivación de la planta ni producción de 8 millones de unidades de medicamentos esenciales. Sin embargo, en la misma reseña admiten que utilizaron Bs. 35.546.880 del total que les otorgaron.

El organismo reconoce que dos elementos entorpecieron su gestión: “Dificultad en el cumplimiento de normativas legales relacionadas con la industria farmacéutica y los estándares de calidad”; y “dificultad en la contratación de servicios o adquisición de bienes necesarios para la reactivación y puesta en marcha de maquinarias y equipos”.

El informe del Ministerio de Salud también expone que la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos (Espromed Bio) proyectó en 2015 completar 32.489.500 dosis de medicamentos y productos biológicos esenciales para la prevención de enfermedades causadas por virus, bacterias y toxinas; no obstante, entregó 20.297.57. Para conseguir el 62% de su objetivo, la institución consumió el 88% de los recursos, equivalentes a Bs. 317.147.736.

Espromed Bio identificó dos trabas que alteraron sus fines. Ambas bastante parecidas a las expresadas públicamente por los representantes del sector privado. “Dificultad para encontrar proveedores con la mayor disposición y variedad de elementos, materiales, piezas y partes necesarias”; y “retraso en las aperturas de las cartas de crédito y asignaciones de divisas, tramitadas ante el Banco Central de Venezuela, para la adquisición de repuestos e insumos para la producción”.