Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

No conocía Games of Thrones, pero esto fue lo que entendí de la premier

GOT
17/07/2017
|
FOTOGRAFÍAS: HBO

Sin saber más que el nombre de pocos personajes, asumí la tarea de comentar el primer capítulo de una nueva temporada. Ante el ojo crítico de muchos, me atrevo a calificar el primer vistazo de un nuevo capítulo de la serie que se ha convertido en fenómeno internacional.

 Solo conocía de la existencia de un tal Jon Snow. Sabía que había dragones, mucha sangre y bastante más sexo. Asumía que la temática era algo estilo medieval. Por supuesto, lo poco que conocía de la serie Games of Thrones (o Juego de Tronos, al gusto de cada quien) venía de extractos de conversaciones de amigos, compañeros de trabajo y hasta familiares. Suposiciones mías mientras escuchaba de gente con extraños apellidos, aun más extrañas situaciones, desenvueltas en un mundo fantástico que a mi parecer, parecía todo menos llamativo. Claro que a pocos les digo esto.

Suficiente tengo con las miradas de profunda ofensa, las preguntas de los incrédulos y el empuje constante para que vea la dichosa serie tras admitir lo que para muchos es impensable: que no, que nunca he visto Games of Thrones, Juego de Tronos, como sea. Pero decir que no, que no tenía interés en hacerlo tampoco era prácticamente sacrilegio. Sin embargo, unas tantas temporadas después, me vi ante la tarea de enfrentar mi apatía para darle la tan ansiada oportunidad. Con el inicio de la séptima temporada, no me quedó de otra que verla. Un poco por obligación del trabajo y otro poco para entender por qué tanto furor. Para ver qué tal.

Así que, aquí fue. La perspectiva de una persona completamente ajena al furor internacional que conlleva Juego de Tronos. Sin conocer los personajes, la trama, nada de nada. Con la mente abierta, un poco escéptica, pero dispuesta. Y eso ya es bastante. Aprovecho esta introducción para aclarar que a continuación vendrán muchos spoilers; es imposible no hacerlo cuando no se entiende del todo de lo que se va a hablar.

Empecemos por el principio. Un recuento que nadie puede entender. Al menos nadie que, como yo, decida de ver la serie por primera vez en su séptima temporada. Aunque tampoco creo que los fanáticos más arraigados recuerden con claridad cada escena. Yo no lo haría. Solo sé que el invierno llegó. Y que la tormenta viene. Todo un tema la meteorología.

3b89902b573ed916633a239568578a40999b937e50e316745ecbf1866127fd865e6d1a059a2c62543f62d66e01268eb7_2_copy_-_h_2017

Mis primeras sospechas fueron ciertas: hay algo de estilo medieval. Una cena, bastante vino, las mujeres que son más sirvientas que otra cosa. Apenas empieza pero creo entender qué va a pasar. ¿Qué tan obvio se tiene que ser para adivinar que a todos los van a envenenar? La risa maléfica lo delata, el no beber de su copa lo confirma. Lo que nadie podía predecir es que al mejor estilo Scooby Doo, el hombre no es hombre, sino que detrás de una máscara se esconde en realidad…¿una mujer? Dice su nombre pero solo reconozco el apellido. Sé que Stark es importante.

got7.1jon

Termina la escena. Un nuevo lugar. Al fin reconozco a alguien. Jon Snow es el líder. Volvemos con el tema de la tormenta. El invierno es un problema real. Aplaudo que sea el único personaje que quiera incluir a las mujeres. Se nota que es un líder progresista. Por este votaría sin dudarlo. Aunque la pelirroja de al lado no creo que esté de acuerdo conmigo. Asumo que son pareja y que dejaron atrás la fase de la luna de miel. Imaginen mi sorpresa cuando poco tiempo después entiendo que son hermanos del mismo padre.

got7.1main.0

Nuevos personajes aparecen. Cersei, la que asumo es la líder incuestionable del mundo fantástico donde se desarrolla la serie, no la está pasando bien ni con su esposo ni con el resto. Ahora es que entiendo que todos son reinos y que todos están en guerra constante por ser los líderes supremos e intergalácticos. Qué difícil ser reina en estas tierras. Todos acá ven la muerte como algo natural, al igual que la venganza y ni hablar de las traiciones. Todavía no entiendo quién se supone que es el bueno ni quién el malo.

Quizás el único personaje que se ganó mi afecto es el pobre Samwell. Mi primera percepción fue clara: es el pasante del castillo. Y a los pasantes les toca recoger excremento ajeno. Entiendo que él vio a los muertos, y que solo pocos los han visto. Nadie va a escucharlo, como es natural. Y  me pregunto, si es tan amigo de Jon Snow como para escribirle cartas, ¿por qué lo tienen sufriendo en otro reino?

got7.1sam

Definitivamente el momento que más me impactó fue ver cómo Ed Sheeran interpretaba a Ed Sheeran estilo medieval. Por supuesto, cantó. No sé si él es un personaje a repetir o solo está de rato para impulsar su carrera musical. Al menos fueron buenos con la loca del principio. No todos los hombres son unos misóginos como asumía.

Admito que las siguientes partes no captaron para nada mi atención. No sé quiénes eran los que hablaban, no sé qué querían ni qué buscaban. Solo sé que leen el fuego y que, a pesar de ser una serie, no nos muestran lo que ven. Nos toca creerle al hombre de barba y a sus poderes sobrenaturales. Recuerdo que si hay dragones, esto también tiene que ser normal.

Finalmente aparecen los únicos que sabía que debían existir con completa seguridad. Los dragones y la catira que es su dueña. La madre de los dragones, asumo que le dicen. La escena en la que nadie habla pero aparentemente de todo pasa. Yo admito que solo podía pensar: ¿si esta es la dueña de los dragones por qué anda en barco y a pie y no se monta en los dragones? Si yo los tuviera jamás pisaría la tierra. Qué pérdida de dragones.

Y así, sin más. Se terminó. Una hora de capítulo en la que quedé más confundida que al empezar. Un tanto decepcionada, admito. Aunque no niego intentar seguir. Después de todo, el invierno llegó y asumo que es ahí donde la cosa se pone buena.

escorts london