Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Nuno Gomes y sus ansias de enseñar

250817 Nuno Gomes FOTO Harold Escalona
28/10/2017
|
FOTOGRAFÍAS: HAROLD ESCALONA | EL ESTÍMULO

Nuno llega a la entrevista con una sonrisa y un saludo caluroso. Revela que los últimos días han sido de trajín, pero a pesar de ello, su buena energía no merma, su humildad se pone en evidencia de inmediato. Este joven venezolano está detrás de las cámaras en los videos de una lista de artistas sonados que incluyen a Chyno, Nacho, Víctor Drija, Servando y Florentino, Roberto Antonio y Ozuna.

S uma un total de 112 video clips en apenas cuatro años y lo único que le pide a Dios, quien siempre le acompaña, es poder seguir sumando éxitos que dejen el nombre de Venezuela en alto. Parece que esta vez las oportunidades vienen en forma de taller, una sorpresa que tenía muy bien guardada.

La influencia de papá

 

El gusto por el mundo audiovisual lo heredó de su padre, una persona completamente apasionada por el cine. Con él paseó por horas a través de los títulos que ofrecían las extintas tiendas de alquiler de videos. “Vimos tantas películas juntos, que a veces nos tocaba repetir”, recuerda. Los fines de semana eran para disfrutar del séptimo arte, los sábados tocaba doble función de películas y lo mismo pasaba el domingo. Las horas pasaron y Nuno nunca se cansó de las luces de la pantalla, se quedó inmerso en mundos de fantasía y en realidades diferentes a la suya. “Mi papá me reveló en una oportunidad que quiso ser actor y entonces entendí el verdadero motivo de esa pasión que compartíamos”. Fascinado por las creaciones de las mentes Kubrick y Spielberg, rememora su paso de la niñez a la temprana juventud.

El regalo que le cambió la vida

 

En este punto de la entrevista Nuno nos hace otra confesión: “soy un geek empedernido”. Disfruta de los video juegos y los comics. “Siempre le pedía a San Nicolás un Nintendo y mis padres me decían que no, que esos juegos eran para gente boba, floja y poco estudiosa. Entonces se emcompinchaban con ‘San Nicolás’ quien me escribía una carta en la que expresaba estar de acuerdo con el punto de vista de mis padres. Yo pensaba que el gordito de barba era una rata”. Pero aquel joven Nuno no se cansó de insistir, para poder cumplir sus sueño comenzó a hacer sus tareas, sacar buenas notas, pulir zapatos, sacar la basura y hasta lavar carros.

Cuando sus padres vieron que su hijo no se rendiría fácilmente le compraron una cámara de video casera. La filosofía era que cambiara un aparato por otro, uno que no era para “gente boba”.

“Me imagino que ellos nunca se imaginaron que eso iba a definir el resto de mi vida, yo con esa cámara comencé a hacer cortometrajes con mis juguetes, con mi amigos de la cuadra, hice el noticiero del colegio, grabé, edité y presenté obras de teatro. Poco a poco fue como una semillita germinando en mi cabeza que sin querer ya estaba muy inclinada  a lo que yo quería  hacer pero solo que no lo veía posible, para mi era ser muy soñador pensar que iba a ser director y vivir de eso”.

Las raíces portuguesas de su familia pintaban la idea de director audiovisual como una verdadera locura. “No lo consideraban una carrera digna, querían que fuera ingeniero, médico, abogado, pero no director. Me costó muchísimo que ellos lograran ver el potencial que yo veía. Los entiendo, ellos solo intentaban proteger a su muchacho. Poco a poco y con el favor de Dios, todo se fue dando. Me fui juntando con las personas correctas en la vida y tomé los caminos más acertados”.

250817 Nuno Gomes FOTO Harold Escalona

De Ingeniería Informática a Compostela Films

 

Nuno comenzó a estudiar ingeniería informática en la Universidad Católica Andrés Bello porque sus padres así lo quisieron y porque a él le gustaba mucho Word y Buscaminas. “Pensaba con inocencia que la ingeniería iba a ser eso y no que venía con cálculo uno, descriptiva, todo ese tipo de cosas”.

Con dedicación logró culminar dos semestres de la carrera y supo que era el momento de confrontar a su madre: “ya hice lo que tu querías que yo hiciera, por favor, permíteme por lo menos un semestre para mi, déjame congelar la carrera y dame la oportunidad de probar algo que me apasione”.

Se apuntó entonces para unos talleres de Bolívar Films en la Universidad Monteávila que no eran precisamente económicos. “Lo hice, me pareció que fue uno de los mejores momentos que he tenido en mi vida, toqué la primera cámara de cine en la Monteávila y fue muy satisfactorio porque pude compartir con otros directores. Creo que vieron mi interés, porque se manifestaba por cada poro de mi cuerpo”. Ese interés le consiguió trabajo en una productora con la que estuvo por ocho años, en ella ocupó numerosos cargos, empezando desde los más bajos hasta conseguir el rango de director junior.

Pero Nuno quería más, quería contar sus propias historias. “Comencé a hacer los Pepsi Streams, unos micros de 12 capítulos que buscaban promover el talento emergente nacional. En el capítulo 11 nos tocaba Víctor Drija y durante una conversación con él me preguntó si me gustaría grabar su videoclip. Nunca había hecho algo así, entonces le pedí la oportunidad para escuchar la canción y darle una idea. El tema era Amanecer, que posteriormente daría pie a una trilogía de videos”. El director se lanzó al agua con su propia productora, Compostela Films. Fue así como descubrió un negocio rentable, una pasión y también fue así como le regaló a los fanáticos de Drija aquel video de impactante final.

Su escuela ha sido La Calle

 

Reconoce haber estudiado en paralelo en La Escuela de Cine y Televisión de Caracas, sin embargo le atribuye su formación a otra universidad. “Aunque terminé mis estudios, siento que no representan para nada lo que soy, siento que la mejor universidad es la UDC (Universidad de la calle), en ella encontré personalidad y criterio. Le debo todo a las personas que he ido conociendo, que han sido mentores, que me han dado tips de diversas maneras, gracias a cada uno de sus consejos he logrado surgir en el medio audiovisual”.

El genio detrás de los videos de los famosos

 

Muchos le dicen el genio detrás de los videos de los famosos y, aunque le agrada que la gente lo quiera, le genera cierta incomodidad que le digan así. “Es un halago, no puedo decirte que no, ¿a quien no le gusta que le echen un piropo? A mi no me encantan ese tipo de calificativos, no te niego que no es fino escucharlos pero no me siento para nada un genio, siento que hay mucha gente más brillante que yo, que hace historias mejores que las que realizo pero si siento que si me catalogan con este tipo de adjetivos es porque estoy haciendo las cosas bien. Yo no distingo a ninguna de mis piezas, siento que cada una tiene un don y un efecto distinto y siento que la gente logra conectarse con cada una de ellas de mil maneras. Es impresionante como recibo feedback de diferentes videos y me doy cuenta que hay gente que lo interpretó por un lado y otra gente que por otro y es chévere ver toda esa diversidad de reacciones”.

El “gancho” de sus videos

 

Gomes le da vueltas a la cabeza para que sus videos sean diferentes y cree que ese es el truco para lograr la viralidad. “He hecho todo lo que está en mis manos para que las piezas sean diferentes, que sean llamativas, que te dejen algo, que llamen a la reflexión, que te pongan  triste, que te pongan alegre, que te pongan ‘cachondo’ (se ríe), y que te den apetito de ver más”. Para él hay que romper el molde en un mundo donde el contenido es excesivo y las propuestas audiovisuales abundan. Es por ello que sus videos son de tramas fuertes, poco convencionales, como aquella joven protagonista paciente de cáncer que robó los corazones de todos en el video de Chino y Nacho para su canción “Me Voy Enamorando”.

“Lo más rico de una pieza audiovisual es que aunque tu crees que tienes claro como va a terminar, nunca termina como tu piensas, de lo contrario sería predecible y por ende una mierda, así de sencillo”.

El taller en el Centro Cultural Chacao

 

Ese joven ansioso que experimentaba con sus primeras cámaras en la Universidad Monteávila quizás no imaginó que hoy le tocaría estar del otro lado. Ahora será él quien reciba a jóvenes ansiosos y llenos de expectativas. Nuno dará un taller de Dirección y Producción Audiovisual en la Sala de Teatro del Centro Cultural Chacao el martes 31 de octubre, un evento producido por la página de cine 100% venezolana AMO IR AL CINE.

“Ahora por primera vez yo voy a estar delante de ese grupo maravilloso de 580 personas que va a estar con ansias de aprender la información que yo y mis docentes le vamos a impartir, es un honor, es un orgullo, es una satisfacción muy grande saber que uno lo está haciendo de corazón, sin fines o intereses económicos de por medio si no porque quieres de verdad darle tu granito de arena al país y crees en surgir y en que la gente se supera y en que la cosa va a mejorar pues evidentemente estar allí frente a todas esas personas que decidieron confiar en ti, en tu palabra, que decidieron invertir en ti su día, su tiempo, su dinero en  verte a ti explicando lo que a ti te apasiona creo que ya es la mayor satisfacción que puedes recibir como ser humano”.

Un  evento en el que caben todos

 

En el taller que dictará Nuno, los asistentes podrán aprender de todos los procesos y etapas del desarrollo de una pieza audiovisual, desde la preproducción, producción y post producción. “Vamos a hablar de cada una de las ramas, del árbol genealógico del medio por decirlo así. Vamos a dar tips de cómo se pueden hacer buenas piezas con poco dinero, ver la manera  de cómo se puede emprender en el país a pesar de la situación, cómo se le puede ver el queso a la tostada, a pesar de que se le ve menos que antes, se hablará de tener la jerga correcta al salir a la calle, saber los modismos adecuados, ver como juega el tema de la jurisdicción en un set, quién tiene más rango, todas esas cosas necesarias, que son importante saber antes de entromparte en ese mundo”.

El taller es para todos, no hay restricción de edad, ni de estrato social o económico. “Quiero que todas las personas que tengan curiosidad por aprender y no hayan hecho ningún tipo de curso ni hayan estudiado algo relacionado con la materia puedan llegar y sentirse familiarizados con lo que van a ver. Yo estoy haciendo un curso que es accesible para los bolsillos, para que no hayan excusas y todos los que quieran puedan ir”.

Para más información sobre el taller pueden visitar la página www.amoiralcine.com o chequear sus redes sociales:

Twitter: AmoIrAlCineVe

Instagram: @amoiralcine

Facebook: AMO IR AL CINE!!!

Parte del dinero recaudado en este evento se destinará a Senos Ayuda, como una contribución en agradecimiento y apoyo a la loable labor en las actividades de información, orientación y apoyo emocional tanto a los portadores de el cáncer de mama como a sus familiares.

La gente de amo ir al cine

 

“Me he llevado súper bien con los muchachos de AMO IR AL CINE, siento que son unos chamos súper aplicados, a los que quiero y estimo muchísimo porque son personas que salen de la universidad con sueños e ilusiones y también con hambre de conocer de aprender, de impartir y compartir con la gente lo que ellos conocen. Ellos creen mucho en el hecho de poder inspirar, motivar, hacer ruido, con lo que uno sabe hacer”.

Un poco de lo que viene…

 

Nuno tiene varios proyectos a fuego lento en el horno. “Acabo de terminar un video de Nacho y Ozuna que quedó súper guapo, lo grabamos en Venezuela. También rodé un video del merenguero Roberto Antonio y la semana que viene termino el video del salsero Pedro Alonso. Ozuna es un nombre con el que vienen grandes proyectos, uno en Jamaica y otro en Nueva York.