Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Obligan a médicos rurales en Nueva Esparta a hacer proselitismo político

Jose Antonio Narvaez_Sebastian Guido
18/01/2018
|
TEXTO: JOHANNA BOZO | FOTO: SEBASTIÁN GUIDO

El presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta, José Antonio Narváez, denunció este jueves que los 86 médicos rurales que están ejerciendo sus labores en el estado están siendo obligados a trabajar sábados, domingos y feriados, haciendo proselitismo político mientras prestan sus servicios al programa 0800 Salud Ya que adelanta el gobierno.  

Explicó que los están obligando a presentarse sin remuneración alguna, en contra de lo que establece la contratación colectiva de las convenciones de trabajo entre el Ministerio de Salud y la Federación Médica Venezolana, obligándolos además a exigirles a los pacientes el carnet de la patria y que firmen una hoja política en la que se agradece al presidente Nicolás Maduro la entrega del medicamento que requieren para solventar algún problema de salud.

“Les piden que vayan de una manera gratuita a realizar proselitismo político exigiéndoles a los pacientes requisitos que no tienen por qué cumplir, la salud es un derecho y este hecho debe ser rechazado por todos. Nos negamos a esta realidad. Eso es irracional, atenta contra los ciudadanos y la labor médica. Debe corregirse y vamos a tomar las acciones pertinentes”, dijo tras comentar que estas actividades antes las realizaban los médicos cubanos y los integrales comunitarios, “que ahora no se ven por ninguna parte”.  

 

Narváez resaltó que es necesario que se respete la dignidad de los trabajadores, galenos y de las personas, al tiempo que advirtió que si a quienes realizan la labor rural en este momento se les va a ordenar que hagan un trabajo preventivo yendo a las casas de los pacientes, esto debe ser remunerado y no coaccionado.  

Se conoció que las autoridades están amenazando a los médicos que no asisten a estas jornadas. A muchos han ido a buscarlos hasta sus casas para que asistan y a los que se han negado les han levantado memorándum, condición que los perjudica porque acumulando tres de estas sanciones no pueden aprobar el artículo 8 de la Ley del Ejercicio de la Medicina, necesario para seguir ejerciendo las diferentes etapas de la medicina en forma privada o en cargos públicos de índole asistencial, médico-administrativa, médico-docente, técnico-sanitaria o de investigación y recibir el número que los otorga el Ministerio de Salud como médicos de la República.

Cierre técnico 

Durante una rueda de prensa, la doctora Jenny Boadas informó también que desde este jueves la Sociedad de Médicos Especialistas del Hospital Dr. Luis Ortega de Porlamar declaró el cierre técnico de este centro por la grave situación de desabastecimiento de insumos y medicamentos por la que atraviesan desde hace meses, aunada a la pésima condición laboral que enfrentan para atender a los pacientes. Tras esta decisión solo estarán garantizando atención de emergencia.  

Además, decidieron conformar comisiones de trabajo a manera de apoyo y orientación para los empleados y pacientes, suspender las consultas externas de las distintas especialidades y las cirugías electivas; y elaborar horarios de contingencia en cada uno de los servicios del hospital para garantizar el funcionamiento de las áreas críticas.

“Este cierre técnico implica la reorganización de la prestación del servicio de salud. Dada la poca cantidad de insumos con los que contamos cada vez es más difícil atender. La crisis que tenemos en el estado nos hace imposible prestar muchos de los servicios a los pacientes y lo que haremos es dar una mínima atención a quienes lo requieran con lo poco que tenemos. No podemos mentirle a la población, tenemos la mayor disposición, estamos en el hospital y vamos a seguir trabajando, pero estamos de manos atadas. No contamos con los laboratorios, los estudios, con ningún insumo para hacer operaciones. Los pacientes se sienten agredidos, pero no podemos hacerlo”, aseveró.  

 

El tiempo de esta medida, según Boadas, dependerá de la respuesta que den las autoridades “que hasta ahora han hecho caso omiso”. Insistió en que deben permitir que se abra un canal humanitario y dijo que si no el gobierno no tiene la capacidad de ayudarlos debe permitir que otros estados o países lo hagan.

“Todos somos susceptibles a llegar al hospital porque no podemos pagar un seguro médico. Nosotros no pedimos carnet, ni ninguna identificación para atenderlos esta no es una lucha política, es una lucha por la salud que es un derecho”, expresó.

La decisión de cierre técnico del Luis Ortega se suma a las medidas anunciadas por el Hospital Manuel Antonio Narváez de La Asunción, el David Espinoza Rojas de Salamanca y el Agustín Hernández de Juan Griego, entre otros.

“Esto significa que la población tiene cada vez menor posibilidades de atención y este es un deber ineludible de las autoridades. No es posible que en Nueva Esparta no tengamos concreción en cuanto a la dirección de salud, ni autoridad única que permita ir a buscar soluciones a la situación que estamos viviendo. Deben aunarse esfuerzos entre el Ministerio y el Seguro Social para encontrar el apoyo necesario. No contamos con los reactivos para el banco de sangre y los laboratorios, rayos X, los equipos están dañados. No tenemos antibióticos y otro grupo de medicinas”, comentó el presidente del Colegio de Médicos.  

 

Para el próximo martes tienen planificado realizar una concentración y una marcha hasta la gobernación del estado para exigir atención y que se instalen mesas de trabajo para buscar soluciones conjuntas a estos problemas.