Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Pacientes de esclerosis múltiple tienen tres años sin recibir medicamentos

EE-PROTESTA-PACIENTES-ALTAMIRA-30.07.18-DanielH-15
04/12/2018
|
FOTOGRAFÍA: DANIEL HERNÁNDEZ

Los altos costos ha hecho que la calidad de vida de quienes padecen de esta enfermedad inmunosupresora se hayan deteriorado

El tratamiento mensual de un paciente de Esclerosis Múltiple tiende a variar, dependo del país donde se compre. Durante la bonanza petrolera el Estado, a través del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) garantizaba de manera gratuita el medicamento a sus pacientes.

Sin embargo, cuando la crisis farmacéutica empezó, no se pudo seguir costeando la salud de los ciudadanos, ya que los tratamientos pueden  variar entre 3.000 y 5.000 dólares.

En diciembre del 2015, el IVSS solicitó los medicamentos especializados, como Tysabri y Avonex, para que llegaran al año siguiente. No obstante, este lote nunca llegó.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que deteriora al paciente neurológicamente, donde el sistema inmunológico es suprimido al confundirlo con un agente invasor. Los medicamentos biológicos de alto costo para esta enfermedad, impiden o bloquean estos ataques.

Miguel Eduardo Perozo, paciente con la enfermedad y antiguamente visitador médico, hizo llegar a El Estímulo una carta denuncia que a pesar que la enfermedad no es considerada mortal, en algunos pacientes, al pasar tanto tiempo sin el tratamiento “sufren de complicaciones como infecciones y otras variantes”.

Aún en la adversidad, los pacientes no se sienten discapacitados por el Estado para demandar sus derechos.

“Del otro lado, estamos los pacientes que no cedemos en nuestro derecho a la protesta, ni cedemos nuestro derecho a la salud ni a los medicamentos que nos mantendrían alejados de la discapacidad y de las complicaciones.”, declara.

 

Carta de denuncia:

…Cuando hablamos del tema sanitario, no podemos descargar la responsabilidad en nadie más que el gobierno central. El derecho a la salud está claramente reflejado en nuestra constitución, documento que se ha convertido, estos últimos años, en poco más que un panfleto revolucionario, enarbolado a conveniencia y que dicta que todos los venezolanos tenemos derecho a un sistema de salud que nos de la atención médica necesaria para la vida y que nos provea de los medicamentos para mantenernos saludables.

La tarea es de mayor responsabilidad, cuando se trata de enfermedades crónicas, cuando se depende de su uso para vivir. Entre estas enfermedades se encuentra la Esclerosis Múltiple, definida como una enfermedad auto-inmune que daña la cubierta que recubre las neuronas y que hasta este momento no tiene cura, hasta hace más de dos años, recibía el medicamento en las farmacias de Alto Costo del IVSS.

¿Algo que agradecer? No necesariamente. Sencillamente, el ente gubernamental está obligado, por Ley, a darlo a quienes estamos inscritos en el Sistema de Salud, en la literatura mundial es una situación inédita: el conseguir casos por complicaciones derivadas del no cumplimiento del tratamiento, por dos o tres años, eso es una deplorable excepción.

Independientemente del sistema político que rija una nación, el estado está obligado a velar por la seguridad social, de quienes sean considerados como portadores de una discapacidad y acá, al igual que el derecho vital a los servicios como agua potable o electricidad, estos derechos se vulneran, socarronamente, día a día por aquellos que deberían velar por nuestra seguridad…