Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Plan de Trump dejaría a 3,1 millones de personas sin cupones de alimentos

Donald Trump
23/07/2019
|
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha propuesto nuevas reglas que dejarían a unos 3,1 millones de personas sin la ayuda de cupones de alimentos y eliminaría el registro automático de familias pobres en el programa.La iniciativa busca eludir al Congreso después de que los legisladores no llegaran a un acuerdo sobre este asunto en la ley agropecuaria de 2018.

“Trump, que dio miles de millones de dólares en exenciones de impuestos para los más ricos, ahora pone en peligro a 3 millones de personas suspendiéndoles sus cupones de alimentos”, dijo el senador de Vermont y precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders.

Actualmente, 43 estados de la nación permiten que las familias que reúnen los requisitos para entrar en el programa federal de Asistencia Temporal a Familias Necesitadas reciban automáticamente los beneficios de cupones de alimentos del Programa Suplementario de Asistencia Nutritiva del Departamento de Agricultura.

Los límites de ingresos para acceder a estos programas varían de estado a estado, pero están encaminados a asistir a las familias de ingresos bajos.

La Administración Trump y algunos legisladores republicanos en el Congreso han indicado que quieren eliminar esa ayuda con el argumento de que muchas de las familias que ahora reciben el beneficio no lo necesitan, ya que la situación económica del país es saludable.

El programa incluye automáticamente a unos 265.000 menores en todo el país que reciben ayuda alimentaria, pero bajo la propuesta de Trump esos niños deberán hacer una solicitud individual para seguir recibiéndolas.

La regla propuesta, según algunos expertos, afectaría al 8 % de quienes reciben los cupones que permiten la compra de alimentos básicos y, si se aplicara, representaría, según el Departamento de Agricultura, un ahorro de unos 2.500 millones de dólares.

Ahora se abre un período de 60 días para recibir comentarios de la ciudadanía sobre la propuesta y, aún si entrara en vigor probablemente será objeto de querellas judiciales antes de que pueda aplicarse.