Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Jefe de la mayor cárcel de Venezuela secuestra a 51 personas

PGV
03/08/2016
|
FOTO: ANNA CAROLINA MAIER

Tres días secuestrados llevan 51 personas en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) de San Juan de los Morros en Guárico. El lunes en la mañana el jefe criminal del penal, alias “La Guaira”, ordenó a sus lugartenientes que impidieran la salida de la mayoría del personal administrativo y docente. 

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), informó que los reclusos exigen al Ministerio de Servicios Penitenciarios que traslade de diferentes penales del país a la PGV unos dos mil prisioneros. “También quieren que les den plantas eléctricas para mejorar el servicio dentro de las instalaciones y mejor tratamiento médico”.

“La ministra Iris Varela aseguró hace algunos días que no había pranes en la PGV. Esta situación demuestra lo contrario” apuntó Prado. 

En Venezuela llaman “pranes” (acrónimo de “preso rematado asesino nato”) a los ricos jefes de bandas criminales que controlan el tráfico de drogas, armas, espacio, víveres y traslados de internos hasta los tribunales. También dominan desde el interior de los penales los negocios de secuestros y asesinatos por encargo en las principales ciudades del país.

Familiares de los secuestrados, entre los que se encuentran personas diabéticas e hipertensas, informan que no han recibido respuesta de las autoridades.

“Sabemos que un grupo de fiscales llegó desde Caracas el martes para negociar con los presos. Desde adentro recibimos mensajes de texto donde nos explican que la situación está tensa” comentó a El Estímulo una de las hijas de uno de los afectados.

Dichos mensajes fueron más recurrentes en la mañana d este miércoles, cuando reportaron un fuerte tiroteo en la PGV. Presuntamente entre funcionarios de la Guardia Nacional y los reos.

Historia reciente

Hace un mes tres Guardias Nacionales fueron secuestrados por los presos porque la dirección del penal impidió el acceso de alimentos llevados por los familiares. El incidente culminó a las dos horas tras mediación de las autoridades.

Esta cárcel se divide en dos: la primera es el Internado Judicial Los Pinos, donde están los procesados -sin sentencia-, y la PGV donde están los presos con sentencia del tribunal. Ambas estaban separadas por una pared que fue derrumbada hace tres años por los internos para tratar de paliar el hacinamiento.

Originalmente la PGV fue construida para albergar a 650 personas. Actualmente tiene 3.500.