Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

PSUV se inventa otro requisito para retrasar el revocatorio

Psuv.G
12/05/2016
|
FOTOGRAFÍA: CRISTIAN HERNÁNDEZ

“Digitalización de planillas” es la más reciente petición del partido de gobierno para dilatar el proceso refrendario. La normativa de la Gaceta Electoral N° 405 no lo contempla. Representantes de la Mesa de Unidad Democrática aseguran que el requisito del CNE es para “ganar tiempo”.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) iniciará el proceso para la digitalización y digitación de planillas con las manifestaciones de voluntad, cuyo procedimiento fue discutido por las rectoras y el rector, quienes además acordaron los criterios de validación y nulidad por los que se regirá esta etapa.

El proceso consiste, según fuentes del Poder Electoral, en escanear las rúbricas.

Este requisito fue exigido por los técnicos del Partido Socialista Unido de Venezuela, y no se encuentra en ninguno de los pasos establecidos por la resolución N° 070906-2770, que norma los procesos de referendos en Venezuela.

El proceso arrancará este jueves con la realización de una mesa técnica con los testigos de las organizaciones con fines políticos interesadas, a quienes se presentará el procedimiento para la revisión de las manifestaciones de voluntad entregadas por el partido Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para gestionar su mediación en una solicitud de activación de un referendo revocatorio presidencial.

Para el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, lo que dice el reglamento es que consignadas las firmas para iniciar el revocatorio ellos lo contabilizan y le dicen a los promotores los lugares para verificarlas, que serían uno por cada mil rúbricas. “Los firmantes van a ir a decirle al Consejo Nacional Electoral, esa es mi firma, yo firmé y lo ratifico”.

Entre tanto, el CNE está desarrollando las aplicaciones que serán utilizadas y que previamente serán auditadas por las organizaciones con fines políticos interesadas, quienes también participarán en la auditoría del proceso.