Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Qué hace Henri Falcón en la mesa de diálogo?

Diálogo gobierno y oposición

Unos dicen que se “autoinvitó”. Otros que lo convocó Zapatero. Lo cierto es que el promotor del “gobierno de unidad nacional” está sentado donde quería

“Una foto dice más que mil palabras”, ironiza un dirigente de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Recordaba el viejo refrán, mientras observaba con detenimiento una de las postales que dejó el proceso de diálogo este fin de semana.

En la foto en cuestión aparecen, en el centro, los acompañantes o facilitadores internacionales, encabezados por monseñor Claudio María Celli y el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper. En los costados, cara a cara, las delegaciones del Gobierno y la oposición. Y más apartado, en una mesa distinta a la ocupada por el equipo negociador de la MUD, puede verse al gobernador del estado Lara, Henri Falcón.

“La puesta en escena lo dice todo. Falcón se ‘autoinvitó’ al diálogo”, apunta la fuente consultada, esbozando una sonrisa. Estaba previsto que la representación opositora quedara en manos del llamado G4 (Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular). VP decidió no intervenir y su lugar fue ocupado por el secretario ejecutivo de la alianza, Jesús Torrealba, quien asiste a las reuniones junto con Carlos Ocariz (PJ), Luis Aquiles Moreno (AD) y Timoteo Zambrano (UNT).

Si la misión estaba completa para responder a los cuatro que originalmente envió el chavismo (Jorge y Delcy Rodríguez, Roy Chaderton y Elías Jaua), ¿por qué terminó incorporándose al proceso el mandatario larense? “Falcón le indicó desde un principio a PJ, AD y UNT que él participaría en el diálogo. Lo planteó con mucha vehemencia y subrayó que él quería estar allí sentando”, relata el vocero de un partido minoritario.

Pueden calificarlo de “autoinvitado”, pero jamás de “paracaidista”. El fundador de Avanzada Progresista (AP) forma parte del denominado G9, la dirección ampliada de la MUD que también incluye a los gobernadores Henrique Capriles Radonski y Liborio Guarulla. A diferencia de VP, AD y el mismo PJ, el líder de AP nunca dudó en conversar con los emisarios del Ejecutivo nacional. En esa misma línea, ha defendido públicamente la necesidad de instalar un “gobierno de unidad nacional” para superar la crisis.

“Yo no sé cómo Falcón llegó allí y te digo que a veces no entiendo sus posiciones”, confiesa uno de los jefes del G4. Otro comenta que se habría sumado a la mesa atendiendo un llamado del expresidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero. “Así como los del G4 se autonombraron dueños de la MUD, Falcón se autonombró negociador”, dispara un diputado que milita en uno de los partidos pequeños de la coalición.

La presencia del mandatario larense ya produjo un primer resultado: la llegada de su colega del estado Aragua, Tareck El Aissami, quien entró en el proceso de negociación como expresión del poder regional. A partir de este fin de semana, anunciaron en el comunicado conjunto, “se decidió incorporar a un gobernador por cada unas de las partes” con el objetivo de “reforzar institucionalmente el diálogo”. Final de fotografía.