Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

ENTREVISTA | Rafael Ramírez: paquetazo de Maduro es más neoliberal que el de CAP

Pdvsa-Rafael-Ramírez
03/09/2018
|
POR ERIKA HIDALGO LÓPEZ, ESPECIAL PARA EL ESTÍMULO . FOTO: FERNANDO LLANO | AP (ARCHIVO)

Según Rafael Ramírez, Pdvsa fue destruida en un solo año. Y asegura no ser responsable del colapso productivo de la empresa petrolera que es el motor de la economía venezolana. Si se le insinúa algo sobre las acusaciones de presunta corrupción que le han hecho, tanto desde el madurismo como desde la oposición, simplemente exige pruebas.

Así que Nicolás Maduro termina como el único responsable por todo lo que está pasando y ahora ha impuesto lo que el ex el ministro de Petróleo, ex presidente de Pdvsa, ex vicepresidente territorial del PSUV, ex canciller, ex embajador de Venezuela en la ONU, ex cabeza de la Misión Vivienda, y ex vicepresidente de Economía, califica como un “paquetazo neoliberal peor que el de Carlos Andrés Pérez”.

“El país está mucho más débil que entonces, porque ha estado sometido a cinco años de hiperinflación, y en este momento el Fondo Monetario Internacional estima que, en este año, la inflación puede llegar a 1.000.000 %, y el ingreso de los trabajadores se ha depreciado por una megadevaluación que no tiene precedentes. Maduro, ante la ausencia de política monetaria -de cualquier política, no estoy hablando de que fuera mala o buena, sino de que no existe una política monetaria- insistió en trasladar la crisis a los trabajadores”, apunta.

En entrevista con El Estímulo, el polémico “zar petrolero” durante 12 años, uno de los grandes tomadores de decisiones de la estrategia económica de los gobiernos del ex presidente Hugo Chávez, carga con dureza contra las medidas económicas del presidente Nicolás Maduro con extrema dureza.

En su opinión, lo más grave es la “traición” por parte de Maduro al carácter popular de la llamada revolución bolivariana. El hombre al que el mismo Chávez designó albacea de su testamento político, según Ramírez, ha arruinado “por su incompetencia e irresponsabilidad” al pueblo que el ex mandatario “redimió”.

“La destrucción del aparato productivo es abismal, porque se ha acumulado una caída del PIB que no se había visto ni en tiempos de guerra, y Maduro, por razones políticas, ha desmantelado a Pdvsa, que es el eje fundamental de nuestra economía. Hemos perdido 1,8 millones de barriles diarios desde 2014. Mi último cierre contable fue diciembre de 2013, y producíamos 3 millones de barriles por día. Perdemos cada año 41.000 millones de dólares”, suelta cifras para intentar desmarcarse del desastre.

 

P:- ¿Hay algo que usted rescate de las medidas de Maduro?

-En el marco de esa situación política y económica, que estuvo antecedida por mucha violencia política, con 130 muertos y, además, en el marco de la huida masiva de más de 2,3 millones de venezolanos a los países de la región, como reportan las Naciones Unidas, Maduro se lanza un “paquetazo” con una clara orientación antipopular. De manera que todo es malo en las medidas de Maduro, no hay nada bueno. Lo feo es que Maduro sigue demostrando claramente que no le importa el país y que no asume responsabilidad por nada.

P:- ¿Y qué es lo peor del “paquete”?

-Que conduce inevitablemente a nuestra patria a una situación de colapso. Durante muchos años le advertimos a Nicolás que no siguiera emitiendo dinero inorgánico, no solo porque es ilegal, sino porque la lógica económica indica que no se puede aumentar la liquidez sin respaldo, porque eso alimenta la hiperinflación. Maduro le habla al país como si él acabara de llegar al poder y, como si el presidente hubiera sido otro, ahora reconoce que sí emitió dinero inorgánico de manera muy irresponsable, y su reacción es que así es la vida. Esta respuesta irresponsable evidencia lo que ha sido su aproximación a los problemas del país, una absoluta indolencia, desconocimiento e irresponsabilidad.

Déficit cero: “una meta reaccionaria”

P:-¿Es viable la meta de déficit cero que se plantea Maduro?

-Obviamente no, pero esa es una meta reaccionaria en este momento. Nicolás sabe que eso es imposible en la situación actual; entre otras cosas, porque todas las empresas del estado tienen enormes déficit, no solo Pdvsa. La pura verdad es que todas están destruidas. Sin duda, una parte de este paquete es decretar la intención de privatizarlas, que es lo que hacen los neoliberales cuando quieren mantener esa meta de déficit fiscal. Maduro sabe que los programas sociales que hacíamos en la revolución implican, para los neoliberales, aumentar el déficit fiscal.

“Durante la gestión del comandante lanzamos las misiones sociales porque teníamos un ingreso petrolero robusto, no porque el precio del petróleo estuviera a 100 dólares, como dicen algunos ignorantes y malintencionados, sino porque producíamos 3 millones de barriles por día. Había una política petrolera correcta e ingresos sostenibles para financiar programas sociales”.

P:-Entonces, en su opinión, el hecho de haber tenido precios petroleros históricamente elevados no fue relevante para generar un boom de gasto público…

-El mito de los altos precios no es tal. Fíjate que entre 2000 y 2005, el precio estuvo entre 22 y 42 dólares por barril; luego entre 2005 y 2008 subió a 100 y colapsó en agosto de 2009 y llegamos a 35 dólares el barril al final del año. Tuvimos que hacer un recorte de 4.000.000 barriles diarios en la Opep, lo que significó para Venezuela reducir la producción en 367.000 barriles diarios, pero después -gracias a nuestro liderazgo en la Opep y una estrategia seria- logramos tener un precio cercano a 100 dólares, otra vez. Esta excusa de Maduro de que él ha sufrido los precios más bajos de la historia, es otra irresponsabilidad.

“Maduro ha impreso dinero inorgánico para dar bonos de todo tipo a nuestro pueblo más pobre como un mecanismo de control social, pero si él va a su meta de déficit cero no podrá dar más estos bonos, y es muy feo que le siga mintiendo a nuestro pueblo. Él jura que anda en una guerra contra el capital, pero no se puede hacer una guerra contra el capital, con la misma lógica del capital” concluye.

El ex ministro de Petróleo se pone especialmente crítico con la exoneración del Impuesto sobre la Renta a Pdvsa y a sus socias de la Faja. No se explica que en una situación económica y social tan difícil, el país sea obligado a hacer semejante sacrificio fiscal, el cual cifra en unos 1.500 millones de dólares.

“Nosotros entregamos al Estado 161.000 millones de dólares. El gobierno ahora está renunciando a pechar la ganancia del sector petrolero y no tiene por qué hacerlo, si hay una reglas claras de tributación. Este es un derecho soberano”, argumenta.

Con la gasolina, Maduro se pasó…

Otra medida que a Ramírez le parece profundamente “antipopular” es llevar los precios de los combustibles a escalas internacionales. En su opinión, hay que regresar a su propuesta de 2014, cuando planteó un incremento progresivo hasta cubrir solo los costos de producción.

“¿Por qué va a pagar el venezolano el mismo precio que se cancela en Europa y Estados Unidos? Por la misma razón por la que el Estado cobra una regalía de 30%, somos propietarios del recurso. ¿Por qué el pueblo venezolano no puede tener un beneficio que le corresponde por derecho propio? El petróleo nos pertenece a todos, y eso reporta beneficios”, advierte.

P:-¿Qué opina de que el subsidio al precio se pague directamente a través de la plataforma del carnet de la Patria?

-Eso es horrible e inaceptable. Por supuesto que un país soberano puede establecer subsidios, pero determinados por una condición económica y social. Jamás por razones políticas. Es una situación absurda, porque una persona que puede necesitar el subsidio, pero decide no sacarse el carnet, no lo va a recibir; pero otra que tiene una camioneta gigantesca de estas que consumen 80 litros por tanque, sí recibe el subsidio porque se saca el carnet. Maduro ha vuelto a una práctica que el presidente Chávez desechó, que era la necesidad del carnet partidista para recibir beneficios.

 

P:-¿Qué cree usted que va a pasar con el sector privado?

-Todo el país va a padecer y de ese desastre no escapa el sector productivo. Maduro sabe que ese salario no se puede pagar, ni las empresas privadas ni el sector público. Eso no es más que populismo irresponsable. Lo peor es que los aumentos de precios ya se están comiendo ese incremento.

“Yo no fuí”

“Han destruido la industria. Desde que yo salí en agosto de 2014 han hecho presos a más de 100 gerentes. Eso es absurdo. ¿Es que solo existe corrupción en Pdvsa? ¿Dónde están los 100 presos del Seniat, de la banca pública, del Fonden, Bandes, la CVG? ¿Dónde están los que entregaron los dólares de Cadivi, que fueron más de 300.000 millones… dónde está Fleming a quien le entregué 42.000 millones de dólares en 2014 para enfrentar la crisis? ¿Dónde está Carlos Erick Malpica Flores? Ah, pero los únicos corruptos son de Pdvsa. Hay ahí funcionarios y gente del sector privado que corrompió a esos funcionarios”.

P:-¿Y usted no tiene nada que ver con ese proceso de destrucción? Hay que quien dice que el declive comenzó con usted…

-Eso es falso. La industria la destrozaron en un año. No se cumplieron los procesos productivos básicos. Si esos procesos no se cumplen, la producción se derrumba. Para empezar, nosotros perdemos 700.000 barriles por día por el factor de declinación (natural de los yacimientos, que merman su nivel de producción).

La producción del Zulia está en niveles bajísimos. Maduro tiene una manía de echarle la culpa a otros de su desastre. Pero, ¿qué hay detrás? ¿La privatización? El decreto 3.860 dice que Quevedo (Manuel, el presidente de Pdvsa) puede hacer con Pdvsa lo que le de la gana para recuperar la producción. Eso es absurdo e ilegal. Nosotros recuperamos la producción después del sabotaje petrolero (huelga en 2002) , desde 23.000 barriles a 3 millones en el marco de la ley, nadie hizo lo que le dio la gana.

“Ahora están dando contratos de servicios a empresas de sus amigos, de sus panas -como decía Maduro en una entrevista que dio en España-, que no saben nada de petróleo, como la empresa Petrosur, que es una compañía patrocinada por José Luis Rodríguez Zapatero y otros grupos españoles que no saben nada de petróleo, porque ese no es su negocio”.

P: -¿Qué sabe de la situación de los ex presidentes de Pdvsa, Eulogio del Pino, y de Citgo, Nelson Martínez?

-Están presos en Boleíta hacinados como unos criminales. Ahí está Jesús Luongo, que es uno de los mayores expertos en refinación de Venezuela, metido con presos comunes en Falcón. No conozco a un hombre más recto que Jesús Luongo. Pero, si han detenido hasta obreros. Y todos están detenidos sin juicios. Fueron secuestrados por sujetos encapuchados y no han tenido el mínimo derecho a un juicio justo. Lo que están es desaparecidos, porque no se han llevado a audiencia.

“Son presos de Nicolás Maduro. La señora Gladys Parada fue detenida hace cuatro años por supuesto contrabando de gasolina, cuando ella no movía un solo camión de combustibles. Eso era responsabilidad de Asdrúbal Chávez, y del jefe del PCP que los metió presos a todos, Carlos Ortega, que estuvo como 10 años en la frontera. Allí las mafias del contrabando le pasaron factura a funcionarios que se oponían”, afirma.

P:-¿Y por qué se produce esta situación? ¿Qué hay detrás?

-Esta gente lo primero que quiso hacer fue tomar el control de Pdvsa. Maduro sabía eso desde el principio. Su grupo le pedía mi salida de Pdvsa, no porque yo lo hubiera hecho bien o mal, sino porque lo que pretenden es una apertura petrolera como la de Caldera. Ellos tienen otro modelo y para manejar el dinero del país, pusieron primero a Malpica como vicepresidente de Finanzas y luego a Simón Zerpa, e intervinieron a la empresa. Una empresa como Pdvsa tiene una programación que se hace con un año de antelación, donde se planifican las inversiones y adquisiciones. Es como si tú tuvieras un ejército en el campo de batalla y le quitas las balas, no se las suministras más. Esta gente paró todos esos procesos.
“Hay un caso muy sonado que se está investigando en Estados Unidos, y como a Maduro le encanta hacerse eco de casos que se ventilan en Estados Unidos, yo me hago eco de este: es un caso que se investiga en Miami, Florida, por 1.200 millones de dólares sobre un esquema de corrupción cuando Malpica Flores era vicepresidente. Ellos paralizaron la industria, no hicieron las inversiones, no hubo mantenimiento, no se hicieron las procuras, no llegaron las tuberías, y hemos caído de 3 millones a 1,2 millones de barriles por día”, concluye de forma áspera.

 

P-¿Y quiénes están asesorando a Maduro?

-Son grupos económicos que están haciendo grandes negocios con los recursos del país, como el Grupo Cisneros que está en el Arco Minero con Gold Reserve y hay otros sectores cercanos al madurismo que han recibido concesiones. Lo de Gold Reserve es una entrega vergonzosa, porque el presidente Chávez los expulsó del país, ya que jamás produjeron un gramo de oro. Lo que hacen esas empresas es ir a la Bolsa de Vancuver, con sus derechos mineros en la mano, a emitir bonos a futuro para especular. Curazao se convirtió en el primer exportador de oro de la región… qué cosa tan rara.

“Serrano Mancilla tiene un libro sobre el pensamiento económico de Chávez y no habla de petróleo. ¿Qué clase de economista es ese? Gente que dice que la inflación no existe. Son todos irresponsables. Un mexicano de apellido Martínez está detrás de Tareck El Aissami, con este cuento de las criptomonedas y está pendiente de comprar empresas en Venezuela a precios de gallina flaca. Hay que preguntarse cuántos miles de dólares cobran estos señores”.

-Esta situación que usted denuncia como una persecución, ¿es un pase de factura?

-Estoy perseguido, moviéndome de país en país, protegido por gobiernos amigos, que ni el mismo Maduro se imagina, pero que son gobiernos serios. No es el de Estados Unidos, por cierto. Esos alegatos sobre mi supuesta fortuna son falsos, que busquen mis cuentas. Mi patrimonio es el que reuní durante mi carrera como ingeniero. Han querido destruir la imagen del ministro de mayor confianza de Chávez. Fueron 12 años de trabajo consecutivo, nunca me sacaron ni me dieron un año sabático. Yo acompañé a Chávez en las más graves crisis y también en el período de mayor prosperidad económica del país. Maduro traiciona el legado de Chávez y mira dónde ha caído el país.

“Es un pase de factura contra mi. Al final es un pase de factura contra Chávez. Nadie puede creer que Chávez no tuviera vigilancia y control sobre la industria petrolera. Los que trabajamos con Chávez, y hablo de los ministros, no de esta pila de advenedizos que ahora están al lado del gobierno, sabemos que el presidente Chávez era una persona demasiado quisquillosa con los números. Lo sabía todo y quería saberlo todo. Pasé años explicándole. Chávez hizo lo que había que hacer, él fue un valiente y al final le entregamos a este país 500.000 millones de dólares. Ahora, yo no puedo ser responsable, ni Chávez tampoco, por lo que se hizo con esos recursos”, cierra el diálogo, quizás con muchas cosas más por decir.