Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Recetas caseras ante la escasez de perrarina

Perro

Recorrer varios establecimientos comerciales en búsqueda de alimento concentrado para perros se ha vuelto una odisea para los dueños de mascotas. Y es que la escasez también está afectando a los consentidos de cuatro patas.

En un recorrido hecho por el equipo de El Estímulo se constató la falta de alimento para caninos. De encontrarse alguna opción de comida es la súper premium y premium importada. “Es imposible comprar esas comidas tan caras”, dijo una señora que buscaba alimento en una tienda de Chacao. Los precios de las “perrarinas” importadas que se consiguen superan los 3.000 bolívares el kilogramo.

Se ha vuelto cada vez más común que en las consultas veterinarias se recomiende a los dueños de perros a solucionar el problema de la alimentación con comida hecha en casa. Aquí les presentamos las recomendaciones de tres médicos veterinarios que hablaron sobre “recetas caseras”:

El doctor Henrique Berrizbeitia sugirió mezclar arroz, carne molida o pollo con vegetales como zanahoria o brócoli.

“Se debe cocinar el arroz aparte de la fuente proteica como el pollo o la carne. Luego se deben mezclar bien y se le debe rayar zanahoria, o ponerle el brócoli también cocido”, señaló.

Indicó que para los perros con problemas en la piel o alérgicos al pollo, se les puede dar la clara del huevo (albúmina), queso ricota y guisantes verdes.

En caso de que los dueños de mascotas decidan optar por esta opción, Berrizbeitia recomendó dar una pastilla de antiácido para aportar calcio y fósforo a la mascota. También sugirió dar una o dos veces a la semana una cucharada de aceite de hígado de bacalao.

“Todo va a depender de la edad y de la condición del perro. Si es un perro adulto se debe eliminar un poco la grasa y la proteína. Por eso recomiendo a las personas consultar siempre a sus veterinarios”, expresó.

Señaló que han aumentado los pacientes con problemas digestivos y hepatitis.

“A muchos de mis pacientes les han cambiado drásticamente el alimento, debido a que comen lo que sus dueños consigan en los comercios. Esto hace que cambie su flora bacteriana y aparezcan los problemas digestivos. Al cambiar de alimentos varían las cantidades de proteínas y grasas”, dijo.

Además recomendó reforzar con complejos multivitamínicos y dar frutas, con excepción de las cítricas, uvas y pasas.

Reiteró la importancia de evitar que se acabe la “perrarina” para comenzar a dar la dieta casera. “Lo ideal es ir mezclando poco a poco y gradualmente. Mezclar 75% del alimento que se acaba con 25% de lo nuevo que se le va a dar al perro. Luego mezclar 50% con 50% y así poco”, dijo el veterinario.

La doctora María Lucila Cartaña coincidió con Berrizbeitia en algunas opciones de dietas caseras. Recordó que los alimentos concentrados vienen fallando en los anaqueles desde hace algunos meses, pero que en las últimas semanas se ha agravado, sobre todo la presencia de comida de “buena calidad”.

Dijo que la combinación ideal es mezclar homogéneamente arroz, papas o vegetales con pollo, carnes rojas, o claras de huevo con vegetales.

Desmintió el mito de que es “dañino” dar comida casera a los perros. “Puede resultar ser más sano y superior a un alimento concentrado. Con la industrialización la calidad de esas comidas ha desmejorado, menos las premium o súper premium”, expresó.

Cartaña recomendó dar emulsión de Scott para reforzar la alimentación de los caninos.

Por su parte, el médico veterinario Eduardo Gordo también concuerda con los fundamentos de las recetas anteriores, pero insistió en la importancia de usar arroz integral o partido y cocinarlo “muy bien”, de manera que quede “lo más esponjado posible”.

De lo contrario puede “inflarse” en el estómago de los perros y causarle problemas digestivos.

También sugirió usar zanahoria como vegetal, pero que también esté bien cocida. “Lo más recomendable es cocinarla por 40 minutos como mínimo para aprovechar los beneficios probióticos, los cuales ejercen importantes efectos fisiológicos.

La recomendación más importante ante este problema, es consultar a médicos veterinarios, pues son ellos los que indicarán los ajustes que deben hacerse a las dietas, según la edad, razas y patologías de cada perro.

Enrique Berrizbeitia: 0212-9782256

María Lucila Cartaña: 0412-3462634