Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Reino Unido sufriría recesión en caso de Brexit sin acuerdo

FILES-BRITAIN-EU-POLITICS-BREXIT-ECONOMY
18/07/2019
|
FOTOGRAFÍA: AFP

Una salida de la Unión Europea sin acuerdo empujaría al Reino Unido a una recesión en 2020, según estimaciones publicadas el jueves por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), el organismo público independiente encargado de las previsiones económicas

En ese escenario, “el Reino Unido entra en recesión durante el cuarto trimestre de 2019 por una duración de un año”, señala la proyección realizada por el instituto oficial británico, que prevé una recuperación a partir de 2021.

“El PIB perderá un 2,1%, casi al mismo nivel que durante la recesión de principios de los años 1990″, precisa el organismo en su informe, tras realizar un test de resistencia de la economía británica para la eventualidad de que el país abandone la UE el 31 de octubre de forma brutal.

La libra esterlina perdería un 10% de su valor inmediatamente después de un Brexit sin acuerdo y los precios del mercado inmobiliario residencial caerían casi 10% entre principios de 2019 y finales de 2021, estima la OBR.

Boris Johnson, el candidato favorito para reemplazar a Theresa May como líder del Partido Conservador británico y por ende como primer ministro la próxima semana, prometió en reiteradas ocasiones sacar al país de la UE, sin pedir un nuevo aplazamiento, con o sin un acuerdo con Bruselas.

El informe de riesgos fiscales de la OBR puso de relieve el impacto que tendría en la economía una salida del bloque sin periodo de transición.

“El aumento de la incertidumbre y la disminución de la confianza disuaden a la inversión, mientras que el aumento de las barreras comerciales con la UE pesa sobre las exportaciones”, afirmó. “Juntos, estos factores empujan a la economía a la recesión, con una brusca caída de los precios de los activos y la libra”, vaticina.

El Banco de Inglaterra ha advertido repetidamente que un Brexit sin acuerdo desencadenaría una profunda recesión y el Fondo Monetario Internacional consideró recientemente que la economía del Reino Unido sufriría “costes sustanciales” como resultado.

“Brexit sin acuerdo blando”

Para su evaluación, el FMI había establecido dos escenarios: un Brexit sin acuerdo “duro” y uno “blando”.

Pero las previsiones de la OBR se basan únicamente en un “Brexit sin acuerdo blando”.

En esta hipótesis, un régimen temporal anunciado por el gobierno británico debería permitiría a 87% de los productos importados verse exento de aranceles a la importación durante un año, antes de pasar a una tasa en torno al 4%. El 13% de productos restantes tendría que pagar aranceles inmediatamente.

Según esta proyección, la inmigración neta al Reino Unido disminuiría en 25.000 personas al año hasta el final de la década, reduciendo la mano de obra disponible.

“El informe publicado por la OBR esta mañana demuestra que incluso la versión más blanda de una salida sin acuerdo asestaría un duro golpe a la economía británica”, subrayó el ministro de Finanzas, Philip Hammond. “Pero esta versión blanda no es de la que hablan los defensores del Brexit, ellos hablan de una versión mucho más dura, que perturbaría aún más la economía”, advirtió.

A principios de mes, Hammond había afirmado que el impacto de un Brexit sin acuerdo para las finanzas públicas podría ser de 90.000 millones de libras (100.000 millones de euros).

Johnson sugirió el miércoles que la UE tendría parte de la responsabilidad si, una vez convertido en primer ministro, saca a su país del bloque sin un acuerdo de divorcio.

El carismático y controvertido el exalcalde de Londres debería derrotar ampliamente al ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, en la carrera por suceder a May, que dimitió ante su incapacidad para lograr que el Tratado de Retirada que negoció con Bruselas fuese aprobado por el parlamento británico.

Tras el referéndum de junio de 2016, en que 52% de británicos votó a favor de abandonar la UE, el Reino Unido debía haber salido del bloque el pasado 29 de marzo, pero la fecha tuvo que ser aplazada dos veces para evitar un Brexit sin acuerdo.