Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Rumores de deportación ponen a temblar a latinos en Miami

Inmigrantes
02/02/2017
|
FOTO: AP/J. SCOTT APPLEWHITE

La Policía de Miami Beach y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) desmintieron este miércoles que se estén gestando redadas de inmigración en diferentes puntos de Miami

El Whatssap de los indocumentados en Miami se incendia de rumores. Coordenadas de alcabalas, y noticias falsas sobre redadas de inmigración corren entre los celulares de todos los latinos que hacen vida sin papeles en este paraíso hispano de la Florida.

“-Venezolana: Me dicen que pusieron una alcabala en el Dolphin Mall. Eso es ya muy serio.

-Colombiano: ¿Qué es una alcabala? ¿un retén?

-Venezolana: Sí, exacto. Así que si se venció tu permiso de manejar como turista, no debes pasar por ahí.”

Los rumores difundidos por redes sociales fueron desmentidos este miércoles  por la Policía de Miami Beach desde la cuenta de Twitter de esta institución.

“La policía de Miami Beach confirmó con el Departamento de Seguridad Nacional que NO hay ninguna operación en Miami Beach en este momento”, escribió en su cuenta de Twitter el departamento.

Por su parte, el portavoz de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Nestor Yglesias,desminitó a Univision Noticias la información que acompañaba a una imagen que estaba circulando de supuestos autobuses preparados para transportar a los posibles detenidos.

autobuses1

“Si la migra viene a este local, yo me siento en una mesa con un menú y hago como si fuera un cliente más”, declara un colombiano indocumentado empleado en un restaurante cubano de Miami Beach.

Por su parte una venezolana solicitante del status de exiliado en Estados Unidos comenta: “Yo no tengo aún permiso de trabajo, pero no puedo mantenerme en Estados Unidos a punta de aire. No sé que pueda pasar con mi status si llega a haber una redada en mi trabajo, pero estoy tranquila en cuanto a las alcabalas porque yo tengo permiso total para transitar por todos los Estados Unidos hasta que mi status de asilo salga”.

 

El nombramiento de Donald Trump, su discurso y sus primeras acciones han calentado los nervios en el condado de Miami, donde más del 64% de la población es hispana, según Pew Research Center.

También las  intenciones del alcalde republicano Carlos Giménez de limpiar la reputación de “ciudad santuario” que tiene esta latitud y así sumarse la simpatía del presidente, que ordenó el miércoles 25 de enero cortar fondos federales a las cerca de 300 “ciudades santuario” del país que se niegan a arrestar y contribuir a la deportación de inmigrantes sin papeles.

“Me enteré que los rumores de las alcabalas son falsos, pero igual todo apunta a que vienen medidas fuertes para Miami, en cuanto a inmigración. Yo, que trabajo en la playa como asistente de mesera, estoy muy asustada. Creo que la semana que viene renunciaré a mi trabajo para conseguir uno de más bajo perfil o quizás mudarme a otra ciudad”, declara una joven venezolana que vino a conocer y probar suerte en los Estados Unidos.

 

Las medidas próximas son todavía inciertas, pero el miedo invade a los 650.000 inmigrantes indocumentado que, según el centro de estudios Migration Policy Institute, habitan en Florida, el cuarto estado con mayor cantidad de población de personas sin papeles después de California (más de 3 millones), Texas (1,5 millones) y Nueva York (870.000).