Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Plan quirúrgico exprés del gobierno intenta maquillar la crisis

Quirófanos-Hospital-Vargas
15/06/2017
|
FOTO: QUIRÓFANOS EN REMODELACIÓN DEL HOSPITAL VARGAS

Desde que asumió la dirección del despacho, la cuenta en Twitter del ministro de Salud, Luis López, está repleta de fotos que buscan demostrar, ante miradas ingenuas, el cambio radical de uno de los sistemas más golpeados por la crisis venezolana. En medio de escasez de insumos y medicamentos de 80% -de acuerdo con cifras de la Federación Farmacéutica Venezolana-, el jefe de la cartera asegura haber activado un Plan Quirúrgico Nacional, que ya logró, en 23 días, 23.036 cirugías y que espera remodelar 108 quirófanos de 45 hospitales en 15 días.

El Hospital Vargas es una de las instituciones a las que llegó el Plan Quirúrgico Nacional, el programa bandera del Ministerio de Salud, desde que Luis López asumió la dirección del despacho a mediados de mayo. El funcionario informó esta semana que 23.036 personas han sido operadas en todo el país.

Pero el aneurisma de Jesús Lira no entró en el plan que ya tiene 23 días andando. En esa institución solo se han hecho intervenciones en los servicios de Otorrinolaringología y Cirugía Plástica, aseguró un residente de Cirugía que pidió el anonimato.

El hombre, oriundo de Ocumare de la Costa, estado Aragua, pasó más de dos meses en el Hospital Vargas esperando ser intervenido. “Hace un mes nos mandaron a la casa porque no había quirófanos, no hay comida y no hay medicinas. Hasta la solución con la que nos pasaban los medicamentos estaba contaminada con una bacteria”, dice Lira a El Estímulo.

Su condición es riesgosa: un aneurisma cerebral puede causar el aumento de la presión intracraneal, pérdida de movimiento en una o más partes del cuerpo, pérdida de sensibilidad, convulsiones, un accidente cerebrovascular o una hemorragia. “Pero me tienen de aquí para allá y nadie me ha operado todavía”, reclama.  

El Plan Quirúrgico espera, además, entregar durante las próximas dos semanas 108 quirófanos remodelados de 45 hospitales.

El del Vargas, sin embargo, tal vez requiera algo más de tiempo. Durante la madrugada del miércoles, y luego de una lluvia moderada que se extendió por varias horas, toda el área quirúrgica, incluyendo pabellones y zonas de recuperación, amaneció inundada.

Hospital-Vargas-2

Los pacientes de los servicios de Urología, Neurocirugía, Traumatología y Oftalmología tendrán que seguir esperando a que los quirófanos sean reacondicionados para que sus médicos tratantes los operen.

“Los residentes de esas áreas no estamos de acuerdo con meter a los pacientes en estas condiciones. Los quirófanos no están adecuados. Los que están funcionando no sabemos si están estériles porque no se han hecho las comprobaciones mediante cultivos. Y además nadie nos garantiza un respaldo si algo pasa, ni siquiera se están usando anestesiólogos de la institución”, detalla el residente de Cirugía.

El hospital no cuenta con los insumos y medicamentos necesarios para atender la demanda de todos los enfermos que tienen espera por una cirugía. Solo tienen cuatro tipos de medicamentos, entre ellos fluconazol vencido, no tienen instrumentos para tomar las vías, no tienen guantes de tallas específicas, ni suficientes batas estériles o suturas. Los anestésicos, como la lidocaína, también expiraron el año pasado.

Pura cosmética

 

La crisis de salud, que incluso la Asamblea Nacional catalogó de humanitaria, pareciera haberse disuelto instantáneamente. Desde que Luis López ocupó la dirección del despacho en mayo, la cuenta en Twitter del nuevo ministro de Salud está repleta de fotos del Plan Quirúrgico Nacional. Colas de personas esperando ser atendidas, programas preoperatorios, quirófanos remodelados.

No obstante, el plan parece haber sido diseñado para corregir la deuda de 450.000 operaciones que están en espera desde 2005. La meta de 100.000 cirugías antes del 15 de julio, representa 22% del déficit acumulado.

Las 23.036 operaciones que, según López, se han realizado hasta el momento, suponen un avance de 1.001 intervenciones por día.

El promedio es muy superior al de todo 2015, por ejemplo, cuando se hicieron 694 operaciones diarias, según información contenida en la Memoria y Cuenta. Ese año, en 12 meses, se lograron 253.245 cirugías.

De ser cierta la información proporcionada por el ministro, y si se mantuviera el ritmo durante todo lo que resta de año, en 2016 se alcanzarían 223.347 operaciones.

“Ese plan es inviable tal como está formulado. Si tomas 100.000 cirugías en 60 días continuos, y los pones entre 90 hospitales tipo IV, serían 18 intervenciones diarias. Ninguno de los hospitales está en capacidad de sostener eso. El desastre del Sistema de Salud no se puede tapar con una propaganda de ese tipo”, critica el ex ministro de Salud José Félix Oletta.

Pero además, el médico advierte que, de intentar alcanzar la meta, podría agravarse la crisis hospitalaria porque supondría el agotamiento de los insumos con los que cuentan.

Oletta pone como ejemplo los recursos que se necesitaron en todo 1997, cuando estuvo al frente del ministerio, para planificar 4.500 operaciones en el mismo Hospital Vargas.

“Se disponía de 28 anestesiólogos y un plantel quirúrgico de 96 médicos. Para hacer 100.000 operaciones en 60 días se necesitarían entre 20 y 25 veces más personas. Se tendría que trabajar con una plantilla de 1.800 a 2.000 cirujanos, solo en el departamento quirúrgico, y no menos de 200 anestesiólogos”, estima.

La velocidad necesaria para cumplir la utopía del Ministerio de Salud aumenta las posibilidades de que se cometan errores que se traduzcan luego en aumento de la morbilidad y la mortalidad, advierte el médico.

“Un plan quirúrgico tiene que ajustarse a las precisas indicaciones que tienen que tener los enfermos y los médicos. Con esa aceleración no habrá buenas evaluaciones preoperatorias, los laboratorios antes y después de las cirugías serán deficitarios y no se contará con los recursos ideales”, completa Oletta.

Instalaciones nuevas, no refaccionadas

 

El plan quirúrgico también acumula críticas desde el punto de vista arquitectónico.

“El detalle real es que no se han hecho hospitales nuevos, y los viejos están muy deteriorados y no tienen terreno para expandirse. Remodelar sobre estructuras viejas es un error”, explica Sonia Cedres, arquitecta, experta en edificaciones médico asistenciales.

Cedres indica que deben hacerse nuevos edificios que puedan acoger las nuevas tecnologías que requieren los quirófanos y los equipos de diagnóstico y dejar las instalaciones más antiguas para áreas de hospitalización y tareas menos demandantes.

La arquitecta fue la diseñadora de la remodelación que se hizo hace menos de una década a los pabellones del Hospital Vargas, y que pasó por manos de varias empresas constructoras antes de ser completada.

“El Vargas tiene los quirófanos en el sótano. Al lado, el hospital tiene una quebrada. Ahora hay que ver por dónde se está metiendo el agua. Tienen que levantar todos los plafones, revisar todos los ductos. Eso no se hace en un mes. Eso es un cangrejo”.

La experta calcula que para atender la demanda sanitaria del país actual, sería necesario duplicar plantilla de 241 hospitales que existe en el país.

La atención y renovación quirúrgica en tiempo récord amenaza con convertirse en el pequeño parche de una gran tronera.





error: Alerta: Contenido protegido

escorts london