Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Tesoro de EEUU sanciona a directiva de la inteligencia militar de Venezuela

image-2019-04-30 (5)
11/07/2019
|
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por medio de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC por su siflas en inglés), agregó este jueves a su lista de sancionados a la directiva de la Dirección General de Contrainteligencia Militar venezolana (Dgcim), por violaciones a los derechos humanos. 

La información fue publicada este jueves a través de una nota de prensa emitida por el Departamento del Tesoro estadounidense.

“Hoy, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó a la Dirección General de Contrainteligencia Militar del Gobierno de Venezuela, más comúnmente conocida como la Dgcim. Esta acción, tomada de conformidad con la Orden Ejecutiva (E.O.) 13850 y sus modificaciones, está dirigida a la DGCIM por sus operaciones en el sector de defensa y seguridad de Venezuela”, señala un comunicado oficial de la OFAC.

“El arresto por motivos políticos y la trágica muerte del Capitán Rafael Acosta fue injustificado e inaceptable”, dijo el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

“Hacienda está comprometida a acabar con el trato inhumano del ex régimen de Maduro hacia los opositores políticos, civiles inocentes y miembros del ejército en un esfuerzo por suprimir la disidencia”, agrega.

El 21 de junio de 2019, la Dgcim detuvo al capitán de corbeta alegando que estaba involucrado en un complot para asesinar a Maduro.

“Aunque dos funcionarios de la DGCIM fueron acusados de homicidio en relación con la muerte de Acosta, ésta es sólo la muestra más reciente de brutalidad cometida por una agencia conocida por sus métodos violentos”, agregó el comunicado.

El escrito también revela que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un informe que detalla los métodos utilizados por la Dgcim para extraer información y confesiones, intimidar y castigar a los detenidos. “Informes anteriores de la Organización de los Estados Americanos y Human Rights Watch, entre otras organizaciones, también han detallado la brutalidad y el uso de la tortura por parte de la DGCIM”.

Como resultado de la acción de hoy, todas las propiedades e intereses en la propiedad de esta entidad, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, que estén en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses,están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC. Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todas las transacciones de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas.

La OFAC agrega que las sanciones de los Estados Unidos no son de carácter permanentes siempre y cuando haya una intención de producir un cambio positivo de comportamiento.