Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Tras bastidores del 6D: un diálogo con los mediadores

Chuo Torrealba
06/12/2016
|
FOTO: FEDERICO PARRA / AFP

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, expresó -luego de más de cinco horas de reuniones con los facilitadores del diálogo- que estos hicieron unas propuestas para buscar mantener el mecanismo que todavía se tambalea

El representante de la oposición añadió que, mientras la alianza decide -o no- aceptar las proposiciones, la negociación con el gobierno continúa paralizada.

Torrealba expresó que las propuestas -que serán analizadas en el seno de la Unidad y que “no detallará hasta que esto suceda”- ratifican las cuatro demandas hechas en la carta enviada por el secretario ejecutivo del Vaticano, Pietro Parolin, a representantes del Gobierno y de la oposición.

En la misiva, que no ha sido mostrada públicamente pero que “Chúo” asegura tener, la Santa Sede “demanda” que se produzcan cuatro hechos:

Que se tomen las medidas para el ingreso de alimentos y medicinas al país para aliviar la crisis humanitaria; que las partes acuerden un cronograma electoral; que se restituya a la Asamblea Nacional las competencias que le establece la Constitución y que se libere a los presos políticos.

“Tuvo un efecto positivo la doble presión ejercida por la carta de Parolin y por la decisión de la Mesa de la Unidad de no sentarse con el gobierno”, expresó Torrealba.

Añadió- ya fuera de cámara- que este miércoles la MUD debería dar una respuesta al respecto.

“Hubo un punto de inflexión. Ha habido un resultado positivo”, insistió.

El inicio de una larga jornada

Jesús Torrealba; el alcalde de Sucre, Carlos Ocariz de Primero Justicia; así como el diputado opositor de Un Nuevo Tiempo (UNT) Timoteo Zambrano, se reunieron la mañana de este martes con el representante del Vaticano, Claudio María Celli y el nuncio apostólico, Aldo Giordano.

El encuentro que duró aproximadamente dos horas, se dio en la sede de la Nunciatura en Los Caobos (Caracas). Aunque al momento no declararon a los medios, Ocariz alcanzó a bajar el vidrio del carro para decir: “no nos vamos a sentar”, mientras un grupo de Nueva Alternativa Opositora -que se mostró contrario al diálogo- se atravesaba en la calle para intentar hacerlo hablar.

El alcalde añadió que la MUD daría una rueda de prensa en la tarde para los detalles.

El representante de Acción Democrática, Luis Aquiles Moreno, no fue visto por los medios pero fuentes aseguraron que asistió a este encuentro.

El gobernador de Lara, Henri Falcón no se presentó. Luego, desde el Meliá, pudo observarse que su lugar lo ocupó el gobernador de Aragua, Tareck El Aissami.

Mientras tanto, durante la reunión, dirigentes de otros partidos, como el alcalde de El Hatillo, David Smolansky, de Voluntad Popular, declaraban a las afueras de la Nunciatura.

“Sigue habiendo más de 100 presos políticos. A 38 días del diálogo, el país no ha visto resultados”, expresó Smolansky.

El hotel de los acontecimientos

Pasadas las 11 de la mañana, en el hotel Meliá Caracas también, aunque a cuenta gotas, había movimiento.

A las 11:50 am llegó el secretario ejecutivo de la Unasur, Ernesto Samper, quien caminó directo al ascensor. Este es el máximo representante del organismo, que junto a la Santa Sede, facilitan la mesa de negociación.

Cuatros minutos más tarde, el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez -con una comitiva- entró con paso apurado. Prefirió las escaleras.

Dos horas más tarde, volvió al lobby. Dijo a algunos periodistas que se acercaron: “no voy a declarar”.

El gobernador de Aragua, Tareck el Aissami y el embajador de la OEA Roy Chaderton – ambos representantes del oficialismo en el diálogo- tampoco quisieron dar detalles a los medios.

El segundo expresó, pasadas las 3 de la tarde, que lo único que podía decir es que a esa hora ya tenía hambre. “Les recomiendo los tequeños de acá”, comentó a los comunicadores.

Ante la pregunta de “¿terminó la reunión?”, expresó: “te voy a responder con una frase célebre de Chávez”. “A ¿Cuál?… ‘¿Por ahora’?”, preguntó un periodista. Aquel asintió.

El otro lado

“No habrá diálogo gobierno- oposición. Nuestro encuentro MUD-facilitadores será a las 4:00pm en el Meliá”, había dicho Chúo a varios periodistas.

Y fue puntual. A esa hora atravesaba el lobby del hotel para dirigirse a los ascensores. Mientras él subía por el elevador, que permaneció custodiado por un funcionario de Casa Militar, Jorge Rodríguez, bajaba y salía del gran edificio.

“Quizá declararemos luego”, dijo el dirigente del Psuv quien añadió que los oficialistas podrían volver más tarde. Esto no sucedió sino a las 6:30 pm, cuando el diputado del Psuv, Elías Jaua, apareció.

Por su parte, Luis Aquiles Moreno de AD, llegó minutos antes que Torrealba al Meliá. La reunión entre la MUD y los facilitadores se hacía larga.

El pianista del hotel tocaba el tango de Gardel, “por una cabeza” y una recepción de gala comenzaba a llegar.

El evento se debía a la presencia del viceprimer ministro ruso, Dimitri Rogizin, quien está en el país para participar en la XII reunión de la comisión intergubernamental de alto nivel (CIAN) Venezuela- Rusia.

A las 6:00 pm mujeres de traje largo y hombre en saco llegaban para la fiesta. Seguramente una más alegre que la que vive el país a pocos días de la víspera de Navidad.

Incluso para reforzar la seguridad de este evento, llegaron funcionarios de la Dirección General de Centro de Instrucciones (Digecin).

También, mientras se sucedían las reuniones y se daba el brindis “ruso”, por el Meliá paseaban jugadores de béisbol del Caracas y de Tiburones de la Guaira, también estaba el cantante Omar Enrique. “Voy a grabar la cuña de Navidad de Venevisión”, dijo el artista.

Una hora más tarde, Chúo Torrealba -luego de la reunión que duró tres horas- declaró a los medios.

Informó que recibieron propuestas de los mediadores para mantenerse en la mesa pero que deberán analizarlas en Unidad.

Mientras tanto, el diálogo sigue paralizado.

Sostuvo además que la liberación de los presos políticos se reviste de urgencia por la huelga de hambre que varios de estos comenzaron en el Sebin.

“No podía quedar de manera impune el incumplimiento del gobierno”, insistió.

Por su parte, Carlos Ocariz expresó tras la declaración, que la mesa está paralizada hasta que el gobierno cumpla con los acuerdos. Coincidió con Torrealba al decir que las propuestas recogen lo que dice la carta de Parolin.

El representante de UNT, Timoteo Zambrano, indicó que -a pesar del congelamiento de las negociaciones con el gobierno- el miércoles se llevará a cabo una reunión de la Comisión de la Verdad que trata el punto de los presos políticos. Se le preguntó cómo era esto posible en el marco de la paralización.

Respondió: “En el caso de derechos humanos hay ciertas particularidades porque además queremos que los presos políticos salgan antes de Navidad”.

Aunque se mostró positivo por la negociación, aseguró que prefiere el diálogo directo. “Es donde se hace la verdadera política”.

El diputado concluyó: “Estamos condenados al diálogo hoy, mañana y siempre”.

“Defensores aguerridos del diálogo”

Tras estas declaraciones, los mediadores tomaron la palabra.

El enviado del Vaticano, monseñor Claudio María Celli, expuso la necesidad de establecer mecanismos de verificación de cumplimento de los acuerdos.

“Si bien existen evidentes resultados positivos, aún quedan en la agenda temas que están por resolver”.

Celli señaló que consideran que se debe iniciar una etapa que lleve a la “reactivación y sostenibilidad” del diálogo.

“Les hemos presentado una propuesta de trabajo. Hemos solicitado a los Poderes Públicos dictar decisiones que faciliten las relaciones entre ellos hasta el 13 enero de 2017″.

Respeto a la soberanía nacional, verdad y justicia, derechos humanos, reparación de víctimas, avances económicos y sociales, generación de confianza y cronograma electoral, fueron algunos de los objetivos mencionados por el sacerdote.

Destacó que la próxima plenaria será el próximo 13 de enero.

El Expresidente de Colombia, Ernesto Samper, dijo que el diálogo es un proceso, es decir, una “actividad continúa de construcción y revisión”.

“Seguimos pensando que es el mejor camino para Venezuela”, destacó.

Añadió que 85% de los venezolanos lo apoya.

“En nuestra condición de acompañantes, no vamos a sustituir a los venezolanos en la tarea que tienen que asumir ellos” pero “somos defensores aguerridos del diálogo”.

Consideró conveniente un “cese al fuego mediático” entre las partes, al tiempo que acotó que hay que restituir los espacios institucionales.
“Se necesita el equilibrio constitucional”.

Concluyó que a pesar de las dificultades “por incumplimientos, de una otra parte”, los facilitadores percibieron que aún existe “voluntad” de conversar.

Samper comentó que una “buena noticia” se dará a conocer la semana entrante “sobre medicinas”. ¿Será la apertura del canal humanitario? Esto no lo aclaró.

Casi pisándole los talones a estos comentarios, Chúo Torrealba, volvía a hablar.  Dijo a CNN: “La fecha 13 de enero queda demasiado lejos”.

El oficialismo se pronunció

Mientras tanto, Jorge Rodríguez declaraba desde el Meliá.

Dijo que el miércoles habría una reunión de la Comisión de la Verdad.

“Hay una agenda económica, que es una forma de diálogo”, buscaba contradecir a la Unidad.

El alcalde insistió en el “diálogo de paz” con los movimientos políticos que, “de forma permanente”, promueven “a la violencia, a la inconstitucionalidad y a la acción de odio”.

Aseguró que, al contrario de la MUD, el Psuv tiene una sola palabra. “Lo que nosotros decimos en las reuniones con acompañantes y con la mesas temáticas, es lo mismo que venimos a compartir”.

Confirmó que la oposición no se presentó en la reunión de este 6D pero consideró que esto se debe a que hay sectores que quieren “la violencia” y a la “pugna entre los candidatos presidenciales”.

También leyó los cinco acuerdos a los que se había llegado el 11 y 12 de noviembre escritos en el criticado comunicado de los mediadores.

Sostuvo que la Unidad acordó “luchar contra la guerra económica” y luego sucedió la supuesta ofensiva de Dolar Today, dando a entender que es la oposición la responsable del aumento galopante del dólar paralelo.

“El pasado viernes hubo una agresión brutal contra el sistema financiero que quería generar angustia y desestabilización… ¿quién está detrás de Credicard?”.

El político chavista coincidió en algo que dijeron los líderes de la MUD, pero usando la jerga oficialista: “Los acompañantes, en base a la revisión de trabajo, presentaron una serie de propuestas relacionadas con lo que hacemos”.

Finalmente, manifestó que el gobierno se mantiene en la mesa.