Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Tres días y 15 kilómetros de recorrido para despedir a Fernando Albán

EE-CAPILLA-ARDIENTE-FERNANDO-ALBAN-09.10.18-DanielH-11
11/10/2018
|
FOTOGRAFÍA: DANIEL HERNÁNDEZ

Tres días. Más de 15 kilómetros recorridos para decirle adiós al concejal por la parroquia San Pedro de Caracas, Fernando Alban.

Una muerte más que deja preguntas sin respuestas, por ahora.

La tesis oficial señala que Albán se suicido. Más allá de las consideraciones personales de compañeros y amigos, la tesis no es tan sostenible dada las “lagunas” que existen.

Empezando por las versiones contradictorias del ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol y la del fiscal designado por la Asamblea Constituyente (ANC), Tarek William Saab.

Mientras surgen argumentos en relación a su muerte, Albán fue despedido con múltiples actos.

Una capilla ardiente en la Asamblea Nacional. En la entrada de los Hemiciclos ya que la ANC tiene tomado el Hemiciclo Protocolar, lugar destinado para este tipo de actos que involucran a personalidades que no son diputados. Luego, varias misas a cuerpo presente en la parroquia de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Un lugar en el que trabajó durante muchos años junto a la comunidad religiosa de esa parroquia.

Representantes del cuerpo diplomático acompañaron los distintos actos que se realizaron entre martes y miércoles. Destacando la presencia del Encargado de Negocios de Estados Unidos y el Embajador de Francia.

Según la Iglesia Católica, el suicidio no es algo aceptado. De hecho, en muchos casos se niegan los oficios religiosos. No fue éste el caso del concejal Fernando Albán.

Cinco misas, al menos, fueron ofrecidas el martes y dos más este miércoles. Estas últimas fueron oficiadas por el Cardenal Jorge Urosa Savino junto al Nuncio Apostólico, Aldo Giordano y la última por el párroco de la UCV, Raúl Herrera.

Todos destacaron el carácter católico de Albán así como su “propósito de servir a su comunidad”.

Los religiosos coincidieron durante sus homilías, en la necesidad de investigar lo ocurrido con Albán. Una muerte ocurrida en un país cuyo gobierno es señalado como violador de derechos humanos.

Tanto en el caso de Urosa como en el de Herrera, llamaron a los venezolanos a “luchar contra la oscuridad”.

15 kilómetros separaban a Albán de su última morada. Compañeros de partido, dirigentes políticos y la familia, la poca que aún está en Venezuela, lo acompañaron desde la UCV hasta el cementerio del Este rezando el rosario y coreando dos consignas que retumbaban: “No fue suicidio, fue homicidio” y “justicia”.

Parte de su familia-padre, madre y hermanas- no hablaron. Vivían y padecían su dolor. Un dolor que crece dada las circunstancias. Ni ellos ni la esposa de Albán recibieron una llamada por parte del gobierno. Se enteraron de su muerte a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Su esposa y sus dos hijos están fuera del país. En Estados Unidos, específicamente de Nueva York de donde Albán llegaba el viernes 5 de octubre cuando fue detenido en pleno aeropuerto de Maiquetía.

El concejal había viajado para pasar su cumpleaños número 56 allá en compañía de su familia.

Sus hijos estudian en Estados Unidos desde hace un año. El mayor cursa fotografía en un instituto en donde fue becado por la comunidad religiosa. Su esposa se fue a principios de año para acompañar a sus hijos.

El concejal, que dejaría el cargo en diciembre, pensaba irse con su familia. Aunque no tenia nada definido, según algunos de sus compañeros, evaluaba opciones, una de ellas, tener un local para vender artesanías.

Albán no escapaba de tener miedo al ser un político y militar en un partido ilegalizado. Sin embargo, sus conocidos recuerdan que era un hombre “valiente, ecuánime, justo y a quien no le gustaba polemizar”.

Se dedicó a fortalecer la iniciativa “olla solidaria” en la parroquia San Pedro donde fue electo como concejal.

Aunque estaba alejado de la polarización y era un político de “bajo perfil”, el gobierno le cobró”, según piensan muchos de sus compañeros de partido, ser cercano a Julio Borges.

Una amistad que lo llevó a acompañar al diputado a distintas reuniones en las Naciones Unidas.

Al ser detenido giró instrucciones legales y familiares. Solo personas autorizadas podrían declarar. Su familia respetó su decisión.

Una llamada de despedida

Los teléfonos inteligentes se han convertido en “aliados” de muchos que han salido del país. No solo para mantenerse comunicados. En muchos, muchísimos casos, familias se han despedido vos Skype.

La familia de Albán se suma a esta lista. A través de esta aplicación, su esposa presenció una de las misas y parte del entierro. Debido a la mala conectividad no pudo dedicarle unas palabras a su esposo. Las últimas. El compadre y abogado del concejal, Ramón Aguilar, fue el encargado de recitarlas. En ellas se describía a Alban como un ejemplo de esposo y padre que se preocupó y ocupó por el bienestar de su familia.

Nadie tuvo una mala percepción del concejal. Todos los que lo conocieron hablaban bien de él.

La despedida a Albán congregó y junto a políticos como Eduardo Fernández, Ramón Guillermo Aveledo, Maria Corina Machado y Henrique Capriles y también a expresos políticos como el comisario Lázaro Forero, Roberto Picón, Daniel Ceballos y otros. Pero también hubo ausencias notorias como la de Henry Ramos Allup.

Los detalles

Este miércoles, William Saab se refirió a varios hechos en relación a la muerte de Albán.

Primero hizo referencia a unos resultados de la autopista que distan de lo expuesto en el certificado de defunción cuando habla de traumatismos en extremidades.

Saab también hace referencia a un almuerzo que Albán habría tenido con sus padres el día lunes y un “comportamiento extraño”. Sin embargo, los abogados de Albán desmienten que esta comida se llevará a cabo. Lo interesante de la declaración de Saab es que da luces sobre la hora del hecho: cercano al mediodía. El fiscal designado por la ANC se pronunció a las 3:38pm y el ministro Reverol, diez minutos después.

Albán sólo tuvo comunicación con sus abogados el domingo 7 de octubre y con su esposa, el lunes.

A ella le indicó que lo estaban presionando para grabar un video inculpando al diputado Julio Borges como responsable de lo ocurrido el pasado 4 de agosto en lo que el gobierno califica de atentado o magnicidio.

A sus abogados también le indicó que estaba siendo presionado Lara declarar en torno a esos hechos.

Saab mencionó que se realizó un vaciado telefónico pero su defensa no está al tanto de estas actuaciones ya que en el expediente que pudieron ver el domingo sólo estaba una supuesta orden de captura emitida el 4 de octubre cuando Albán estaba fuera del país.

La defensa le toma la palabra a Saab, quien se contradijo en sus propias versiones de si Albán estaba en el baño o no, en cuanto a revisar las experticias y van más allá. Piden una autopsia con médicos independientes sobre todo, ya que según fuentes extraoficiales aseguran que la autopsia no la realizaron médicos adscritos a ese ente y que Albán presentaba agua en los pulmones.

Mientras la oposición exige una investigación independiente, petición avalada por la ONU, la Unión Europea y varios países de la región, el gobierno-o algunos de sus funcionarios- muestran preocupación. El Cardenal Urosa manifestó que el Canciller Jorge Arreaza conversó con él y le expresó “preocupación” por la muerte del concejal aunque dio por hecho la tesis del suicidio.

Con campañas sucias en redes en contra del concejal y advertencias a periodistas de por medio, tal parece que la muerte de Fernando Albán será un caso largo y de muchas implicaciones.