Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El miedo corre en Bolívar ante el brote de difteria

vacunacion
29/09/2016
|
FOTO: @CARLOSSUNIAGAG

El último caso reportado en Venezuela fue hace 24 años. Los municipios más afectados son Sifontes y Caroní. La secretaria de Salud regional y el Ministerio de Salud activó un plan de vacunación en escuelas locales y centros de salud ante el miedo de la población.

 El Ministerio de Salud y el Instituto de Salud Pública del estado Bolívar ampliaron la jornada de vacunación en escuelas y centros de salud de la región para frenar una epidemia que había sido erradicada de Venezuela hace dos décadas.

El gobernador de la entidad, Francisco Rangel Gómez, reconoció la reaparición de la difteria y ordenó la continuación del plan de vacunación (en este caso, de toxoide tetánico y diftérico). “Tenemos todas las vacunas”, enfatizó.

Tras el anuncio, la vacunación se ha realizado en colegios, ambulatorios, centros de de salud integral y hospitales. El  pediátrico Menca de Leoni en San Félix, una de las poblaciones más pobres de la entidad, debió cerrar ante las personas que abarrotaron el centro para recibir la dosis, resenó este jueves el diario Correo del Caroní.

Oposición culpa al “monopolio” de vacunas cubanas

Américo de Grazzia, diputado opositor por Bolívar, denunció que el brote de difteria se ha agravado porque las vacunas son monopolizadas por el sistema de salud pública y son importadas directamente desde Cuba, Antes, se importaban de Francia y Estados Unidos y se distribuían en todos los centros asistenciales de la entidad, apuntó.

“Ahora las vacunas contra la difteria las monopoliza y suministra de modo exclusivo Cuba y solo en módulos públicos.Favoreciendo la exclusión”, denunció de Grazzia.

“El hecho de que haya sospechas de casos de difteria en Venezuela, expresa indirectamente que hay baja cobertura en la vacunación por parte del Ministerio de la Salud, ente encargado de proporcionar los productos biológicos. No hay justificación para que esto suceda”, expresó por su parte el epidemiólogo de Salud Miranda, Miguel Viscuña.

Médicos consultados por El Correo del Caroní denunciaron que el brote se registra desde abril y ha causado la muerte de 17 niños en diferentes puntos de Bolívar, el estado rico de yacimientos hídricos y minerales del sur venezolano. El Ministerio de Salud no se ha pronunciado por el brote.

La difteria, cuyo último caso se registró en 1992 y volvió dos décadas después, se genera por una bactería (Corynebacterium diphteriae) que se aloja en la boca, nariz y garganta. Se contagia por vía respiratoria, mediante tos y estornudos.Una vez el contagio, la incubación dura pocos días -de dos a cinco-, aunque algunos infectados no muestran síntomas pero sí pueden contagiar. Los síntomas incluyen daño en la garganta, fiebre elevada, tos, estornudos, dolor de cuello y obstrucción en las vías respiratorias por la aparición de unas membranas que impiden respirar. La mortalidad ronda el 10%.

La bacteria no solo afecta a las vías respiratorias; también produce una toxina que al entrar en el torrente sanguíneo afecta a otros órganos como los riñones, el cerebro y el corazón. Una posible complicación es la inflamación del músculo cardíaco o miocarditis. El sistema nervioso también puede verse afectado y provocar parálisis temporal.

Las jornadas de vacunación continuarán esta semana tanto en las escuelas como en módulo asistenciales. Varios usuarios por las redes sociales han reportado largas colas para recibir la inyección, en especial en la población minera de Tumeremo, en el sur de Bolívar.

Los municipios más vulnerables al brote son Sifontes y Caroní que abarcan el Arco Minero del Orinoco.