Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Vecchio destaca que petrolera china y banco turco cortan lazos con Maduro

image-2019-05-08 (4)
16/08/2019
|
FOTO ARCHIVO: AFP

Carlos Vecchio, el representante ante el Gobierno de Estados Unidos del líder opositor venezolano Juan Guaidó, destacó la decisión de la petrolera china CNPC y del Ziraat Bank de Turquía de cancelar sus negocios con el Gobierno de Nicolás Maduro, decisiones que atribuyó a las sanciones de Washington contra Caracas.

“La mayor petrolera China, CNPC, cancela negocios con el régimen”, señaló Vecchio en su cuenta de Twitter haciéndose eco de versiones de prensa, y afirmó que las “sanciones están surtiendo efecto”.

Vecchio, a quien el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, reconoce como embajador de Venezuela, consideró que “Maduro debe comprender que está aislado y debe salir del poder”.

“Estamos cercando a Maduro por donde más le duele. No va a poder seguir robando dinero a costa del hambre del pueblo”, añadió en su mensaje.

Ya el jueves, tras conocerse versiones de prensa según las cuales el banco más grande de Turquía dejó de ofrecerle servicios al Banco Central de Venezuela, al que Estados Unidos ha sancionado, Vecchio indicó también en Twitter: “¡La presión va surtiendo efecto!”.

“Un paso importante que el mayor Banco de Turquía dé la espalda al régimen criminal de Maduro. Seguimos cercándoles los métodos para robarse el dinero a costa del hambre de los venezolanos. Su única opción es salir del poder. No vamos a parar”, agregó.

El pasado 5 de agosto, Trump impuso un embargo total a los bienes estatales del Gobierno de Nicolás Maduro en territorio estadounidense, en un nuevo paso en el intento de deponer a Maduro como mandatario.

El presidente estadounidense dijo haber tomado esta decisión “a la luz de la continua usurpación del poder por parte del ilegítimo régimen de Nicolás Maduro y sus colaboradores”.

Además, citó como motivos “los abusos contra los derechos humanos”, “la interferencia contra la libertad de expresión” y “el intento de socavar la autoridad” del líder opositor Juan Guaidó, al que EEUU considera mandatario legítimo de Venezuela.

Estados Unidos tan solo mantiene medidas de este tipo contra Cuba, Irán, Siria y Corea del Norte.

El Gobierno de Trump no detalló en su orden ejecutiva qué bienes mantenía Venezuela en territorio estadounidense y en consecuencia quedan afectados por la medida.

El principal activo estatal venezolano en Estados Unidos, la petrolera Citgo, ya estaba bloqueado desde enero a raíz de las sanciones que el Gobierno de Trump impuso contra Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Además de despojar a Maduro y Pdvsa del control de Citgo, el Ejecutivo estadounidense reconoció una nueva junta directiva nombrada por la Asamblea Nacional venezolana, organismo que preside Guaidó, quien en enero pasado se adjudicó las competencias del Ejecutivo como presidente encargado del país.

Tres días después de la orden estadounidense, Maduro reiteró su alianza con China, al agradecerle “toda la cooperación” en la ejecución de un proyecto petrolero en el que participaron China National Petroleum Corp (CNPC) y Pdvsa.

“Gracias siempre, China, por todo este esfuerzo y toda la cooperación”, señaló entonces Maduro durante un acto transmitido de forma obligatoria en su país por radio y televisión.