Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Vigilarán a “cargos de confianza” del Gobierno para ver si votan

simulacro1
16/05/2018
|
FOTO | EL ESTÍMULO

Trabajadores del Ministerio de Transporte denunciaron que las personas que tienen cargos de confianza (grado 99) en la administración pública “están bajo la lupa” con motivo del evento electoral del próximo domingo 20 de mayo.

“Arriba en el despacho del ministro tienen cazadas nuestras nóminas, o sea toda la información (…) no sé si es que después van a tomar represalias o no, pero que sí tienen toda la información nuestra allí”, se detalló en unas declaraciones a las que tuvo acceso a El Estímulo.

La orden es ir a votar el próximo 20 de mayo y si bien los funcionarios señalaron que no se les pidió votar explícitamente por el presidente Nicolás Maduro, sus superiores asumen que su voto debe ser para el candidato a la reelección. “Se supone que todos los que estamos aquí -en el Ministerio- iríamos a votar por los rojos”.

“Lo que nos dijo fue que él nos recomendaba que fuésemos a votar por ese tema de que nos va tener ahí bajo la lupa (…) Nos dijo que sí estima que se vayan a tomar represalias a nivel general”, refirió la fuente anónima.

 

La intimidación se extiende hasta el mismo domingo 20 de mayo, pues una vez el trabajador ejerza su derecho al voto debe reportarlo a sus superiores inmediatos y a la sala situacional ubicada en el Palacio de Miraflores, enviando su cédula de identidad a un número que ya les fue especificado.

Según se indicó, los empleados fueron exhortados a votar en horario matutino porque se prevé que hayan “inconvenientes” ese día.

Las presiones políticas a las que están sujetos los trabajadores de la administración pública han sido denunciadas en múltiples oportunidades, sobre todo en épocas electorales. A través de constantes mensajes de texto, comunicados internos, videos y notas de voz, los funcionarios se les conmina no solo a asistir obligatoriamente a las concentraciones chavistas sino también a salir a votar, siempre bajo el temor del despido.