Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Voluntarios de la UCV salvan a manifestantes en la línea de fuego

Primeros-Auxilios-PTP-Documental
11/04/2017
|
FOTO: PTP DOCUMENTAL

Rescatistas de Primeros Auxilios de la Universidad Central de Venezuela se adentran en la primera línea de fuego para atender a los heridos y afectados que deja la represión de las manifestaciones en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

Han salvado a personas de la asfixia en medio de una humareda de gases lacrimógenos. También han curado quemaduras, atendido contusiones y heridas por perdigones. Al grito de “médico, médico”, aparecen para auxiliar a los manifestantes asediados por la represión policial.

La brigada de atención Primeros Auxilios UCV nació en la época de las protestas por “La Salida”, en 2014, y revivió el pasado martes 4 de abril, cuando la oposición convocó a la primera movilización tras conocerse las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que anulaban oficialmente las competencias de la Asamblea Nacional, ya arrebatadas de hecho

Daniella Liendo y Federica Dávila, dos estudiantes de segundo y cuarto año de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV), respectivamente, habían pertenecido al grupo de rescate hace tres años. Ahora se encontraron sin querer el martes en la marcha opositora. Ambas habían acudido preparadas con insumos para ayudar en caso de que fuera necesario. Y fue. Como pudieron, y con lo que tenían a la mano, apoyaron a quienes las necesitaron.

Primeros-Auxilios-UCV

“Cuando salimos de ahí reactivamos a los viejos rescatistas y empezamos a formar a nuevos. Esta vez estamos más conscientes de la responsabilidad que tenemos y estamos extremando los cuidados. Nos han contactado médicos especialistas que quieren unirse a nosotros y gente del exterior que nos está enviando insumos y medicamentos que aquí no se consiguen”, cuenta Liendo a El Estímulo.

El jueves siguiente eran cuatro rescatistas y una semana después ya contaron a 21 voluntarios. “Podríamos ser más, pero no tenemos más máscaras”.

La estrategia la afinan día a día. Como el destino de las últimas movilizaciones opositoras no ha sido anunciado de antemano, se aseguran de estar preparados desde el primer momento.

Todos los brigadistas llevan un casco blanco con cruces verdes, tienen máscaras antigás y un bolso en el que transportan inhaladores, gasas, antisépticos, cremas con antibióticos, pomadas para quemaduras, vendas, agua oxigenada, Povidine, adhesivos, guantes, tijeras, tobilleras y cabestrillos, colirio y Dencorub.

Muy temprano definen el punto de encuentro y dividen el grupo en tres: unos entran al conflicto en caso de que se presente, otros se ubican en la parte de atrás para atender a las personas que vayan evacuando, y en uno de los laterales ubican a especialistas para tratar a heridos de mayor gravedad.

Jóvenes pero con experiencia

 

Empezaron a salvar vidas incluso antes de tener una licencia para practicar la medicina en un centro asistencial, y sin embargo se han formado para hacerlo bien.

“Hay muchos médicos que van a manifestaciones, pero no todos están preparados para atender en medio del conflicto. El jueves (6 de abril) en la autopista un médico le daba vinagre a un muchacho para contrarrestar los gases. Es lo peor que se puede hacer. Son ácidos y se potencian. Otra le exprimía una herida a un manifestante en medio del humo de las bombas y eso lo que hacía era exponer más la herida”, relata Dávila.

Para los muchachos de Primeros Auxilios UCV, que además cuentan con voluntarios de Odontología de la Universidad Santa María, está claro que no es lo mismo atender a una persona en el ambiente controlado de un hospital que “en medio de la guerra”.

Lo que vivieron en 2014 las marcó y las preparó para la represión de este año que, ambas coinciden, ha arreciado.

“Una vez tuvimos que armar un collarín con un pedazo de cartón. A un muchacho lo golpeó una bomba y no teníamos cómo atenderlo e improvisamos y lo referimos a un hospital”, dice Dávila.

Primeros-Auxilios-UCV-Cortesía

Y así como sienten cambios en el control policial, también los ven entre los manifestantes.

“En 2014 era raro que nos encontráramos a alguien conocido. Ahora me tocó atender a uno de mis compañeros más cercanos de la universidad que protegió a una mujer y evitó que le dispararan una bomba lacrimógena a quemarropa”, señala Liendo.

Además han visto a más gente de la tercera edad en las marchas que se reúsa a retirarse en el momento del conflicto y que, en cambio, prefiere permanecer en el lugar para aupar a los más jóvenes que tienen la fuerza suficiente para devolver las agresiones.

“Antes eran 100 chamos que siempre se quedaban en el momento de la represión. Ahora son los mismos 100 chamos, más el movimiento estudiantil, los dirigentes de la oposición y la sociedad civil. También creo que el objetivo ha madurado. Antes solo luchaban por la salida de un partido político del poder, ahora los motivos son diferentes: necesitamos que la gente deje de pasar hambre, que lleguen las medicinas al país, la gente pide un cambio social”, analiza Liendo.

La frustración de la escasez de medicamentos no les da tregua a los rescatistas. Durante las protestas del lunes 10 de abril, cuando la oposición intentó sin éxito marchar hasta la Defensoría del Pueblo y por cuarta vez fue reprimida a la altura de Chacaíto, Liendo recibió a un muchacho que se había quemado con una bomba lacrimógena cuyo calor había traspasado el guante que él llevaba puesto.

“Sin pensarlo mucho busqué en el bolso Protosulfil (un cicatrizante), como acostumbrada a que en 2014 sí lo tenía, y esta vez no había. Nadie tenía. Lo limpiamos como pudimos, lo vendamos y le dijimos que necesitaba otro medicamento que debía buscar”.

Primeros-Auxilios-María-Emilia-Jorge

Para volver a tener inventario, Primeros Auxilios UCV realizó este martes una recolecta de insumos y medicamentos en la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, en Las Mercedes, Caracas; pero además tienen puntos de acopio en Miami, Houston, Washington DC y Nueva York, Estados Unidos; Ciudad de Panamá, Panamá; Madrid y Barcelona, España; Bogotá, Colombia; y Lima, Perú.

Sus datos están disponibles en la cuenta de Instagram @primerosauxiliosUCV, para cualquier persona que desee realizar una donación.

error: Alerta: Contenido protegido

escorts london