Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

A patadas contra todo

portada-MS-Clímax
06/07/2017
|
FOTOGRAFÍA: AFP

La barbarie se vivía en Caracas, donde diputados eran agredidos en un nuevo asalto al Poder Legislativo, mientras en Perú se repasaban las violaciones a Derechos Humanos en Venezuela. Las agresiones vistas en el Palacio Federal Legislativo es la que sienten a diario los pacientes venezolanos, como lo demuestran los registros llevados a la reunión de la CIDH en Lima

La coincidencia era estremecedora. Mientras “los matones de Maduro”, como los ha llamado la prensa peruana, asaltaban la Asamblea Nacional y herían diputados y empleados del hemiciclo, tenía lugar el 163 Período Extraordinario de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Lima. Un evento que iba del lunes 3 hasta el viernes 7 del presente mes. Y el 5 de julio, cuando el parlamento venezolano sufría el salvaje ataque de bandas subordinadas a la dictadura, se discutían a puertas cerradas las “Denuncias de violaciones de derechos humanos en Venezuela”.

Atentos al Twitter para informarnos de la situación en el Palacio Federal Legislativo, seguíamos también los comentarios alusivos a la sesión de la CIDH, en Lima, a la que habían asistido varios venezolanos. La simetría entre los dos hechos era absoluta. Las patadas y mandarriazos que los criminales vestidos de rojo asestaban a los parlamentarios eran la representación gráfica de la terrible agresión que los gobiernos chavistas han perpetrado contra la sociedad venezolana; y con efectos especialmente devastadores, contra los niños.

A continuación, traemos los tuits de Examen ONU Venezuela @VE_ONU, que iban apareciendo mientras las paredes de la Asamblea se teñían de sangre.

“La rectoría en materia de infancia ha transitado por 5 ministerios distintos, pero ninguno ha cumplido sus funciones”.

“Persisten severas limitaciones en el suministro de medicamentos e insumos indispensables para la atención de los niños”.

“Nos preocupa la inoperancia del Sistema de Protección y una acción pública no coordinada y debilitada, dice @cecodap”.

“Violencia contra los niños y adolescentes se ha convertido en los últimos años en un problema de salud pública”.

“Plan de Acción (2015-2019) @unicefvenezuela indica que la tasa de homicidios en adolescentes es la más alta de la región”.

“La reforma penal de la LOPNNA complicó atención de los adolescentes victimarios. No hay evaluación de las consecuencias”.

“Reivindicamos el derecho a la manifestación pacífica que tienen todos los niños y adolescentes “.

“Rechazamos intento de criminalizar, estigmatizar, manipular, menospreciar o patologizar el derecho a la protesta pacífica”.

“Condenamos el uso real o simbólico de niños o adolescentes en hechos violentos en el marco de manifestaciones públicas”.

“Representante del Estado indica que los CLAP han sido respuesta a crisis. CLAP son discriminatorios y obstaculizan acceso libre a alimentos”.

“Preocupa que autoridades recurran al Vaticano o agencias ONU para presentar un problema sin asumir sus responsabilidades”.

“El Sistema de Alimentación Escolar fue centralizado. Pocas escuelas tienen alimentos en variedad y calidad adecuadas”.

“Existen suficientes casos documentados donde los niños afirman que participan en las protestas para conseguir alimentos”.

“Nos preocupa dificultades para acceso de alimento indispensables para el crecimiento y desarrollo adecuado de los niños”.

“Rechazamos el silencio y carencia de cifras oficiales del Instituto Nacional de Nutrición y en el  SISVAN”.

“CLAP administran la escasez de alimentos para la población, no se prioriza a niños ni aplica criterios nutricionales”.

“Datos de organizaciones como @caritasdevzla demuestran que la situación nutricional ha empeorado de forma vertiginosa”.

“Las vacunas se cotizan en dólares atentando contra la salud de población infantil”.

“Boletín Epidemiológico del 2016: el Ministerio de Salud admitió que murieron 11.466 niños, incremento del 30,12%”.

El Observatorio Venezolano de Salud, @ovsalud, puso estos tuits:

“@codevida: Hemos denunciado ausencia de vacunas pentavalente, neumo 13 valente, rotavirus y toxoide diftérico”.

“@Fernanpereirav: No puede celebrarse independencia si niños no tienen suficiente comida, medicinas, protección contra la violencia”.

“Existen suficientes casos documentados donde los niños afirman que participan en las protestas para conseguir alimentos”.

“Venezuela no garantiza disponibilidad de fármacos esenciales para infantes”.

“Acudir a un hospital, clínica o farmacia y no contar con medicamentos es una violación del Estado del Derecho a la salud”.

“El retraso del crecimiento de los niños venezolanos es un problema que el gobierno ya no puede permitirse ignorar, cada día son más”.

“Cada día aumenta el número de niños con baja estatura por desnutrición. Esta en la cara de la pobreza en Venezuela”.

En su cuenta de Twitter, la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida, @codevida, escribió:

“El Plan de Acción (2015-2019) de Unicef con Venezuela indica que la tasa de homicidios en el país supera a la región”.

“La rectoría en materia de infancia ha transitado por cinco ministerios pero ninguno ha cumplido las funciones más básicas”.

“Juan Andrés George tuvo que irse de Venezuela para recibir tratamiento contra el cáncer”.

“Trasplantados de hígado en riesgo de perder su órgano

“Usuarios continúan reportando fallas en la entrega de #Viraday. Sólo en junio atendimos más de 60 llamadas que denuncian la falta del #ARV”.

“Existe escasez de medicamentos para enfermedades crónicas que el Gobierno intenta desconocer”.

“En el JM de los Ríos escasean seis de los siete medicamentos para la leucemia linfoblástica”.

Al mismo tiempo, mientras los criminales mantenían secuestrados 120 trabajadores de la Asamblea, 108 periodistas y 94 diputados demócratas, la periodista @Mariengracia Chirinos clamaba:

“María Milagros murió en el Hospital Ruiz en Bolívar por falta de un ventilador mecánico neonatal”.

“Los niños en Venezuela están #Huérfanosdelasalud”.

“@ArmandoAltuve: Gobierno gastó $65MM importando equipos neonatales, pero no hizo mantenimiento”.

“Venezuela ha incumplido las metas del milenio por fallas en atención neonatal”.

“La ausencia de antibióticos y medicamentos para niños en Venezuela los hace #HuérfanosDeLaSalud”.

“Madres peregrinan para buscar dónde atender a niños con desnutrición grave”.

“@MPvenezolano debe procesar denuncia sobre muerte de niños en JM Ríos y establecer responsabilidades”.

“Principal hospital pediátrico del país JM de los Ríos está en crisis sin respuesta autoridades”.

“Equipos de atención neonatal no reciben mantenimiento en hospitales pediátricos. Han muerto niños por falta de incubadoras que no llegaron por un convenio fallido con Argentina”.

“Los niveles de desnutrición aguda es de 9% de acuerdo a Cáritas Venezuela, dice @carlosmtrapani”.

“En Venezuela, las vacunas no se consiguen porque se rompió la cadena de frío”.

“En Venezuela no se consigue la penicilina, medicamento indispensable según la OMS”.

 

Hay muchos más. El cañamazo de tuits configura una situación desesperada. Es una verdadera tragedia humanitaria. No solo no se ha exagerado, sino que no se ha presentado la tragedia en sus reales dimensiones.

La simetría es espeluznante: los malandros irrumpen a batazos contra los diputados y periodistas, pero ya Maduro tiene años haciendo exactamente lo mismo contra los niños y los enfermos venezolanos. Somos rehenes de una mafia implacable.