Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Art Basel: donde todo lo que brilla sí es oro

Foto3-AP
11/12/2015
|
TEXTO: ANA MARGARITA HINES | FOTOS: ANA MARGARITA HINES Y AP

Cada año la feria internacional Art Basel reúne a la crema y nata del arte contemporáneo. Artistas, coleccionistas, emprendedores y más de un curioso aspiracional fisgonean estos espacios donde el verde dólar brilla mucho más que un cuadro de Picasso

Una vez más, la ciudad de Miami alojó a la prestigiosa feria internacional de arte: Art Basel. La exposición dio cita a obras de artistas de todo el mundo. Las galerías más importantes exhibieron pinturas, dibujos, esculturas, instalaciones, grabados, fotografía, cine, video y arte digital. Asimismo, aprovecharon la ocasión para difundir la labor de maestros consagrados y artistas emergentes. Pero Art Basel no fue solo plástica. A su alrededor orbitaron otras disciplinas: arquitectura, moda, música y mercado del lujo

Isabela Villanueva, curadora de arte, no pierde oportunidad de recorrer la feria en cada una de sus ediciones. Reconoce su importancia como espacio de reflexión, difusión y debate de las bellas artes. “Es imponente. Hay tantas galerías y stands. Van rotando las obras en tanto se van vendiendo. Hay distintas secciones y propuestas interesantes que uno termina impelido a ir día a día”. No todos los marchands, sin embargo, pueden figurar en la lista de expositores y armar su tarantín. “La participación es carísima, que aparte debe ser aprobado por un riguroso comité de selección”, aclara Villanueva. “Entonces solo hay espacio para ver arte que es más bien comercial y que gusta a los coleccionistas” remata.

Foto5-web

Art Basel Miami no es la única feria importante en estos días. También abren sus puertas: Design Miami, Nada, Scope, Untitled, Pinta, entre otras. Las distintas expos que se llevan a cabo están distribuidas a lo largo y ancho de Miami Beach. “Además, las grandes colecciones privadas y museos organizan toda una programación especial. Basel es una maratón para el mundo del arte. Se celebran fiestas, cócteles, toques de dj’s y un sinfín más de eventos”.

La crónica del color

Mi primer día #artbaseling comenzó en la feria Pinta, ubicada en Mana Wynwood. Conseguí un pase para el opening. En este solo hubo acceso para artistas y coleccionistas. A las 7:30 p.m. me reuní en la entrada con uno de los miembros de la directiva de CIFO —Cisneros-Fontanals Art Foundation—, quien me invitó a que la acompañara en la noche. Pinta se concentra exclusivamente en arte contemporáneo, concreto, neo-concreto y conceptual de artistas latinoamericanos, españoles y portugueses. “La idea de Pinta es darle a la gente la confianza de que pueden comprar el trabajo de un arista emergente. Si está en Pinta es porque lo estamos mirando con ojos de proyección internacional. No se trata de artistas que hoy valen y mañana no”, aseguró Costa Pauser, director de la feria.Entre los artistas venezolanos presentes se destacan Suwon Lee, Carla Arocha y Alberto Sánchez.

Sánchez fue contratado el año pasado para diseñar y realizar un mural de 40 metros en Wynwood-Miami para Art Basel. “Este es mi primer año como expositor. Exhibo tres piezas que se basan en formas puramente geométricas construidas en dos dimensiones para dar una ilusión tridimensional por medio de la aplicación de colores contrastantes y el uso de sombras virtuales”, glosa su obra Sánchez. Las piezas acarrean el legado de los maestros del cinetismo criollo: Cruz Diez y Jesús Soto. “Mis principales fuentes de inspiración”, concluye Alberto. Por su parte, Suwon Lee, reafirmando su propósito de desaparecer su vida —“Vendí mi casa, me divorcié, quemé toda mi obra anterior”, arde Lee— abre una nueva etapa con Mukti Room. Es una videoinstalación dentro de una sala de tres metros por tres por tres. El espectador entra a una proyección de vídeo con varias imágenes que muestran el paso del tiempo: time-lapses del sol por el horizonte, un ramo de flores floreciendo y diversas situaciones en las que se enfoca la luz para acentuar la fugacidad de la vida. El sonido profundo y largo del mantra OM envuelve a la sala e invita a la experimentación del yo como conciencia atemporal. El exterior de la sala está recubierto con afirmaciones Mukti, grabadas en placas de alucobond. En la filosofía india, Mukti significa emancipación o liberación del samsara, el ciclo de muerte y renacimiento.

Foto1-AP

La galería venezolana Henrique Faria erigió su carpa en el salón principal, en el Convention Center. Su directora es Eugenia Sucre y se enfoca en arte abstracto y conceptual de Latinoamérica. Henrique Faria ha llevado sus exhibiciones hasta el Grand Palais de París. El stand que tiene en Art Basel lleva una personalidad tan definida como la de Henrique, quien viste con un largo blazer de color fucsia y un manojo de collares de semillas de peonia. Su amabilidad y sonrisa son iguales de transparentes que su orgullo por el país. “Para la galería Henrique Faria —Nueva York & Buenos Aires—, participar en una feria del calibre de Art Basel Miami Beach constituye un merecido reconocimiento para todos y cada uno de los artistas que representamos. La presencia latinoamericana es motivo de orgullo para los que venimos trabajando en esto. Significa haber llegado a la cúspide de las ferias de arte. Este es nuestro sexto año consecutivo. En esta oportunidad hemos decidido hacer énfasis artistas contemporáneos como Luis Molina-Pantin, Mercedes Elena González, Emilio Chapela, Alessandro Balteo Yazbeck, Diana de Solares, Elizabeth Jobim, Luis Roldán y Emilia Azcárate”, vuelve Eugenia Sucre. ¿Por qué crees que es tan importante esta feria? “La creación de departamentos especializados en arte latinoamericano en instituciones museísticas internacionales significa que existe demanda e interés por el arte que se produce en nuestros países. La única manera de mostrar lo que se produce en América Latina es estando presente en las mejores ferias del mundo y Art Basel Miami Beach es una de ellas”, respondió.

Juan David Hernández es marchand d´art. Se dedica al asesoramiento y negocio de obras de arte. Aprovecha estos días para buscar nuevos artistas a quienes representar y tejer relaciones con coleccionistas y galerías. Le interesan nombres como el de Damien Hirst. Hirst es reconocido internacionalmente como el artista vivo más rico del Reino Unido. Su fortuna roza los 215 millones de libras esterlinas. La muerte es el tema central de su obra. Se hizo famoso por una serie de animales que conservó en formaldehído. Incluyó a un tiburón, una oveja y una vaca. En esta oportunidad, la galería White Cube expone The Incomplete Truth. Una paloma suspendida en pleno vuelo en formol. Con esta paloma, que simboliza el Espíritu Santo y la paz, el hacedor pretende demostrar que la verdad no se puede encontrar en lo absoluto, sino más bien en las dualidades y las tensiones entre ellos. La galería White Cube también muestra una fotografía del alemán Andreas Gursky, se llama Dubai World I. Andreas trabaja en gran formato con imágenes en color procesadas digitalmente. Esta gigantografía está a la venta por medio millón de dólares.

Otro flâneur de estos pasillos es Ella Fontanals-Cisneros, coleccionista de arte y fundadora de Cisneros Fontanals Art Foundation (CIFO). Aprovecha esta semana para ver el mundo del arte de forma más global. Nacida en Cuba y criada en Venezuela, Ella es una filántropa y empresaria con una pasión inquebrantable y un ojo infalible para el arte y el diseño contemporáneo. Una verdadera internacionalista cuya generosidad, visión y dinamismo han hecho un impacto significativo en la comunidad del arte contemporáneo. Comenzó su colección de arte en año 1970, y exhibe sus obras en su museo privado en Miami.

Foto4-AP

Con mucho entusiasmo describió su búsqueda de este año como si fuera la primera: “Voy a la aventura. Quiero visitar galerías de artistas de mediana carrera. Los tengo abandonados desde hace un tiempo ya que estaba muy enfocada en el arte cubano. Para mí, caminar la feria, es estar en búsqueda de lo nuevo y lo diferente, no de lo obvio”. “Todo el año, las galerías me contactan y mandan sus catálogos. Tengo de primera mano toda la información. El director de Basel este año se reunió conmigo para enseñarme lo que venía y me dio un norte. Me interesa ver el arte americano. Me quiero meter un poco más en eso. También me interesa ver qué galería de Miami tienen arte cubano”, finaliza.